Archivo de la etiqueta: comunicación

La política vigilada por Antoni Gutiérrez-Rubí (@antonigr) #tulibro

Arrancamos la nueva sección #tulibro, dentro de la sección Biblioteca, donde recomendaremos vuestros libros y queremos empezar con este libro de Antoni Gutiérrez-Rubí(@antonigr), La política vigilada, publicada por UOC en octubre de 2011.

Foto: Gutierrez-Rubi web
Foto: Gutierrez-Rubi web

El libro tiene prólogo de Daniel Innerarity (catedrático de Filosofía Política y Social, investigador Ikerbasque en la Universidad del País Vasco y director del Instituto de Gobernanza Democrática) cuyo texto os dejamos aquí.

“Ahora que parecen haberse puesto de moda los escritos que exhortan a otros a hacer algo en política –a indignarse o comprometerse– yo propondría –pese a que casi nunca he sabido lo que deben hacer los demás– un eslogan alternativo: ¡Comprended! Tomo la palabra comprensión en el doble sentido de, por un lado, hacerse cargo de la complejidad del mundo y las constricciones que nos impone nuestra condición política y, por otro lado, ser comprensivo con estas dificultades. Toda crítica que no parta de ambas actitudes –respeto a la dificultad de la política y benevolencia hacia los que se dedican a ella– no será todo lo radical que podría ser para impugnar con buenas razones sus evidentes deficiencias.”

 

Nuestra aportación:

El libro tiene una lectura fácil y amena, se divide en tres partes: La política en la era de Wikileaks, Retos para la acción y La política sin partidos.

Nos gustaría destacar el capítulo Activismo, donde el autor nos cuenta como surgió el Tea Party en EEUU o Popolo Viola en Italia, además de de movimientos sociales surgidos directamente de los ciudadanos sin partido político detrás, como Moveon que lo hizo como respuesta al impeachment de Bill Clinton allá por el 1998 y que ahora se ha convertido en una plataforma de movimientos ciudadanos desde la sociedad hacia la política.

También podrás encontrar en el libro temas como Política móvil, Política sin partidos, Las diferentes primaveras y muchos temas de interés que te recomendamos leas.

 

Lo que dicen del autor y su obra:

“Soy un ferviente seguidor de la producción ensayística de Antoni Gutiérrez-Rubí en torno a los profundos cambios que está experimentando el concepto de política, su teoría y su praxis, en nuestros días. Su análisis de lo que sucede y su visión de lo que está por venir, así como sus convicciones de por dónde debemos conducirnos políticos y ciudadanos para dar respuesta a los muchos retos, revolucionarios, que tenemos por delante.” Manuel M. Almeida, periodista y blogger en http://mangasverdes.es/

– “(…) La política és un element fonamental de l’organització social. Cal comprendre i activar un canvi profund de les estructures tradicionals polítiques. És urgent. La societat no les entén. Per comprendre aquest canvi podeu llegir aquest llibre. És clar i directe, amb compromís. Com he dit al principi: un llibre necessari.” (Leer más en “La política vigilada, d’Antoni Gutiérrez-Rubí“. Ricard Espelt, The plate is hot 23.10.2011)

– “Mi buen amigo y no por ello menos admirado Antoni Gutiérrez-Rubi, presentó la semana pasada uno de esos libros que creo que van a convertirse en emblema de una generación, ya que traza con precisión las coordenadas de la enorme falla que se está produciendo entre el  mundo de la vieja política y una nueva ciudadanía que poco tiene que ver con las generaciones anteriores”(…). (Leer más en La política vigilada. César Calderón Gov&Tech, 2.11.2011)

– “La filtración de miles de documentos por Wikileaks, posteriormente publicados por varios periódicos de referencia, entre ellos EL PAÍS, ha cambiado la forma en la que se ejerce la comunicación política. El autor repasa en el libro cómo deben reaccionar los políticos en un contexto donde una sociedad decepcionada, crítica y muy informada vigila cada vez más de cerca a través de las redes sociales las actividades de sus representantes. En su opinión, esta situación de política vigilada debe ser un acicate para la renovación y una alternativa al populismo”. (El País Negocios, 15.01.2012)

Comprar el libro:

Recomendamos tu libro #tulibro

#milibro
Foto: Blogsdepolitica

Vamos a lanzar sección donde recomendar libros de #marketing #comunicación #rrss #socialmedia #oratoria #marketingpolítico y todo aquello que tenga que pensemos que puede ser interesante para nuestros lectores, así que si has escrito un libro tenemos varias formas para que puedas enviarnos información:

 

Facebook: Pide amistad y manda un mensaje a nuestro perfil con el título de tu libro, un pequeño resumen y tus datos para contactar contigo.

Twitter: Hazte follower y manda un tweet en abierto con el título del libro y #tulibro para que nos pongamos en contacto contigo.

Email: Manda un mensaje a hablamos@blogsdepolitica.com con la misma información que te hemos puesto para facebook.

Google+: Lo mismo que para para facebook, nos agregas y luego nos mandas el mensaje con los datos.

 

Iremos recomendando vuestros libros y haremos un pequeño resumen para que nuestros lectores puedan tener una idea del contenido.

 

Esperamos que os guste esta iniciativa XD

A mi también me gustaría ver a Mariano Rajoy por una vez con la camisa remangada

Foto: EFE
Foto: EFE

He escuchado a Manuel Campo Vidal decir que no es fácil reunir un plantel de comunicadores desafortunados tan nutrido como el que exhibe el Gobierno. Se refería a los ministros y portavoces del Gobierno de Mariano Rajoy, más concretamente a Cristóbal Montoro o Luis de Guindos.

Cada vez resulta más evidente (y Mariano Rajoy lo está aprendiendo a base de sudor y lágrimas) que gobernar es, ante todo, comunicar.

A un año y medio de gobierno, poco a poco, Mariano Rajoy, ha ido ideando un espacio comunicativo de crisis y dificultades. Altibajos temporales de unas horas en los que, Mariano Rajoy ya no promete acabar con el paro, ni tampoco salir de forma inmediata de la crisis económica, financiera y social que nos atraviesa. “No hay varitas mágicas para salir de la crisis”, nos dice de vez en cuando. “Es verdad que las medidas que estamos tomando hacen daño a la gente, a mucha gente. Son difíciles de explicar, son difíciles de comprender. Yo soy absolutamente consciente de eso y lo somos todos en el Gobierno. Pero son absolutamente imprescindibles. Créame, que si no, no las tomaríamos”, es un ejemplo de Comunicación Política del jefe del Ejecutivo siendo a la vez comunicativamente ausente.

Situación extraña, insostenible, ciertamente. El Gobierno está desarrollando una estrategia de comunicación de sus decisiones más importantes, y asimismo, las más duras en repercusión social, basada en la ambigüedad o en restar importancia a los propios anuncios. Un buen ejemplo de ello es la confusión que generó Luis de Guindos al comunicar la subida del IVA que se produciría en 2013. Hasta tal punto, que no pronunció la palabra“IVA” y que los periodistas tuvieron que preguntarle después para confirmar si lo que habían escuchado correspondía a un aumento de este impuesto.

En el fondo, la cuestión, planteada en el ámbito de la comunicación política no es el lograr una comunicación libre de distorsiones y coacciones, sino el transformar el poder social en poder comunicativo y el poder comunicativo en poder político. Si el gobierno asumiera este reto, se ubicará en un nicho, que por ahora está casi vacío.

Por lo que, casi tod@s coincidimos en que éstos son los diez errores en comunicación del Gobierno de Mariano Rajoy. Diez errores que como decimos, no le hacen quitarse la chaqueta, remangarse la camisa en ningún momento:

•No tiene una estrategia a largo plazo: Todos coincidimos en que se está actuando a corto plazo e improvisando. Una antiestrategia, con mensajes cruzados y que son fruto de la descoordinación ya que es evidente que no existe coordinación interministerial y de éstos con Moncloa ni, sobre todo, coherencia en las medidas y eso provoca en el elector una confusión que difícilmente se puede invertir.

•Falta explicación, falta comunicación: Sólo él puede rellenar los huecos y debe comparecer inmediatamente ante los medios de comunicación (en múltiples formatos: rueda de prensa, entrevistas, coloquios con periodistas…) y no huir de ellos, lanzando su mensaje de responsabilidad ante una situación tan grave. Cada día que pasa sin hacerlo es una grieta más en su credibilidad, en nuestra confianza hacia él.

•No hay concreción, sino confusión: De todas las medidas que se han insinuado en lo que va de legislatura, la mayoría sigue en el aire sin detallarse. Como la anunciada, tres veces, ley de apoyo a emprendedores o una posible subida fiscal a las rentas altas. Todas estas recetas sobrevuelan la opinión pública, hacen mucho ruido y crean confusión. Algo peligroso cuando España está en el ojo del huracán.

•El presidente no ha dado la cara: Este presidente ha seguido la fórmula de la avestruz y, en lugar de afrontar la situación, ha escondido la cabeza. Desde Moncloa se cree que en este momento de debilidad extrema de la figura del presidente hay que blindarla, sacarle de los medios, protegerle. Sin embargo, no hay peor decisión que esa en estos momentos.

•Delegar explicaciones en la Vicepresidente Soraya Sáez de Santamaría. Hay situaciones tan importantes en las que no hay vicepresidentes que valgan:  los ciudadanos necesitan escuchar a su presidente, con la camisa remangada, explicando una a una las medidas. Además, ministros como Cristóbal Montoro o Luis de Guindos no perciben la importancia de la opinión pública, son burócratas, con mucha voluntad pero nada más y no se plantean cómo va a recibir la gente las noticias, o lo que es lo mismo, no entienden de comunicación (ni quieren).

•Sin opinión pública: Los recortes generan un gran desconcierto porque irrumpe en el corazón de la opinión pública como un elefante en una habitación. Por este motivo, cuando los bancos centrales van a subir o bajar los tipos de interés se despliega meses antes una estrategia dirigida a informar de esta posibilidad y así reenfocar la situación.

•Fatídica puesta en escena:Un presidente, una imagen, en parte fuera de sí, lo contrario a una imagen de un capitán de barco que sabe dónde nos lleva.

•Falta de estrategia de comunicación de crisis: Mariano Rajoy ha debido y debe de tomarse más en serio la comunicación que en época de crisis es especialmente importante y diferente de cuando todo va bien. El presidente se ha dado cuenta de todo esto tarde y cuando empieza la cosa a pudrirse es muy complicado recomponerlo. El liderazgo se confirma en épocas difíciles y no en bonanza.

•Mariano Rajoy asociado a mensajes negativos: En los últimos meses y tras estos acontecimientos, el nombre del presidente se ha centrado en los mensaje negativos, como ya ocurrió en la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

•Imagen constante de incertidumbre (Dar la sensación constante de pérdida de control de la situación): Los expertos consideran que el resultado de todos estos errores de comunicación es que en la opinión pública ha calado la sensación de que el Gobierno no controla la situación. Y, esa incertidumbre, además de pasarle factura electoralmente, tiene mucho impacto en el futuro de la economía española. Y esta política de comunicación tan caótica está poniendo en peligro la credibilidad de España como país.

Querella contra la impunidad en internet

Los últimos días una página en Facebook ha comenzado a difundir injurias y calumnias contra mi, que rápidamente se han extendido por distintas redes sociales. Mañana voy a presentar una querella criminal contra quienes han inventado el bulo, así como contra quienes le han dado publicidad difundiéndolo. Es intolerable que algunos cobardes utilicen el anonimato que proporciona internet para calumniar e injuriar. Con esta querella pretendo que las redes sociales dejen de ser un espacio de impunidad para el delito y se utilicen como herramientas de comunicación y debate entre los ciudadanos.

Enlace a la noticia

Nuevos tiempos en política, sí. Y ¿nuevas formas de comunicar?

Foto: Golbedia

Hablemos de un liderazgo valiente. Hablemos de profesionalizar la comunicación en política. ¿Por qué?. Porque en el aire se respira la necesidad de un cambio y no podemos negar que, en medio del desgaste y la desconfianza, el fenómeno Obama nos ha marcado y por fin nos ha hecho dar cuenta de la importancia que tiene saber comunicar dentro de los partidos políticos. Pero esto es un secreto oculto, especialmente en estructuras de organizaciones políticas partidarias con tradiciones jerárquicas verticales donde cuesta sudor y lágrimas (sobre todo lo último) que se establezca una lógica horizontal con redes que reflejen la nueva dinámica comunicacional. Una dinámica que ya ha llegado. Entonces ¿tienen miedo nuestros partidos políticos a contratar consultores en comunicación independientes?. A continuación pretendo dar algunas razones por las que deberían alejarse de ese miedo.

Creo que coincidimos quienes nos dedicamos al estudio de la Comunicación Política, en que ésta no se dedica exclusivamente a las campañas electorales, aunque en éstas el enfoque de estrategias del mensaje, la repetición del mismo, y el estar dos o tres meses recibiendo grandes dosis de candidaturas por la radio, la televisión, los diarios, vallas y volantes, hacen que pensemos en política todo el tiempo; es también en el Estado (especialmente en el poder ejecutivo) donde se aplica ésta rama de la comunicación. Por lo que siento decirle candidato/a que unas elecciones no se ganan en 15 días de campaña. Hoy, ayer y mañana son importante. Se trata del concepto de “Campaña Permanente” (que no significa estar permanentemente en campaña).

Otra certeza es que la capacidad de comunicación personal es lo que nos permite llegar a los demás, mucho más allá de los argumentos racionales. Nos permite llegar con las emociones. Y esto es lo que de verdad inspira confianza, tiene credibilidad, motiva, anima, influye y moviliza. No hay comunicación neutra, de la misma manera que no se puede no comunicar. Si partimos de estas leyes tan elementales, es mucho más claro tener presente que el control sobre el mensaje que emitimos y dominar la forma de transmitirlo, son habilidades esenciales para el éxito.

Tener claro el mensaje y dominar las técnicas de impacto y difusión son ventajas competitivas que no nos podemos permitir infravalorar por diferentes razones. En primer lugar, por la saturación de información. Por la diversidad de vías de transmisión y la rapidez con la que cambian. Por la falta de credibilidad que tiene la clase política. Porque los públicos objetivos son cada vez más cultos, más críticos y también más escépticos ante cualquier promesa.

Por estos motivos hacen falta expertos en la materia, hacen falta conocimientos externos de la dinámica de partido.Y es necesaria, muy a menudo, una cierta desimplicación ideológica para ver las cosas con perspectiva. Es necesario profesionalizar el asesoramiento en comunicación y en estrategia política. Y hay que confiar a expertos el aprendizaje de técnicas de comunicación pública y política, igual que lo aplica desde hace décadas la empresa privada para sus profesionales.

Hoy, debemos dominar la palabra, y también el código de los colores, la gramática del gesto, el poder de la voz y todas las técnicas de persuasión que harán que nos escuchen y, sobre todo, nos harán diferentes y auténticos, dos de los atributos imprescindibles para seducir. Hoy, podemos desarrollar las habilidades de las personas mediante entrenamientos rigurosos y eficaces. Y podemos planificar la comunicación personal de cada candidato y de cada personaje público, para adecuarla al contexto y objetivos marcados. No es simple liderazgo sino una forma, personal y inigualable, de liderar. Y eso no se consigue con miedo.