Campeones de la Championes League del paro

Enhorabuena. Somos los campeones de Europa. La pena es que no estoy hablando de fútbol, sino de paro. Durante el último año en el conjunto de la Eurozona ha habido 1.700.000 desempleados, de los cuales 789.000 son españoles. Es decir, casi la mitad los aporta nuestro país.

 

De nada sirve lamentarse, de nada vale tirarse los trastos a la cabeza sobre si las culpas son de un partido político o de otro. Los parados no son de de nadie. Son un drama social al que todos y cada uno de nosotros tenemos que prestar especial atención.

Un país en el que no hay trabajo, es un país sin futuro. Un país en el que la población activa no tiene esperanzas de encontrar un empleo, es un Estado que tiene pocas posibilidades de salir adelante. Y en esto empezamos a rozar ya cotas preocupantes: según Randstad, cuatro de cada diez personas que tienen trabajo, tienen miedo a perderlo. Y además, los jóvenes ven con menor claridad su futuro que aquellos que ya son “seniors”.

La verdad es que no es de extrañar. Basta con mirar las cifras que ofrece Eurostat esta mañana: El 51% de los menores de 25 está en paro, frente al 22.1% de la zona Euro. Un panorama desalentador para los jóvenes, que cada vez miran con más ganas la salida al exterior como una forma de ganarse la vida.

 

En ocasiones se nos llena la boca dando lecciones sobre cómo ha cambiado o va a cambiar la manera de buscar empleo. Seremos pluriempleados, autónomos, buscaremos las sinergias para ver en qué podemos aportar cada uno. Algo que, sin duda, nos dicen los expertos, ayudará a fomentar el emprendimiento. Todo esto es cierto, pero no parece que sea suficiente.  Y si no, escuchad lo que nos dicen los estudiantes en una tertulia que hemos mantenido este miércoles en Primera Hora.

Ha llegado el momento de parar el balón. Mirar a nuestro alrededor y plantearnos qué queremos hacer con nuestro mercado laboral. No hablo ya de un diálogo social, que permita un acuerdo entre las partes para reformar la Ley. Hablo de algo más profundo: reforma laboral, políticas de empleo y educación. Contando para ello con todos los Partidos, Sindicatos, Estudiantes, Patronal, Universidades, centros de formación profesional, profesores, Institutos…

Puede parecer una ilusión. De hecho, me temo que lo es. Pero no nos queda más remedio que hacerlo con urgencia, de lo contrario, corremos el riesgo –como ya hay quien alerta- de crear una auténtica generación perdida.

Arturo Criado

Periodista 2.0. Friqui de la economía y las Nuevas Tecnologías. Trabajo en Gestiona Radio, donde cada día hago seis horas de radio al frente de Primera Hora. Y sí, sólo hablamos de economía.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYelp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 2 =