Todas las entradas de: José Antonio Bustamante Pérez

Empresario, 25 años dedicado a la exportación y una breve incursión en la Administración Pública (Delegación de Turismo de Sanlúcar de Barrameda). Ha participado en campañas políticas, etc.: A nivel local (Sanlúcar de Bda.). Actualmente inmerso en un proyecto que aglutine partidos independientes en la provincia de Cádiz.

El Gobierno y las violaciones

El Gobierno y las medidas antiviolación causan estupor

Las medidas para evitar violaciones

El Gobierno de Rajoy, el que tan acostumbrado está a violar derechos fundamentales y el orgullo de los ciudadanos, parece que se ha tomado en serio las violaciones físicas contra las mujeres. Cuando digo ‘parece’, quiero decir justamente eso, que lo parece. Pero nada más lejos de la realidad. Las medidas para su prevención que han colgado en la web del Ministerio del Interior no solo son una burla hacia ellas, sino que además son un burda ‘copia y pega’ de unas medidas publicadas hace ya 7 años en un medio de comunicación ecuatoriano.

Si desde el Ministerio estuvieran de verdad preocupados por este asunto lo habrían tratado con bastante más respeto y profesionalidad. Habrían contado con expertos de distintos sectores y con asociaciones de mujeres, en vez de confiarle el tema a un funcionario para que copie textualmente, palabra por palabra, medidas publicadas en otro país en 2007. De nada sirve que hayan salido ahora diciendo que esas medidas ya estaban publicadas en la web de la Guardia Civil anterior a esa fecha, ya que eso tampoco les deja en muy buen lugar.

Posiblemente, de haber contado con personas preparadas, les hubieran aconsejado en vez de comprarse un silbato, educar desde pequeños en el respeto mutuo. En la paridad entre hombres y mujeres. A buen seguro les hubieran recomendado aumentar las partidas presupuestarias relativas a políticas de igualdad. Y ese es realmente el problema: no les interesa para nada esos consejos. Ellos son más de separar las aulas por sexo, siguiendo las directrices de esos centros privados, que afirman que los chicos y las chicas ‘tienen ritmos diferentes’, o que el hombre ‘es más apto para actividades de profunda concentración’.

Los recortes del Gobierno

No quiero aburrir a nadie con cifras y porcentajes de recortes, pero tan solo daré dos datos. El presupuesto para el Instituto de la Mujer ha pasado de ser en 2011 de 20.652.300 euros a 13.603.840 euros en 2013. Por otro lado el presupuesto total de Igualdad más Violencia de Género ha bajado en el mismo período de 61,6 millones a 41,1 millones de euros. Para 2014 el presupuesto se redujo en un 1,45% adicional. Es aquí donde radica realmente el problema. En este Gobierno, ni las mujeres que forman parte de él creen en la igualdad de géneros. Esa es la única explicación de la chapuza que han cometido con esas supuestas medidas para prevenir las violaciones. Sin duda son de la opinión que, al igual que deben echar las cortinas al anochecer para no ser vistas, deberían ir con burkas para no provocar. Más pronto que tarde pondrán como sintonía para sus mítines la famosa canción de Manolo Escobar que prohibía a la mujer ponerse minifalda para ir a los toros.

Lo triste de esta situación es que siempre encuentran quien justifique sus desvaríos. El miércoles por la noche, en un programa de Telecinco, presentado precisamente por cinco mujeres, alegaban que se trataban de medidas preventivas y que no las veían tan mal.

Concretamente, lo de llevar un silbato decía una de ellas que ya le aconsejaba su madre, de jovencita. No creo que haga falta decir por dónde se pueden meter el silbato algun@s, ¿verdad?

Democracia secuestrada #decretoley

Una democracia necesita debate para no estar secuestrada

Por decreto leyEn una democracia parlamentaria como la que tenemos, el Poder Legislativo, el Congreso, es el encargado de concebir las leyes. El Gobierno, tenga mayoría absoluta o no, las debate con el resto de grupos que, recordemos, son los representantes de todos los ciudadanos, y posteriormente son votadas. La Constitución prevé en su artículo 86 que ‘en caso de extraordinaria y urgente necesidad’ el Gobierno puede evitar el debate dictando Decretos leyes por el procedimiento de urgencia. Estas disposiciones legislativas, además, entran en vigor en el acto.

El problema, lógicamente, es el mal uso y abuso que se puede hacer de esta norma, convirtiendo lo que debe ser extraordinario en ordinario y lo perfectamente aplazable en urgente. El Gobierno de Mariano, El Regenerador, ha cogido como costumbre imponer las leyes que considera oportunas por este método, saltándose de esta forma a la torera el debate democrático y transformando la mayoría absoluta en una mayoría absolutista.

26 leyes por decreto ley en democracia

El pasado 4 de julio, fieles a su estilo, volvieron a acometer un atropello a las libertades aprobando un decreto-ley que modificaba de golpe y porrazo, nada más y nada menos, que 26 leyes que afectan a nueve ministerios distintos. Los asuntos son muy dispares y variopintos, y muchos de ellos carecen absolutamente de esa urgencia que exige la Constitución. La creación de un registro de empresas cinematográficas, la regulación de drones o de las empresas de trabajo temporal, generar marcos para poder cerrar y privatizar aeropuertos o la celebración de los 120 años de la Primera Exposición Picasso en La Coruña no me parecen temas que se tengan que aprobar en 24 horas. Sin embargo, la medida que más escándalo ha causado ha sido la privatización del Registro Civil a favor de los registradores mercantiles. Recordemos que Rajoy es registrador en excedencia.

El BOEDurante el año 2012, el Parlamento aprobó un total de 25 leyes. Pues bien, durante el mismo ejercicio el Gobierno promulgó 29 decreto-leyes. Es decir, más leyes aprobadas sin ningún tipo de debate que con debate. La enorme mayoría de ellas, como podréis imaginar, ni eran urgentes ni eran extraordinarias, pero usurparon el derecho constitucional a los demás partidos de poder deliberar sobre ellas. Con la mayoría absoluta que disfrutan es a todas luces innecesario abusar de los decreto-leyes, y demuestran que lo hacen, única y exclusivamente, para hacer ostentación de su poder. Poseen, además, el dudoso honor de haberse convertido en el Gobierno que más uso ha hecho de esta norma desde que se instauró la Democracia. Una democracia, robada, secuestrada, que usan a su antojo y que los ciudadanos exigiremos en la urnas que nos sea devuelta. Tienen las horas contadas.

Profesión: Falseador de cuentas #Gowex

El control en las cuentas privadas y públicas

Foto: Web Gowex
Foto: Web Gowex

Lo ocurrido hace unos días con la sociedad Gowex ha suscitado muchas críticas en cuanto a la falta de control y fiscalización de las empresas. En un principio puede chocar escuchar a su presidente decir que llevaba cuatro años falseando las cuentas de la empresa, pero en realidad, si lo pensamos fríamente, no es más que una práctica que nuestros dirigentes políticos llevan a cabo sin mostrar el más mínimo rubor. Políticos que, por cierto, agasajaban sin parar a la citada Gowex con premios, subvenciones y créditos blandos, además de pasear a su presidente por EEUU, como un ejemplo del nuevo empresario español.

Los falseadores de cuentas han existido siempre, al igual que los falsificadores de obras de arte. Pero sin duda la profesión ha adquirido una especial relevancia, y un esplendor sin igual, con la llegada al poder de Rajoy. Ya en octubre de 2011, con el actual presidente esperando para asaltar la poltrona, la Xunta de Galicia cerró su ejercicio contable casi dos meses antes de la media de la última década. Pretendían de esta forma evitar una debacle económica y quedar retratados como la Comunidad más endeudada de España. Ese galardón, finalmente, se lo lleva otra región del mismo signo: Valencia.

Una vez con Rajoy en lo más alto, anunciaron que debían hacer recortes que en principio no tenían previstos, ya que la deuda recibida era mucho mayor de lo que esperaban. Y, en efecto,tenían razón, aunque olvidaron señalar que esto fue debido a que tres de sus CCAA, a saber Madrid, Valencia y Castilla y León mintieron sobre sus deudas. Este engaño, además de un ridículo mayúsculo ante Europa, supuso un recorte adicional de 4.000 millones.

Eurostat y Rajoy

En 2013, Eurostat volvió a corregir a Rajoy situando a España como el país con el déficit más alto de toda la UE durante el año anterior. Esta vez el descuido de nuestro gurú falsificador fue olvidar que las ayudas a la banca con fondos públicos se pagan con dinero de todos los españoles y, por tanto, computan como déficit. Esto es algo que el Gobierno sabía con creces, sin embargo nos mintieron a todos en rueda de prensa afirmando que esto no sería así.

Hace tan solo unos días, la CE emitió una nota de prensa en la que se afirmaba que se iniciaba una investigación formal “por la posible manipulación de estadísticas en la Comunidad Valenciana. Se examinará si la declaración errónea, de forma deliberada o por negligencia grave, de los gastos realizados en esa comunidad autónoma tergiversó los datos nacionales de déficit y de deuda de España a lo largo de varios años”. Más de lo mismo. Una Comunidad perteneciente al PP que miente durante años sobre sus deudas para rebajar de forma ficticia su déficit y, de paso, el del conjunto de la nación. La multa, en caso de confirmarse, podría alcanzar los 2.000 millones que, por supuesto, pagaríamos entre todos.

La profesión de falsificador de cuentas sea, posiblemente, la que mayor salida tenga en estos momentos. Se buscan a magos de las estadísticas que sean capaces de subir el PIB en 4,5 puntos por habérsele ocurrido meter las drogas y la prostitución en el cómputo. Se realizan castings de prestidigitadores del cálculo para rebajar la población activa y aparentar de esta forma tener menos desempleados. Pero que no se le olvide ni al gurú ni a sus discípulos: la manipulación de las cifras del paro no harán disminuir las colas ante las oficinas del INEM, al igual que subir la riqueza de forma irreal no hará que la gente deje de buscar alimentos en los contenedores. Esa, señores falsificadores, es la triste realidad.

 

Otros artículos relacionados:

Campeones de la Championes League del paro

Rajoy y la regeneración – La lista más votada

Rajoy propone que en ayuntamientos gobierne la lista más votada.

 

Foto: internet
Foto: internet

Estamos acostumbrados a que nuestros políticos, conforme se van acercando unas elecciones, se lancen a promulgar todo tipo de propuestas con el fin de ganar adeptos. Algunas veces la intención no es otra que desviar la atención sobre las críticas que están generando sus políticas. Otras veces no son más que promesas que sus electores quieren escuchar, aún a sabiendas de que no van a cumplir ni una. Ahora llaman a eso ‘populismo’, refiriéndose a otros partidos, pero en el PP es algo que saben hacer muy bien desde hace muchos años. Sin embargo hay ocasiones en las que no son simples ocurrencias. Esas son las realmente peligrosas. Cuando las propuestas que sueltan como si se les acabara de ocurrir, pero en el fondo son perfectamente meditadas y calculadas al milímetro, es cuando verdaderamente debemos preocuparnos. Esta semana, bajo el manto de la ‘regeneración democrática’, Rajoy nos ha traído dos asuntos que considera claves para tal fin. El primero es justamente a lo que me refería sobre los populismos: plantear la reducción de aforados, cuando están aforando en contra de la opinión de todos los demás partidos, e incluso el presidente del Congreso lo califica como chapuza, es un chiste de mal gusto. Pero el segundo asunto es una declaración de intenciones en toda regla. Tienen previsto aferrarse al sillón y no van a dudar en cambiar las reglas del juego si fuese necesario para conseguirlo.

Ya, durante su primer año de gobierno, lanzaron el globo sonda de rebajar en un 30% el número de concejales en los ayuntamientos. La idea no prosperó ya que ni los suyos estaban de acuerdo con esta medida. Poco después realizaron otro experimento en Castilla-La Mancha. Primero Cospedal modificó la Ley Electoral para ampliar el número de escaños de 49
a 53, viendo que ese aumento le era favorable. Tan solo 371 días después, propuso rebajarlos a menos de la mitad, 25 concretamente, al ver los pésimos sondeos de su gestión. Finalmente, en marzo de este año, y gracias a su mayoría absoluta, sacó adelante esta segunda reforma que puede que le ayude algo en mantener su trono. Me gustaría ver los titulares de algunos diarios de haberse producido esto en Venezuela, por poner un inocente ejemplo.

Rajoy propone ahora que en los ayuntamientos gobierne el alcalde de la lista más votada.

Puede parecer una propuesta lógica, pero nada más lejos de la realidad. Las encuestas vaticinan que pueden perder numerosos municipios, entre ellos Madrid y Valencia, si los partidos de izquierdas se coaligan. Impedir que en los ayuntamientos se vea expresada la voluntad de los ciudadanos es un órdago que no vamos a permitir bajo ningún concepto. Ni es constitucional, ni vamos a consentir golpes de Estado a la democracia a través de las Instituciones por parte de estos ineptos.

Si estuviera preocupado por la regeneración democrática, ya está tardando en dejar de meter la mano en los asuntos judiciales. Si pretende que la propuesta quede mínimamente creíble, ya puede empezar por expulsar al alcalde de Brunete por intentar comprar a concejalas de la oposición o a Cotino por quererse hacer de oro a costa de los dependientes. Esto solo por hablar de casos de los últimos días, porque si retrocedemos en fechas su partido quedaría ilegalizado. No sea más sinvergüenza, presidente, háganos un favor y cállese.

El Rey, abdicación y políticas pequeñas #elreyabdica

Hemos tenido casi 40 años para redactar y debatir sobre esa Ley de Abdicación, ¿por qué ahora en pocos días hay que hacerlo todo?

Sin duda serán muchas y variadas las razones por las que habrán instado al Rey que abdique, haciéndole ver que una retirada a tiempo equivale a una victoria. Lógicamente desde la Casa Real no tienen más remedio que comunicar que la decisión ha sido personal del monarca, y que en nada ha influido la situación política actual. Sin embargo, los malos resultados en las europeas de los dos grandes partidos y la decisión de Rubalcaba de abandonar la Secretaría General del PSOE, han debido pesar como una losa.

La celeridad con la que las instituciones del Estado están tramitando la decisión del Rey, para que todo pueda estar listo para el próximo día 19, da mucho que pensar. El Senado incluso se ha saltado a la torera su propio reglamento al convocar un pleno para votar la ley en lectura única para el martes 17 de junio, cuando ni siquiera ha recibido el texto del Congreso, ya que no lo aprobará hasta el 11 de junio. Hemos tenido casi 40 años para redactar y debatir sobre esa Ley de Abdicación, ¿por qué ahora en pocos días hay que hacerlo todo? A mí, la impresión que me da, es que lo hacen de esa forma precisamente para eliminar cualquier atisbo de debate tanto en las Instituciones como en la calle.

El PSOE, o más bien Rubalcaba, parece tener decidido su voto que para nada coincide con la que muchos de sus militantes manifiestan públicamente. Espero que no impongan la disciplina de voto, dejando que sus diputados lo hagan libremente actuando como representantes del pueblo y no de su partido. Habría que recordar que en 1978 el PSOE se abstuvo cuando se votó que “la forma política es la monarquía parlamentaria”. El motivo esgrimido entonces fue que “ninguna generación puede comprometer la voluntad de las generaciones sucesivas”. ¿Qué ha cambiado?

Pero como siempre en estos asuntos, suele ser el PP quien nos deja los grandes titulares y son sus políticos, junto a su Fiscal General, los que no pueden evitar convertirse en los auténticos protagonistas. En ocasiones anteriores, cuando se le ha preguntado a Rajoy sobre la Monarquía o sobre una reforma de la Constitución en ese sentido, siempre ha respondido que “no toca”. Sin embargo, ahora que no puede negar que sí toca, no se le ocurre decir otra cosa que el que quiera introducir una modificación saque primero mayoría absoluta. Deja patente, una vez más, su prepotencia y su preferencia por retar antes que por debatir. De igual forma ha criticado abiertamente la postura de CiU de abstenerse. Según dice, al partido catalán le falta sentido de Estado y hace “políticas pequeñas”. No creo que sea necesario recordarle al Sr. Rajoy que, en el momento clave para mostrar sentido de Estado -cuando se votó la Constitución- sus predecesores de Alianza Popular se dedicaron a hacer políticas pequeñas votando a favor algunos, absteniéndose otros, y votando en contra el resto.

Gallardón es otro de los que no suele faltar a estas citas. Esta vez se ha descolgado con unas declaraciones que resultan de lo más contradictorio. Ha venido a decir que proponer modificaciones en la Constitución es profundamente antidemocrático. Dicho de otra manera, pensar de forma distinta, para el Sr. Gallardón, es no ser democrático. Pero sin duda la medalla se la lleva esta vez Torres-Dulce. “Lo que no está en la Constitución no existe en el mundo jurídico ni en el político”, ha manifestado con relación a un referéndum sobre la monarquía. Muestra, de esta forma, un desconocimiento alarmante de la propia Carta Magna que en el primer punto del Artículo 92 establece que “las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”.

A mí no se me ocurre una decisión política de mayor transcendencia. ¿A vosotros, sí?

 

Otros artículos relacionados:

Paraíso de aforados

El gran pacto PPopular vs Psoe

“La prensa alemana pone rostro a las damas del Rey”

Gráfico de la Monarquía española, ¿quién y cuánto tiempo han reinado? #Elreyabdica

 

Entrevista Javier Nart, cabeza de lista por Ciudadanos para Elecciones Europeas 2014

Sanlúcar de Barrameda, 15/05/14.

Si no eres demócrata, ¿cómo vas a gestionar una democracia?

Entrevista Javier Nart, cabeza de lista por Ciudadanos para Elecciones Europeas 2014.
Entrevista Javier Nart, cabeza de lista por Ciudadanos para Elecciones Europeas 2014.

P.- Recientemente el PP ha rechazado la propuesta del PSOE y UPyD sobre el derecho de los ciudadanos pertenecientes a la UE para poder votar en sus países de residencia aunque no sean los suyos propios. ¿Qué opina Ciudadanos sobre este asunto y por qué creen que el PP ha cerrado esa puerta?
R.- Yo estoy más de acuerdo en este asunto con PSOE y UPyD. Si somos una Unión Europea, no entiendo por qué tienen que existir este tipo de restricciones. No entiendo por qué un italiano viviendo aquí no puede votar siendo europeo y residente en España. Otra cosa es si viniera aquí como turista, ya que no tendría raíces algunas. No veo motivo para que pueda votar en unas municipales y decidir al alcalde del municipio donde reside, pero no al parlamentario europeo.

P.- ¿Cree que lo ocurrido en Andalucía y Madrid con los fondos destinados a formación puede influir negativamente en cuanto a futuras ayudas provenientes de Bruselas para ese fin?
R.- Sin duda. Cuando la golfería se instala suelen pasar esas cosas. Si cuando te entregan un dinero y lo empleas en tus propios beneficios o no realizas unos cursos de formación pero los cobras, lógicamente se genera una desconfianza en cuanto a qué ocurre con los fondos europeos. Una de las primeras cosas que haré cuando llegue a Bruselas, junto a los otros compañeros, será impulsar comisiones de investigación. Estamos acostumbrados a las comisiones de investigación que tenemos aquí, donde tanto las comisiones parlamentarias como las autonómicas no sirven absolutamente para nada. Pero en Europa existe una cosa que se llama Comisiones Temporales de Investigación para discernir precisamente el destino de esos fondos europeos, y juro que voy a remover Roma con Santiago para investigar qué golfos se han quedado con el dinero, exigir que se devuelva ese dinero y entregar directamente las conclusiones a un Juzgado de Instrucción español.

P.- ¿Cree entonces que Europa tendrá algún día la fuerza suficiente como para imponer, más allá de emitir informes y sugerencias, la independencia de la justicia en los Estados miembros y enjuiciar los casos de corrupción?
R.- Existe un informe de la UE sobre el nivel de la independencia de la justicia en España y yo soy abogado criminalista desde hace 44 años, por lo que creo que hablo con conocimiento de causa. La justicia en España a nivel de jueces y magistrados, es muy limpia a nivel procesal, pero conforme vas subiendo te vas encontrando la infección y la invasión del poder político, y por tanto, para que la justicia sea realmente independiente, habría que eliminar por completo la presencia de los políticos en el nombramiento de los jueces. Eso significa un Consejo General del Poder Judicial ajeno a los políticos, un Tribunal Constitucional que no sea previsible y un Fiscal General del Estado, que lo sea realmente del Estado y no del Gobierno. Rogaría, además, a esos heroicos partidos que dicen luchar contra la corrupción, me presentaran casos en los que hayan llevado ante los tribunales a algunos de sus miembros,como corruptos. Esto no ocurrirá, por dos opciones, o son incompetentes por no enterarse de nada o, el llamado partido socialista y obrero, durante aquél gobierno zapateríl, podría haber dotado a la justicia de medios para que ésta pudiera investigar y que es justamente lo que denuncia ahora el Fiscal General del Estado. Los que están ahora tampoco lo hacen, porque
claro, ayudar a que las investigaciones se puedan llevar a cabo significa poder contribuir a que te salpique a ti mismo, y eso no les interesa a ninguno de los dos.

Entrevista Javier Nart, cabeza de lista por Ciudadanos para Elecciones Europeas 2014.
Entrevista Javier Nart, cabeza de lista por Ciudadanos para Elecciones Europeas 2014.

P.- Durante esta campaña se escuchan muchos reproches mutuos por parte de los dos grandes partidos en cuanto al desempleo. ¿Qué políticas activas de empleo se pueden adoptar para intentar acabar con esta lacra?
R.- El PSOE dice que impulsará políticas de empleo; lógico, no te van a decir que van a impulsar políticas de paro, pero ellos se fueron con cinco millones y pico de parados. ¿Qué políticas impulsaron ustedes cuando tenían la burbuja a punto de explotar y negaban el hecho? ¿Alguien le dijo alguna vez a Zapatero que no nos podíamos gastar el dinero en planes E disparatados, en revoluciones de 400 euros o en cheques bebés? Vamos a luchar contra la economía especulativa, porque lo que hacían no era otra cosa que, a través de las Cajas de Ahorro, comprar dinero barato en el Banco Central Europeo y venderlo caro aquí. Nada decían
sobre eso los consejeros del PSOE, del PP, de IU, los sindicatos o las patronales. Allí estaban todos sentados, callados. La primera política de empleo se llama acabar con la economía especulativa, acabar con la concentración de riqueza en el punto alto de la sociedad que es lo que está pasando desde 1985. Contra eso se puede luchar, pero ¿han explicado qué van a hacer contra eso? La única forma es atacando frontalmente los circuitos opacos, los paraísos fiscales y eso significa tocar el poder financiero.

P.- Usted ha salido como cabeza de lista por su partido en unas primarias abiertas a través de votos presenciales y telemáticos. Aún a sabiendas de que no se puede legislar sobre el funcionamiento interno de los partidos, ¿cree que por el bien de la propia regeneración de la vida política los partidos deberían tener la obligación moral de someterse a este tipo de procesos?
R.- Así debería ser, pero ahora mismo es una contradicción en sí mismo. Los partidos políticos están estructurados como centros de poder, y si abres las puertas y las ventanas, acabas con la élite y la élite tiene muy poca propensión a suicidarse. Cuando hablen de regeneración, que lo hagan con nombres y apellidos. Hablemos del partido socialista; el dedo divino de Griñán señaló directamente a Susana Díaz, que en su vida ha visto una nómina privada. Es aparato puro y duro y en el momento que tú abres las listas y que éstas puedan ser elegidas por las personas, significa que pierdes el poder. El poder de los partidos radica precisamente en eso, en confeccionar las listas porque de esta forma a los listos, los listos que son fieles, los pueden colocar en disposición de sacar un acta y tener un sueldo asegurado. Viven de eso. ¿Cómo vas a acabar con el sistema de poder convirtiendo los partidos en democráticos? Eso es dinamita, revientas el partido. La cúpula centraliza el poder decidiendo quién va en qué lista y en qué lugar.
Lenin y Marx hablaban de la dictadura del proletariado, pero los de ahora practican la dictadura del secretariado que no es otra cosa que la dictadura del grupo dirigente.

Por eso a Cañete lo elige Rajoy y lo hace un día antes que se reúna el comité electoral. Esto se llama jeta. Podrían tener un mínimo de honradez y decir claramente “somos dictatoriales, y es lo que producimos”. Si no eres demócrata, ¿cómo vas a gestionar una democracia?

Enlaces:

Albert Rivera

Estado de derecho al pataleo

“Ha sustituido el Estado de bienestar por el estado de bienestán”

Decían, nos contaban, que los españoles teníamos la inmensa suerte de vivir en un país en el que se habían consolidado la democracia, los derechos y las libertades individuales en un tiempo récord desde la muerte del dictador de cuyo nombre no me quiero acordar. Decían, nos contaban, que vivíamos en un Estado de Derecho, con todo lo que eso conlleva y que contábamos con un estado de bienestar que ya quisieran para ellos muchos países que nos llevaban varios siglos de ventaja en lo que a democracia se refiere.

Esto es lo que no decían, lo que nos contaban. La realidad es bien distinta. La democracia que la clase política nos había fabricado era una democracia a la carta. Una democracia que salvaguardaba todos los derechos de la propia casta -la política y la que campa a sus anchas alrededor de ella- pero que dejaba desamparado al ciudadano. Una democracia en la que, tal y como se ha demostrado en estos últimos años, la única diferencia con la anterior dictadura radica en que ahora tenemos derecho a votar antes de obedecer sus órdenes. Una democracia que, en cuanto ha tenido la oportunidad, ha sustituido el Estado de bienestar por el estado de bienestán. Ha cambiado el Estado de Derecho por un estado de desecho, dejándonos como único recurso el derecho al pataleo.

Este último derecho que nos queda también tiene las horas contadas. No esperaban tanto pataleo en tan poco tiempo, por lo que han preparado un frente perfectamente configurado por la Ley de Seguridad Ciudadana, reforma del Código Penal y la Ley de Tasas Judiciales que harán de freno ante tantas concentraciones y manifestaciones. Vivimos a diario una involución drástica de derechos, pero la única que les importa es la de su liberalismo. Experimentamos como nunca una trágica deflación que hace mella en nuestra dignidad, pero la que les afecta es la económica.

Nos hemos acostumbrado tanto a esta crisis de democracia que ya nadie se escandaliza cuando descubrimos que la financiación ilegal de partidos es de todo menos ilegal. Nos hemos aclimatado tanto al déficit de justicia y ética que ya nadie se horroriza cuando un juez es juzgado por un tribunal entro cuyos miembros se encuentra parte interesada. Nos hemos habituado tanto a esta falta de valores morales que ya nadie se indigna cuando miembros del Gobierno, que van como cabeza de lista para las europeas, esconden ingresos y relaciones con empresas privadas.

La muestra de nuestra indiferencia es que los sondeos indican un empate técnico entre los dos grandes partidos, con una abstención altísima justo cuando deberíamos mostrar toda nuestra fuerza. Parafraseando a Soraya, en mi puta vida pensé que la democracia consistía en esto, pero nada cambiará hasta que nos concienciemos de que no hay lobby más potente en el mundo que el formado por los ciudadanos. Si nos ponemos en marcha, no habrá quien nos pare. ¿Te vas a resignar o te vas a movilizar y contagiar a los demás?

Complot Anti-PP

“Save the Children” asegura que España es el segundo país de la Unión Europea donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil.

save the childrenSin duda tiene motivos el Partido Popular para estar preocupado. Se está orquestando una auténtica conspiración judeo-masónica por parte de todos los enemigos de la patria, que se han puesto de acuerdo y trabajan sin cesar para minimizar sus enormes logros y hacerles quedar siempre como los malos de la película. Este complot anti patriótico intenta por todos los medios ocultar las políticas sociales que viene ejerciendo el Gobierno, así como los buenísimos resultados económicos y de empleo.

Hace un par de semanas fue Cáritas Europa quien quiso tapar la luz al final del túnel que todos los ciudadanos están viendo con claridad. “España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil superado sólo por Rumanía”, decía ésta organización radical en un informe con la intención de perjudicar al Gobierno. En dicho documento afirmaban además que, aparte de la pobreza infantil, la de las personas mayores había aumentado igualmente del 7% en 2008 al 10,6% en 2012. Y por si todo esto no fuera suficiente, se atrevieron incluso a asegurar que “las medidas de austeridad han fallado a la hora de solucionar los problemas”. Como si ellos supieran algo de economía. Menos mal que salió al paso un auténtico profesional del tema, como lo es el ministro Montoro, y nos tranquilizó a todos confirmando que esos informes no se correspondían a la realidad.
Asimismo instó a esa organización extremista a “no provocar debates en ese sentido”. Por todos es sabido que sin debatir se vive mucho mejor.

“Save the Children”, otra de estas organizaciones repletas de exaltados, ratificó hace unos días el informe anterior. Aseguran que España es el segundo país de la Unión Europea, sólo por detrás de Grecia, donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil y que en esa situación se encuentran 2,8 millones de niños en nuestro país. Es decir, una tercera parte de todos nuestros menores de edad. ¿De verdad existe alguien que pueda tomarse a esta gente en serio? ¿No son capaces de ver lo bien que nos va a todos y, en especial, a los menores? ¿Acaso hay quien tenga que acudir a comedores sociales para poder
sobrevivir? ¿Están insinuando que en España se ha recortado en ayudas a Servicios Sociales? A dios gracias que desde Sanidad han cortado cualquier posible especulación sobre este asunto.

Todos hemos podido comprobar, han aclarado, que la lucha contra la pobreza infantil es una prioridad para el Ejecutivo. Las recomendaciones que hace esta organización llegan tarde, ya que “van en la línea” de lo adoptado por el Gobierno. Este año se van a dedicar 17 millones de euros a los servicios sociales de las comunidades, han adelantado. Equivale a 6,07 euros por cada uno de esos 2,8 millones de menores. Espero que ya nadie se queje más.

Otro asunto que suelen utilizar para desprestigiar al Gobierno es la tasa de desempleo. Seis millones de parados podrán certificar que como en España, aunque se esté parado y sin tener ningún tipo de ingreso, no se vive en ninguna parte. El reciente informe llegado desde Bruselas, que sitúa siete de nuestras comunidades entre las diez europeas con mayor tasa de paro, es sin duda un reflejo de su envidia. Ellos no tienen nuestro sol, ni nuestras playas. No tienen sangría ni pueden ir a los toros. ¿Tienen nuestra Semana Santa, nuestras ferias o número de bares por habitante?

Son solo tres ejemplos, pero muy descriptivos, de las falacias que ese contubernio es capaz de difundir sobre nuestro Gobierno con tal de desacreditar su gestión. ¿Acaso nos han mentido alguna vez? Pues eso.

Artículos relacionados:

La retirada del anteproyecto de Ley para la reforma del #aborto

En lucha por nuestros derechos #22M

El precio del bienestar

El manifiesto de las mujeres de la cultura frente a la ley del aborto

Paraíso de aforados

Es mucho lo que se ha hablado estos días sobre la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial por la cual se incluyen como nuevo aforados ante el Tribunal Supremo a la Reina y a los Príncipes de Asturias. Al igual que ocurre con los indultos, es difícil explicar en una sociedad moderna y en una democracia que se supone transparente e igualitaria, este tipo de privilegios que algunos disfrutan. Estas situaciones siempre nos llevan irremediablemente a formularnos la misma pregunta: ¿Cuántos son en realidad?

Lamentablemente, como pasa cuando tratamos de averiguar cuántos políticos o funcionarios existen realmente, nos topamos con cifras muy dispares. Parece imposible saber el número de personas que gozan de esta concesión gratuita y eso, de por sí, es otra muestra más de la opacidad que sufrimos en esta supuesta democracia. No logro entender por qué, si este privilegio está amparado por la Constitución y los diferentes Estatutos de Autonomía, no podemos saber exactamente de qué cantidad de personas estamos hablando. El abanico que se abre al intentar llegar a esa cifra es enorme. El número que más se repite es el de 10.000, aunque si incluimos a los Miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que también disfrutan de una consideración especial, el dato se elevaría hasta los 250.000.

Lo que sí sabemos con exactitud, y sin temor a equivocarnos, es el número de aforados en otros países. En esa línea es Francia la que sin duda se lleva la palma con la friolera de diez aforados (Presidente de la República, el Primer Ministro y sus Ministros). En Portugal e Italia esa cifra se reduce a un solo aforado, el Presidente de la República. En Alemania, como pasa en el Reino Unido o en los EEUU, esta figura no existe. El número de aforados es cero. Es decir, en estos países, a excepción de los poquísimos aforados, son todos juzgados como cualquier otro ciudadano. Quizá eso explique que en los demás países los políticos sí dimiten.
Si el aforamiento fuese disciplina olímpica, sin duda no habría forma de robarnos la medalla de oro. Miembros del Gobierno, senadores, diputados, altos cargos, además del Rey y los tres miembros de la realeza incluidos recientemente son algunos ejemplos de aforados que tenemos en España. Por otro lado también tenemos casos más curiosos como los vocales del Poder Judicial, los magistrados del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional, los Presidentes de los TSJ, los Fiscales de Sala del TS y de la Audiencia Nacional, por no hablar del Defensor del Pueblo -incluidos sus adjuntos-, de los Consejeros del Tribunal de Cuentas, de los del Consejo de Estado, los Generales del Ejército, los Almirantes, el Fiscal Togado, los Defensores del Pueblo autonómicos…. y los miembros de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y hasta la Policía Local. Unos aforados al TS, otros a los TSJ y otros a las AP, pero todos con idéntico privilegio. Existe, además, otro asunto por el que se ha pasado de
puntillas pero de una vital importancia: con la nueva reforma el aforamiento será un derecho vitalicio. O dicho de otra manera, el aforamiento continuará cuando dejen el cargo si el delito se cometió durante su ejercicio.

Si, según el artículo 114 de la Constitución, todos los españoles somos iguales ante la Ley, alguien debería explicar por qué una serie de personas tienen el privilegio de ser juzgados por los jueces que ellos mismos han elegido a dedo y a poder declarar desde sus propios despachos y por escrito. Porque, que a nadie se le olvide, no son más que nuestros representantes en las instituciones. En cierta medida los podemos considerar nuestros empleados, y una cosa es que paguemos muy bien a nuestros trabajadores, y otra cosa muy distinta es que gocen de unos privilegios procesales-penales que van en contra de la propia esencia de la Constitución y de las más elementales reglas democráticas.

En lucha por nuestros derechos #22M

Cuando los ciudadanos se proponen organizarse, ha quedado demostrado que no hay nadie capaz de parar la fuerza que generan. #22M

Logo #22M marchas por la dignidad
Logo #22M marchas por la dignidad

Desde los lugares más recónditos de España. Desde todos los rincones. Lentas pero decididas, sin prisas pero sin pausas se dirigían provenientes de todos los puntos cardinales del país seis columnas de ciudadanos hacia Madrid. Seis tsunamis de ciudadanía que se movían de forma totalmente sincronizada para coincidir en tiempo y lugar en el mismo corazón de la capital con el fin de lanzar un grito común. Un clamor por parte de los desahuciados. Un bramido desde la sanidad pública. Un rugido lanzado al viento por los preferentistas. Bomberos, educadores, padres, alumnos, jueces, abogados, fiscales, pequeños empresarios, funcionarios, trabajadores de Coca-Cola, Panrico, autónomos, parados y tantos y tantos ciudadanos que se unieron en un alarido hermanado: Tenemos Dignidad.

Según los organizadores fueron dos millones de personas las que se congregaron para mostrar su rechazo a tantas humillaciones en forma de recortes de derechos. Dos millones de ciudadanos que siguen sin entender que cuando ellos no tienen para pagar les quiten sus casas, pero cuando son los mismos bancos que les quitan sus casas los que no tienen para pagar, son los ciudadanos los que tienen que poner dinero de sus bolsillos para rescatarlos.

Dos millones de indignados que demandan y exigen que los políticos y banqueros que hayan causado este enorme agujero gracias a una corrupción enquistada hasta lo más profundo, paguen por ello. Dos millones de almas, en torno a un manifiesto, que no están dispuestas por más tiempo a que la llamada Troika siga gobernando sus vidas y decidan por ellos.

Cuando los ciudadanos se proponen organizarse, ha quedado demostrado que no hay nadie capaz de parar la fuerza que generan. No necesitamos gurús ni cabecillas que se quieran erigir en portavoces o iluminados. Lamentablemente, como casi siempre, fueron los políticos los que no supieron estar a la altura.

Por un lado, la llamada izquierda plural, ese entramado formado por IU y sus numerosas marcas blancas y apoyados por sus sindicatos, trataron de sacar tajada política del movimiento civil. Como ya hicieron con el 15-m, intentaron apropiarse de la megamanifestación y aprovechar el hartazgo general de la gente para conseguir sus objetivos.

Por otro lado, la eterna torpeza del PP. Tratar de minimizar el éxito puede parecer hasta obligado, pero de ahí a cifrar los manifestantes en 36.000 va un enorme trecho. González, el presidente de la Comunidad de Madrid e hijo de un conocido y reconocido franquista, manifestó varios días antes que las Marchas de la Dignidad compartían ideas con los neonazis griegos. Su portavoz, Salvador Victoria, no se quiso quedar atrás, aunque los cambió de bando, al afirmar que eran columnas de extrema izquierda. Y para finalizar tenemos a la Policía.

Evidentemente no podían permitir que una manifestación de esta magnitud se acabara sin imágenes de violencia y detenciones. Todavía nadie sabe por qué se produjo esa primera carga poco antes de las 21.00. En cualquier caso, y aunque todo tipo de violencia sea siempre condenable, 24 detenidos en una jornada durante la cual Madrid se colapsó como nunca, creo que es una cifra que ni la propia policía podía esperar. En su afán por querer criminalizar a los detenidos nos mostraron un arma que consistía en un punzón escondido dentro de una muleta y un tirachinas con bolas metálicas. Lástima que no recordaran que ambas armas ya la habían mostrado públicamente en ocasiones anteriores. “Buscaban asesinar a un policía”, afirmó Antonio Labrado, Portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP). Torpeza extrema.