Archivo de la etiqueta: Derechos humanos

Contra el Trabajo Infantil

Uno de cada seis niños del mundo se ve obligado a trabajar.

Hoy, en el Día Internacional contra la Explotación Infantil, pedimos que se intensifiquen los trabajos para conseguir que esa cifra se reduzca a cero. Algunas cifras, 85 millones de niños trabajan en condiciones peligrosas, sobre todo niñas, deben bastar para señalarnos el camino hasta la erradicación de la explotación infantil en el mundo.

Contra el Trabajo Infantil

Uno de cada seis niños del mundo se ve obligado a trabajar.

Hoy, en el Día Internacional contra la Explotación Infantil, pedimos que se intensifiquen los trabajos para conseguir que esa cifra se reduzca a cero. Algunas cifras, 85 millones de niños trabajan en condiciones peligrosas, sobre todo niñas, deben bastar para señalarnos el camino hasta la erradicación de la explotación infantil en el mundo.

Millones de niñas y mujeres combaten cada día por su libertad y dignidad

Malala fue tiroteada en Pakistán por temibles talibanes que quieren impedir que las niñas vayan a la escuela. Malala se hizo símbolo mundial del derecho de las niñas  a la educación.
Hoy, más de 200 colegialas nigerianas permanecen secuestradas por el grupo islamista Boko Haram.
En una gran parte del mundo las niñas y mujeres deben combatir cada día, cada minuto, por su libertad y por su dignidad.
Es imprescindible no olvidarlo. Y es urgente liberar a las niñas nigerianas, símbolo como Malala, del largo camino hacia la emancipación de todas las niñas del mundo.

Millones de niñas y mujeres combaten cada día por su libertad y dignidad

Malala fue tiroteada en Pakistán por temibles talibanes que quieren impedir que las niñas vayan a la escuela. Malala se hizo símbolo mundial del derecho de las niñas  a la educación.
Hoy, más de 200 colegialas nigerianas permanecen secuestradas por el grupo islamista Boko Haram.
En una gran parte del mundo las niñas y mujeres deben combatir cada día, cada minuto, por su libertad y por su dignidad.
Es imprescindible no olvidarlo. Y es urgente liberar a las niñas nigerianas, símbolo como Malala, del largo camino hacia la emancipación de todas las niñas del mundo.

Salgamos de este incomprensible letargo

Otra vez inmigrantes que intentan acceder a Europa mueren en las aguas de Lampedusa. Podía haber sido en cualquier lugar, en cualquier costa. Que la tragedia se repita una y otra vez nos muestra que algo no estamos haciendo bien.

Y quizá lo más significativo es la incapacidad europea para apostar por el desarrollo de un continente vecino cuya sangría de seres humanos es inagotable. Mientras África, la mayoría de sus países, no encuentren la vía para el desarrollo económico, la inmigración seguirá siendo la opción de una gran parte de sus jóvenes. Deberíamos haberlo aprendido hace mucho tiempo pero la reducción de los recursos en cooperación al desarrollo indica que se camina en dirección contraria.

Y lo peor es la pasividad con la que Europa contempla el drama recurrente. Que cada cierto tiempo se produzca un nuevo drama al que miramos conmovidos para después olvidarnos.

Hay que poner fin a este estado de las cosas. Nuestras conciencias no deben resistir ni un momento más que cientos, quizá miles de jóvenes, pierdan la vida cada año en tantos naufragios. La Unión Europea tiene que poner en marcha, ya, sin excusas, una política de inmigración que nos haga salir de nuestro incomprensible letargo.

Bring Back Our Girls

“Estamos en una carrera contra reloj y cada momento cuenta. Necesitamos que el Gobierno de Nigeria actúe rápido y necesitamos el apoyo del mundo”.

Así empieza el comunicado de la ONU en el que exige al mundo una acción urgente ante el secuestro de más de 200 niñas en Nigeria a manos de la milicia radical islámica Boko Haram* y pide tomar medidas para evitar que se repita la tragedia.

En un mensaje conjunto, la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, y el director del Fondo para la Población de Naciones Unidas, Babatunde Osotimehin, nos recuerdan que:

Tenemos la responsabilidad de apoyar a los padres, al pueblo y al Gobierno de Nigeria y devolver a estas niñas a salvo a sus casas; una violación de los derechos del menor de esta escala requiere que todo el mundo se levante y tome medidas.

El mundo debe unirse y hacer todo esfuerzo posible para liberar a estas niñas, llevar a los captores ante la Justicia y, más importante, hacer todo para impedir que esto vuelva a ocurrir.

Las menores fueron secuestradas cuando ejercían su derecho a la educación, algo que las mujeres y niñas de todo el mundo deben poder hacer sin miedo a la violencia. Las escuelas son y deben ser lugares seguros donde los niños y niñas puedan aprender y crecer en paz. No podemos permitir a los extremistas pisotear estos derechos y llevarnos a nosotros y a nuestras sociedades hacia atrás.

* Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

#BringBackOurGirls

Acción por la infancia

Hoy, 16 de abril, es el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil.

Las cifras son devastadoras:
– cinco millones de niños y niñas esclavos en el mundo.
– 168 millones de menores de víctimas del trabajo infantil.
– 85 millones son sometidos a las condiciones laborales extremas.

Millones de infancias robadas. No podemos olvidar que hoy en día son muchos los que sufren las formas modernas de esclavitud y servidumbre, que afectan a los grupos más pobres y excluidos de la sociedad. Ni un momento de indiferencia ante una realidad que atropella nuestras conciencias.

Acción por la infancia

Hoy, 16 de abril, es el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil.

Las cifras son devastadoras:
– cinco millones de niños y niñas esclavos en el mundo.
– 168 millones de menores de víctimas del trabajo infantil.
– 85 millones son sometidos a las condiciones laborales extremas.

Millones de infancias robadas. No podemos olvidar que hoy en día son muchos los que sufren las formas modernas de esclavitud y servidumbre, que afectan a los grupos más pobres y excluidos de la sociedad. Ni un momento de indiferencia ante una realidad que atropella nuestras conciencias.

El aumento de la pobreza

El ministro Montoro quiere que Cáritas no hable de la pobreza en España porque sus informes “no se corresponden con la realidad”. Habla el ministro de esa realidad que nos quiere imponer el gobierno de la “recuperación oficial” que los ciudadanos no reconocen.

Cáritas nos habla de la vida real, del destino de cada vez mas personas atrapadas en la pobreza, de los terribles efectos “de las políticas de austeridad que han fallado a la hora de solucionar los problemas y generar crecimiento”.

Intenta el ministro desacreditar el informe porque se basa en “mediciones estadísticas”. Él!! que es ministro de un gobierno que se parapeta siempre en datos macroeconómicos que publica o esconde a su antojo.

El ministro Montoro no quiere que se sepa que solo en su primer año de gobierno la pobreza infantil creció 4 puntos en España – hasta convertirnos en el segundo país de la UE en pobreza infantil, tras Rumania- y que subió 3 puntos la pobreza de las personas mayores que ya no destinan sus pensiones a asegurarse una vida digna porque ahora son para ayudar al resto de la familia.

No quiere saber nada el ministro de Hacienda de que en los últimos años la exclusión social severa haya crecido mas del 70% ni quiere oír hablar de los 13 millones de personas en situación de pobreza que existen en España, tal y como denuncia Cáritas.

Al Gobierno no le viene bien que Cáritas levante las alfombras de la estadística oficial, le rompe su campaña de la recuperación y del final del túnel pero es en el túnel oscuro de la pobreza dónde Cáritas, y otras muchas organizaciones humanitarias, trabajan todos los días. Un respeto, Sr. Ministro.