Archivo de la etiqueta: elecciones andaluzas

La prueba del cuatro

Después de los varapalos de las municipales y de las generales, los socialistas consiguen un balón de oxígeno en Andalucía. Arenas ganó las elecciones y marcó una fecha histórica en el calendario de hitos políticos, pero detrás de esta meta alcanzada hay un precipicio. El líder popular ha dado jaque al todopoderoso socialismo andaluz, logra 50 escaños y suma más votos que sus rivales, pero no ha rematado la partida, le ha faltado encontrar la jugada del mate.

 

De estas elecciones, saco cuatro ideas clave de manual:

– La unanimidad de las encuestas no garantizan la transformación del pronóstico en realidad.

– Hay victorias (incluso históricas) que dejan un sabor muy amargo.

– Puedes perder la batalla electoral y brindar tras el recuento de votos.

-Una vez más, queda claro que la corrupción pasa una factura muy barata y que una baja abstención también puede perjudicar al PP.

 

Cuatro mensajes para el PSOE:

– Los 47 escaños no equivalen a una sentencia absolutoria.

– Griñán debe reformar la estructura y funcionamiento del partido.

– Si logra formar gobierno, el líder socialista ha de depurar responsabilidades por los casos de corrupción e implantar un sistema de transparencia que aumente los controles antifraude.

– Si para garantizar la supervivencia del Estado del bienestar tiene que hacer recortes, que los haga, aunque se quede sin el apoyo de IU.

 

Cuatro mensajes para el PP:

– Los 50 escaños te convierten en el partido más votado, pero no necesariamente en el partido de gobierno. En Asturias, ha ganado el PSOE y se quedará, probablemente, en la oposición (eso es legal y legítimo).

– Las campañas electorales hay que aprovecharlas al máximo y eso incluye debatir con tus rivales sea donde sea y sea como sea [como dijo el propio Arenas en las elecciones de 2008].

– Los ciudadanos exigen una oposición constructiva. No apoyar aquello que se considera negativo para la sociedad es sensato, no apoyar por sistema la gestión de los gobiernos es una aberración democrática.

– La acción del Ejecutivo de Rajoy no debe estar condicionada por los resultados electorales si está convencido de que hace lo mejor para España. Es un error empecinarse en no escuchar al pueblo cuando levanta su voz, pero también lo es no hacer lo que se debe con tal de llenar las urnas de votos. Son tiempos para el diálogo social (escuchar) y para el sentido de Estado (actuar con valentía).

 

Cuatro intentos, casi cuatro derrotas:

Cuatro intentos por hacerse con la presidencia de la Junta son muchos intentos, hay que pasar página y trazarse nuevos retos, no todo es ser el presidente de los andaluces, se puede trabajar por la tierra de uno desde muchas atalayas. Arenas tiene la obligación moral de buscar un nuevo líder-candidato, en el PP andaluz hay cantera.

 

Artículos relacionados

Entrevista a José Antonio Griñán, Presidente de la Junta de Andalucía por @macintas

Entrevista a Martín de la Herrán – Candidato de UPyD a la Junta de Andalucia por @emartinp

Entrevista a Javier Arenas – Candidato de Ppopular a la Junta de Andalucía por @marvazquezlorca

Giro a la izquierda por @carlosribanez

Todo lo que tiene que decirse de la comunicación hasta llegar al 25M en Andalucía por @marvazquezlorca

El jet lag en las elecciones andaluzas

Cómo iniciamos un cambio de paradigmas

El pasado día 25 de marzo, al finalizar la tarde, en Andalucía no solo se vivió el “jet lag” del cambio de hora, sino un reajuste en los mapas mentales de todos sus dirigentes al conocer los resultados de las elecciones autonómicas.

Más de uno necesitó adaptarse a la nueva realidad en el menor tiempo posible, y precisamente esta circunstancia hace que el corazón, la cabeza y el cuerpo anden descoordinados ante las palabras que expresaron en cada uno de sus discursos al final de la jornada.

Aun hoy, y en los próximos días, van a tener que crear nuevos paradigmas, crear un nuevo marco de referencia, pues la urnas han hablado con una distancia abismal en cuanto a las encuestas y, lo más importante, ha hablado el silencio con la baja participación con respeto a las anteriores elecciones.

Tanto Javier Arenas, José Antonio Griñán como Diego Valderas, un día después, necesitarán asentar emociones, digerir realidades y comenzar el diseño de un nuevo mapa de actuación. Es decir, el modo en que ven las cosas, como piensan y por lo tanto, como van a actuar.

Haciendo un enfoque desde el Coaching, cambiar un paradigma, entender y aceptar una realidad, una situación inesperada, solo puede iniciarse desde el aprendizaje y la responsabilidad. De los tres, Javier Arenas, muy a su pesar, como bien transmitió el tono de voz en su discurso, juega con ventaja, y cabe preguntarse si ¿querrá seguir “jugando” a seguir siendo el resistente nato? o si… ¿podrá encajar por cuarta vez el envite de la presidencia? Sin embargo, para José Griñán se convierte en un nuevo reto cuando las mejores de las encuestas le hacían mas cercano a las heridas de su “amigo” y compañero Alfredo Rubalcaba, siendo en definitiva Diego Valderas quien acaricia las mieles de ser quien inicie el juego.

Y para que comience el juego, es bueno entender que aprender no es solo tener información, aprender es expandir nuestra capacidad de acción, que unido a la responsabilidad es aportar los medios adecuados para que dicha acción disponga de oportunidades, dejando a un lado el papel de victima que toda persona acaricia cuando no entiende que el escenario de actuación ha cambiado.

Por ello, el primer paso para el cambio es individual y de uno, no valen ni sirven las “plañideras”, ni las del partido ni las del entorno más cercano, pues primero es necesario cambiar uno mismo asumiendo esa responsabilidad y es entonces cuando podremos actuar en nuestra área de influencia, invitando a que los demás si lo desean que cambien también su paradigma.

Los recursos residen en cada uno de ellos, y este punto de partida sí es un nuevo cambio de paradigma dentro de la política.

Como decía Eric Hoffer: “En tiempos de cambio, quienes están abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”
¿Están preparados nuestros lideres políticos para el futuro de España?

 

Artículos relacionados

Entrevista a José Antonio Griñán, Presidente de la Junta de Andalucía por @macintas

Entrevista a Martín de la Herrán – Candidato de UPyD a la Junta de Andalucia por @emartinp

Entrevista a Javier Arenas – Candidato de Ppopular a la Junta de Andalucía por @marvazquezlorca

Giro a la izquierda por @carlosribanez

La derrota de Arenas abre heridas en el PP andaluz por @arturocriado

Todo lo que tiene que decirse de la comunicación hasta llegar al 25M en Andalucía por @marvazquezlorca

 

Todo lo que tiene que decirse de la comunicación hasta llegar al 25M en Andalucía

Ya les adelanto que estas líneas no son un análisis exhaustivo sobre el resultado de las elecciones andaluzas. Quieran o no ya saben los resultados porque estoy segura que lo han leído en su time line. El Partido Popular ha sido la fuerza política más votada en Andalucía obteniendo 50 escaños, seguido del Partido Socialista Obrero Español con 47 escaños y cerrando el grupo de partidos políticos con representación parlamentaria, Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria por Andalucía, con 12 escaños.

 

Foto: cartel campaña ppopular

Esos son los resultados, pero los escenarios políticos que de ellos se deriven de cara a la toma de investidura del nuevo gobierno del parlamento andaluz, son una incógnita. Otra incógnita es por qué en 30 años de democracia, Andalucía ha tenido el mayor récord de abstención, sobre todo juvenil, ya que un total del 61,67% de los andaluces no han votado este 25 de marzo.
Tengo la suerte de observar mucho y en la jornada de ayer, que me cogió en Andalucía, más concretamente en Huelva, pude preguntar a algunas de mis amigas que en estos momentos se encuentran buscando su camino profesional, si habían votado faltando tres horas para el cierre de los colegios electorales. De las siete, sólo yo lo había hecho. Entonces les pregunte la razón y ya me anticiparon muchas de los (seguros) argumentos que ese 61,67% de andaluces tiene. “Están tan desapegados de la realidad que es nuestra forma de expresar lo que sentimos aunque sea sacrificando nuestro derecho al voto”.

 

No son unas palabras cualquiera. Me pregunte qué había pasado. Qué estaba pasando y sobre todo, qué pasará si más de la mitad de la población en Andalucía piensa que los políticos no les representan. Hoy he vuelto al ajetreo de Madrid, y desde la “distancia” analizo cada uno de los pasos que observé en la jornada de ayer.

 

Foto: cartel campaña psoe-a

Todos (las santas encuestas) vaticinaban una mayoría absoluta del PP en Andalucía y todos (los santos comunicadores) hemos visto la campaña desde esta perspectiva. Comunicativamente, esta campaña en Andalucía para el 25M ha sido como mi café de todas las mañanas, cargado de adrenalina pero light en cuanto al contenido de azúcar. Algunos (desde su despacho de consulting en Madrid) pensaron que era mejor no agitar demasiado el cóctel que mezcla mensaje y proyección del candidato y que con Mariano Rajoy en el Gobierno de la nación, habría confianza de sobra. Olvidaron el ingrediente esencial, una característica intrínseca de Andalucía que está conformada mayoritariamente por municipios rurales y ahí el mensaje del PP ha llegado (será que en Google Maps no salen la mayoría de ellos). Mariano Rajoy no ha sido el protagonista de la campaña del PP pero su espacio ha tenido, ha sido telonero y epílogo, aunque sin mucho ruido, no así como Fátima Báñez y Cristóbal Montoro.
En la noche de ayer y desde el pequeño balcón del centro de Sevilla, Javier Arenas y sus más estrechos colaboradores, parece que no cuidaron ni el más mínimo detalle del discurso y escenografía de un triunfo electoral. Viendo la retransmisión del momento, les confieso que estaba mucho más pendiente del rostro reflejado en un cristal del coordinador de campaña que parecía esconderse tras su jefe. Por cierto, un reflejo que mostraba que el PP creía que ganaría la mayoría absoluta (todos lo creían excepto Arenas que en la recta final de campaña dejaba claro que no se fiaba mucho de las encuestas).

 

Foto: EFE

Como era de esperar, Fátima Báñez y Cristóbal Montoro acompañaron a Javier Arenas en el balcón popular. Han sido un apoyo importante durante la campaña en Andalucía y creyeron en la mayoría absoluta de Arenas quien les reservó el penúltimo final de su discurso. El final fue un “Hasta siempre”, no se sabe realmente a quién dirigido.
Diego Valderas fue el primero en comparecer a los medios en la noche electoral. El objetivo de IU en Andalucía y con Los Verdes a su lado, fue desde el primer momento, aprovechar la coyuntura política de la izquierda y así romper el bipartidismo de PP y PSOE en el parlamento andaluz. Un objetivo político que se unía al de campaña, con una fuerte presencia de figuras claves como Alberto Garzón. Cayo Lara poco o nada se ha dejado ver con Diego Valderas en campaña, también porque a este último no le sobra atril precisamente cuando interviene en campaña. Se crece y en estos comicios, ha sido aún más. El aumento espectacular de escaños de IU tras este 25M, de 6 a 12, es en parte éxito del PSOE y como no, de Diego Valderas. Un político con fuerza comunicativa e igualmente claro en su mensaje.

 

Foto: Ricardo Domínguez

Y por último, José Antonio Griñán no se presentó a la prensa como perdedor, aunque lo fuera. Su templanza y seguridad a la hora de hablar, hacen de él un líder. En su comparecencia a los medios, cuidó hasta el más mínimo detalle. Su esposa, Teresa Caravaca, le acompañó en la imagen y tras la intervención, le agarró con seguridad y le besó. No es algo que en Andalucía estemos tan acostumbrados a ver, pero si que acercó la imagen de José Antonio Griñán, al que quieren que le llamen Pepe y se afana por conseguirlo.
Su mensaje, insisto, tenía cero carga de derrota, porque no era el momento de mostrarlo. Con él, Manuel Chaves ,quien no salió en la imagen pero es curioso ver que se encontraba a su lado, le mostró su apoyo.

 

José Antonio Griñán se jugaba mucho más que la presidencia de la Junta de Andalucía este 25M. A esta cita se presentaba con un doble reto, mantener a un partido unido en Andalucía, fuerte en número dentro del PSOE y que se jugaba mucho más internamente que de puertas para fuera. La hipotética mayoría absoluta de Javier Arenas hubiese supuesto una catarsis, pero aunque se produzcan movimientos, el temblor no será el que se esperaba.

 

UNA CAMPAÑA EN IMÁGENES

Tu y yo lo sabemos. Si tan importante es lo que dices aún lo es más lo que no. Desde la cartelería hasta los escenarios y coprotagnistas elegidos, esto es lo que no han dicho pero han comunicado.

Foto: Web PSOE-A
Foto: EFE

Andalucía, suma y sigue

Foto: flick PSOE-A

Andalucía se levanta hoy sin creer que sigue viva: es un lunes de resurrección para el PSOE a quien todos daban por crucificado, muerto y sepultado. El Partido Popular ganó las elecciones pero no va a gobernar: una coalición de PSOE e IU mantendrá el cortijo en manos de la izquierda y ya van más de 30 años. La victoria pírrica del PP hizo que ayer Javier Arenas se presentase en el balcón de la sede regional del PP andaluz con cara de viernes Santo. Las féminas conservadoras que le acompañaban disimularon mejor el peso de la lápida que acababa de caer sobre los ánimos del centro-derecha andaluz, destrozando la confianza futura en los sondeos: 50 escaños es una victoria, pero insuficiente para gobernar y muy lejos de la mayoría absoluta que proponían todas las informaciones.

 
Ni las encuestas más cocinadas daban tan buen resultado al PSOE. Griñan, quien “no esperaba tanto” dijo “quiero expresar en una palabra lo que siento: gratitud”. Todo en sus gestos apuntaba a que estaba haciendo un hercúleo esfuerzo de contención para no decir: “en realidad, estoy flipando”.
El subidón de Izquierda Unida apunta a un trasvase de voto descontento con el PSOE. El Partido Andalucista confirma su condición de reducto político y queda una vez más fuera del parlamento andaluz. Y los resultados de UPyD confirman la dificultad del panorama político andaluz, guiado por el clásico pensamiento izquierda-derecha, aún no termina de asumir la entrada de un partido trasversal. El optimismo y la buena campaña de buzoneo y redes sociales me hicieron creer en la posibilidad de que Martín de la Herrán, e incluso 3 compañeros más, entrasen triunfantes en la política andaluza. Meras ilusiones como quedó ayer comprobado.

 
El 62,2% de participación apunta a que la abstención, sobre todo de votantes del Partido Popular, fue la protesta de quien piensa y se opone al sistema de reformas del gobierno central. Pero también es el resultado del cansancio producido por tantos años de mentiras y corrupción, de unos y otros.

 
Había quien, guiado por la brújula de las encuestas, andaba ya cambiando el color de su chaqueta pero los resultados del 25M lo pilló con el pié cambiado: el PSOE tiene aún mucho poder en Andalucía, donde hay base, donde hay aún pueblo, lejos de la izquierda aburguesada del resto de España.

 
Muchos dudábamos del PP y de Arenas, que no asalta el Cortijo ni a la cuarta, pero queríamos un cambio de aires. Ahora está Javier sobre arenas movedizas: ¿debe dimitir y buscar sustituto? ¿se presentará por quinta vez? ¿por qué el PP andaluz, que apostaba por un cambio verdadero en Andalucía, ha mantenido al mismo candidato hasta en cuatro ocasiones? ¿han afectado las políticas de Rajoy al electorado conservador andaluz?
Estas elecciones ponen de relieve la muerte del sujeto político que diría Foucault: no importa el candidato ni sus ideas, solo importan las estructuras políticas y su articulación. La sanción es para la subida de impuestos y los esfuerzos austeros aún siendo necesarios. Da igual la corrupción, políticamente no se castiga. Da igual la mala gestión, electoralmente no se penaliza. Andalucía, con un 2,9% de déficit al cierre de 2011, 31,23% de paro, a la cabeza del fracaso escolar, y un largo etc de malos datos, prefiere lo malo conocido y se reafirma como región socialista del sur de Europa. Y ahora me viene a la mente el lema del PSOE en la campaña de 2008: Andalucía, suma y sigue, sí, pero en la mierda.

Entrevista a Javier Arenas Candidato a la Junta de Andalucia por el @ppopular

“Tenemos las recetas y soluciones para sacar a Andalucía de la crisis actual”

 

Foto: Partido Popular

P. El cambio en Andalucía parece evidente según marcan las encuestas, ¿está confiado que se va a dar y el PP accederá a la Junta?

 R. Estamos preparados para gobernar desde el reformismo, el diálogo y la moderación. Concurrimos a estas elecciones con los deberes hechos y con un programa de gobierno reformista y centrado en el empleo, que recoge, además, muchas propuestas que  independientes, expertos y ciudadanos nos han transmitido, desde un análisis de la realidad, para dar soluciones a los problemas de Andalucía. Tenemos las recetas y soluciones para sacar a Andalucía de la crisis actual y establecer los cimientos de una tierra más competitiva y más próspera. Mi proyecto tiene un único objetivo, que Andalucía deje de ser el furgón de cola de España y Europa. Ahora sólo queda que los andaluces nos den su confianza.

 

P. Algunas encuestas vaticinan que aunque gane el Partido Popular puede que el resultado esté ajustado y no lleguen a la mayoría absoluta, ¿se plantearían pactar con partidos como UPyD, si como parece consiguen votos suficientes para tener un representante?

R. Estoy convencido de que los andaluces apostarán por el cambio andaluz. Así me lo transmiten diariamente en la calle. El único miedo que perciben los andaluces y andaluzas es que sigan gobernando los mismos y Andalucía siga anclada en el inmovilismo suicida, el paro, el despilfarro, los abusos, el vacío de oportunidades y propuestas y las falsas promesas de treinta años.

 

P. Cuánto más se acercan las elecciones más datos se conocen del caso de los EREs y ahora del caso de las subvenciones ¿cree que pasará factura al PSOE?

R. Andalucía no se merece que la identifiquen con los escándalos y abusos de quienes han traicionado la confianza de los andaluces. No voy a permitir que esto suceda y lucharé con todas mis fuerzas para que la imagen de Andalucía sea la de una tierra de gente honrada y trabajadora. No entiendo las cosas que se han hecho con los 1.500 millones de euros de los parados andaluces, pero si garantizo que crearemos un fondo de emergencia social con el dinero que se recupere y lo destinaremos a las familias andaluzas sin ingresos.

 

P. Usted ha afirmado que su enemigo no es el PSOE sino el desempleo ¿cómo plantea el plan de empleo en una comunidad que vive en gran medida del campo?

 R. Mi única obsesión es ofrecer oportunidades al millón doscientos mil parados andaluces, al 56% de los jóvenes que no encuentran salidas y a las 400.000 familias andaluzas que en estos momentos no tienen ingresos. Reformaremos y modernizaremos la gestión y ejecución de las políticas activas de empleo  e impulsaremos un gran pacto social con el resto de partidos políticos, los agentes sociales y económicos, y con los ayuntamientos. De esta situación de crisis, no sale solo ningún gobierno.

 

P. Los datos de déficit conocidos la semana pasada dejan a Andalucía en valores por encima de la media nacional ¿veremos un plan de ajuste si usted llega al gobierno?

R. El gobierno del cambio va a recortar seguro el paro, los abusos y los privilegios. Hasta que no conozca la actual situación financiera de la Junta de Andalucía no puedo concretar algunos programas, pero sí puedo asegurar que ahorraremos en todo menos en Educación, Sanidad y Políticas Sociales. He preguntado por activa y por pasiva por la situación de las cuentas autonómicas y nunca he recibido una respuesta real. Sí que puede asegurarle que cumpliré con el 1,5 por ciento acordado por el resto de comunidades, toda vez que no entiendo como la Junta de Andalucía no se ha sumado a este pacto de austeridad cuando aceptó el 1,3% del gobierno de Zapatero.

 

P. Algunos dirigentes autonómicos proponen el llamado copago sanitario para rebajar el déficit ¿se lo han planteado si llegaran al Gobierno?

R. Ni creo ni propondré el copago. Hacen falta reformas profundas en la sanidad en Andalucía y un Pacto de Toledo a la andaluza para garantizar su financiación. Nuestro compromiso es preservar y mejorar la sanidad pública mediante un pacto sociosanitario. La sanidad andaluz necesita una gran reforma, dirigida entre otras cosas a mejorar la Atención Primaria.

 

P. En el supuesto que usted gane las elecciones veremos un coincidencia entre el gobierno central y el autonómico, ¿traerá esto mayor inversión a Andalucía?

R. Seremos un gobierno tan cooperador como exigente con el Gobierno de la Nación, sea del color que sea. La primera propuesta que el PP llevará al Parlamento de Andalucía será un nuevo sistema de financiación autonómica. El actual, que acordaron Zapatero y ERC, nos perjudica porque Andalucía es la comunidad autónoma que menos recursos per cápita recibe. El presidente Rajoy ha cogido el toro de la crisis por los cuernos y ha hecho en dos meses lo que el anterior gobierno fue incapaz de hacer en ocho años. Aplaudo las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros como  el aplazamiento de la devolución de los 6.000 millones de euros que Andalucía le debe al Estado de los ejercicios 2008 y 2009 de 5 a 10 años; el anticipo de  las entregas a cuenta de la liquidación de 2010 para que las comunidades tengan liquidez; y la inyección de 35.000 millones de euros para que los proveedores puedan cobrar las deudas que mantienen con ellos las administraciones públicas.

 

P. ¿En algún momento se planteó dejar la carrera a la Junta por un cargo en el Gobierno de Mariano Rajoy?

R. Tengo satisfecha mi vocación política con los cargos que ya ocupé en el anterior Gobierno del PP con Aznar. Ahora mi ambición es colocar Andalucía donde se merece: a la cabeza de España y Europa. Esta es mi obsesión, mi pasión, mi proyecto y mi compromiso con los andaluces.

 

Entrevistas relacionadas:

Entrevista a José Antonio Griñán, Presidente de la Junta de Andalucía
Entrevista a Martín de la Herrán – Candidato de UPyD a la Junta de Andalucia

Entrevista a Martín de la Herrán – Candidato de UPyD a la Junta de Andalucia

“UPyD es el verdadero cambio para Andalucía, no un mero recambio”

Candidato a la Junta de Andalucía por UPyD
Foto: facebook candidato

 

Este domingo 18 de marzo UPyD celebró un acto conmemorativo de La Pepa en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Cádiz. A una semana de las elecciones andaluzas, el partido magenta se mostró radiante en la tacita de plata: están lanzados a por todas y así lo demostraron.
Martín de la Herrán es el candidato de la formación magenta a la Junta de Andalucía. Este abogado de treinta y seis años está lanzado a cambiar de raíz el tradicional y estático panorama político andaluz. Y parece que puede conseguirlo en los primeros comicios a los que se presenta pudiendo meter a UPyD en el Palacio de San Telmo. Martín es una persona verdaderamente cercana, y transmite una sensación de tranquilidad y profesionalidad. Cuenta con la confianza de muchos electores y el respaldo de una siglas que “no han avergonzado a nadie” como dijo Fernando Iwasaki. Todo indica que, si los andaluces le dejan, va renovar Andalucía con hechos y no con palabras: propone upeidina como fármaco para Andalucía, y asegura que “es como la Viagra: genera mucha expectativa y no defrauda a nadie”.
Martín de la Herrán, noviembre 1976

 

P. A una semana se las elecciones ¿cuál es la situación de UPyD?
R. Desde nuestro punto de vista, UPyD se consolida como fuerza política en Andalucía, de eso no me cabe ninguna duda. Pero es un misterio lo que va a pasar respecto a los demás. No hay nada seguro. Por eso apelo yo al voto útil.

 
P. Como no hay nada seguro, también puede darse el caso de que UPyD no llegue al Parlamento.
R. Yo creo que no va a pasar eso. Las encuestas siempre se han equivocado con nosotros a la baja y ya las encuestas nos confirman presencia, con lo cual, no lo contemplo. Además, se percibe en la calle, en la gente con la que hablamos, en la gente que asiste en los mítines. La gente tiene muchas ganas de un partido con sentido común y ahora mismo el único que representa eso es UPyD.

 
P. Solo UPyD pide revisar el modelo de Estado y la mayoría de partidos políticos tachan a Rosa Díez de “demagoga”, “irresponsable” y “temeraria”.
R. Nos tachan de todo: el PSOE nos llama ultraderecha, el PP ultraizquierda, en fín…

 
P. ¿Qué es lo que temen los políticos que no atemoriza a Rosa Díez y a UPyD?

R. Temen que desmontemos la estructura partidista que ellos han montado. Ese es el verdadero problema que tienen los partidos con nosotros. Venimos en blanco, sin hipotecas, sin tener que colocar a nadie, y por lo tanto, dispuestos a hacer las reformas profundas que necesita el Estado.

 

P. Me gustaría que me explicase por qué UPyD quiere fusionar ayuntamientos y suprimir diputaciones ¿No funciona mucho mejor la administración cercana al ciudadano?

R. Porque la fusión de carácter administrativo de municipios conseguiría hacer menos municipios pero más fuertes y, entonces, la prestación de servicio se haría de manera mucha más eficiente que con el actual mapa municipal. Tenemos que tener en cuenta otros datos, tenemos que aprender de la experiencia: en Alemania tenían 26 mil municipios después de la II Guerra Mundial y actualmente tienen ocho mil. En España tenemos ocho mil con la mitad de población que Alemania. Eso nos tiene que hacer reflexionar. La estructura administrativa es demasiado grande y supone una carga demasiado grande que hace que se tengan que acometer recortes, que se quieran acometer recortes en servicios básicos en vez de tocar lo que hay que tocar: la administración para evitar recortes en lo verdaderamente importante.

Foto: facebook candidato

El programa de UPyD propone evitar el vínculo entre los agentes e instituciones culturales y el poder político, ya que es indeseable fomentar la aparición de “una cultura oficial” mediante la subvención y el clientelismo. Sin embargo, en Andalucía se estila mucho el compadreo y las relaciones de parentesco ¿no cree que es este el mayor escollo para la reforma política andaluza?
Sí, pero el primer paso es primer paso es romper esa vinculación precisamente, para evitar el compadreo y evitar que se apoye aquello que es cercano a los partidos, sino aquello que es cercano a los ciudadanos. Desde el punto de vista cultural: exactamente igual.

 
P. Otro de los puntos que me gustaría comentar es la promoción de tráfico aéreo erradicando la política de subvenciones directas a las aerolíneas “low cost” ¿qué método de fomento proponen?
R. Las compañías “low cost” están haciendo una competencia desleal dentro del turismo y creemos que el Estado no debe fomentar esa competencia desleal, estamos causando problemas a otras compañías aéreas. Hay que crear otro tipo de incentivos que sean equitativos a todas las compañías aéreas, apostando por un mayor tráfico aéreo que nos traiga turistas a Andalucía.

 

P. En los artículos referidos al turismo UPyD habla de “Potenciar las técnicas para aumentar el gasto de los turistas en el destino” ¿Esto suena a: sacar “los cuartos” al turista? 

R. No se trata de eso. Se trata de ofrecer un producto turístico adecuado a lo que quiere el turista del siglo XXI: un turista mucho más exigente, que está dispuesto a gastar dinero en sus vacaciones, siempre y cuando tenga un producto de calidad y que pague un producto de calidad. De eso es de lo que se trata. No hay que olvidarse que el turista del siglo XXI es un turista que nos elige por Internet, viene, y luego su experiencia la cuenta en Internet. Son muy importantes las redes sociales y la inversión en tecnología aplicada al turismo para que pueda potenciarse este turismo de calidad.

 

P. En el plano universitario, entre otras medidas, proponen la enseñanza en inglés de un número de horas lectivas. Para ello hacen falta profesores y alumnos competentes con el inglés.
R. Claro, hay que formar en inglés desde pequeños. Es un paso gradual. Queremos que se haga un cambio progresivo, no imponerlo a partir de mañana en todas las facultades y en todas las carreras. Ir haciendo un cambio progresivo apostando por el bilingüismo en la universidad y que determinadas asignaturas comiencen a enseñarse en ingles. Para ello es necesario comenzar desde la enseñanza primaria.

 

P. Una pregunta que se hace mucha gente es: ¿UPyD es de izquierdas o de derechas?
R. Eso lo tiene que decidir cada uno. Nosotros defendemos políticas del siglo XXI, lo de la derecha y la izquierda, yo que nací en el año ’76, me queda eso muy lejos. No creo en las dos Españas y no creo en los dos extremos. Creo en políticas por los ciudadanos. Y hay políticas que se pueden llamar de izquierdas, que defendemos, y hay políticas que se pueden llamar de derechas, que también defendemos. Con lo cual, que nos ponga cada ciudadano la etiqueta que considere. Huímos de la etiqueta.

 

P. Martín, se te ve muy lanzado a ser mañana mismo presidente de la Junta de Andalucía.
R. No me cabe ninguna duda de que contamos con gente mucho más cualificada que los otros partidos. Por tanto, no tendría ningún miedo a asumir la presidencia de la Junta de Andalucía.
Mucha suerte para el próximo domingo. Muchas gracias.

Debate y oratoria en el cara a cara andaluz #debateRTVA

Foto EFE

Una hora ha durado el debate en Canal Sur entre los candidatos a la Junta de Andalucía, media hora menos de lo previsto porque finalmente no ha acudido el aspirante del PP, Javier Arenas.

En un plató decorado con tonos grises, azules y blancos, los candidatos de PSOE e IULVCA a la Presidencia de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán y Diego Valderas, han celebrado el único debate en televisión que habrá en esta campaña política hacía las elecciones andaluzas del 25 de Marzo.

La primera imagen es lo más importante. Griñán llevaba traje de chaqueta azul marino y una corbata en la que predominaban los tonos azules y Valderas traje gris combinado con una corbata en tonos rojos. Griñán, situado de pie ante un atril a la izquierda de la imagen, y con Valderas a la derecha y la moderadora, Mabel Mata, en el centro, ha sido el primero en lamentar la ausencia de su homólogo popular en una actitud que ambos candidatos han atribuido a su deseo de “no defender” el programa con el que concurre a las elecciones autonómicas del próximo 25 de marzo una vez que se conocen las políticas que desarrolla el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En cuanto al resto de la escenografía, como había requerido ante notario el PP-A poco antes del debate, no ha incluido ninguna referencia a la ausencia de Arenas.

Foto EFE

En el debate, el candidato socialista, ha dedicado buena parte del último bloque a hablar, a iniciativa propia, del escándalo de los ERE: “Me asquea la corrupción y desprecio a quien se aprovecha de la política para enriquecerse. Es verdad que lo hace gente”, ha admitido Griñán. El presidente ha reconocido que el caso de los Expedientes de Regulación de Empleo irregulares pagados con dinero público es “grave”, pero ha rechazado que haya una “corrupción generalizada” en el Gobierno andaluz. Ha arremetido contra el PP por “tapar” sus corruptelas y por “sentar en el banquillo a los jueces que las persiguen”, una actitud, ha dicho, “muy distinta” de la que ha mantenido la Junta, que ha sido la “primera en denunciar e investigar”. El líder de IU, Diego Valderas, le ha exigido “responsabilidades políticas”.

Además de los ERE, el paro, los recortes del Gobierno de Rajoy, la reforma laboral y la calidad democrática fueron los grandes temas del debate. Valderas, que ha echado mano del Estatuto andaluz en varias ocasiones, ha reprochado al presidente el “drama del paro”. “En lo que dura este debate, 75 personas van al paro, hay dos desahucios y un autónomo cierra su negocio”, ha lamentado. “Conozco bien el paro. Mi hijo pequeño ha perdido su trabajo y está en casa”, ha confesado Griñán. El presidente, que ha mencionado en varias ocasiones la ausencia de Arenas, que a esa hora estaba en Antequera, ha aprovechado para cargar contra los “recortes sociales” del Gobierno de Mariano Rajoy, un tijeretazo que, a su juicio, imitará Arenas si llega a la Junta. Para el presidente andaluz, el 25-M los ciudadanos están ante una “encrucijada”, puede elegir entre dos caminos: el del “retroceso de la derecha o el de la solidaridad”. Valderas, que se ha erigido en el partido de los trabajadores y ha hecho un llamamiento a los andaluces para que se “rebelen” el día 25.

Por lo que ninguno de los dos se ha desviado de su discurso inicial y preparado. Un discurso monotemático y con pocas novedades, aunque tampoco con la presencia de Javier Arenas hubiese sido muy distinto este panorama.

Entrevista a José Antonio Griñán, Presidente de la Junta de Andalucía

“Mi futuro no importa, solo importa el de Andalucía”

Pocas veces tiene una periodista, especializada en comunicación política, la oportunidad de entrevistar a un presidente de un gobierno autónomo y percibir de primera mano sus inquietudes o pareceres. José Antonio Griñán Martínez, ha concedido una entrevista a Blogsdepolítica.com para hablar de sus retos como presidente andaluz y también como presidente del PSOE, que no son pocos. Retos llenos de “compromiso y responsabilidad”.

A las puertas de una campaña electoral que se espera más que intensa en Andalucía, José Antonio Griñán, pide que el 25 de marzo los andaluces y andaluzas confíen en su gestión y sepan valorarlo como presidente.

Un presidente que transmite optimismo a pesar de las encuestas que dan como ganador a su rival, Javier Arenas. De su futuro no habla. Sólo le interesa el presente, dice “lleno de retos” y con Andalucía como objetivo. Sobre el 38º Congreso del PSOE habla de “prioridades” tras su celebración haciendo especial hincapié en que él no apoyó en ningún momento a un candidato u a otro que optaban a la Secretaria General de su partido. También, resalta la idea de un “proyecto socialista” y hace un repaso de la actuación de su gobierno en Andalucía con la crisis como marco, aportando datos sobre empleo y innovación en Andalucía.
Una entrevista que se hace más que interesante en estos momentos en los que ni su partido ni su gobierno parecen tener cura de cara el 25M. Por ello, José Antonio Griñán hace tiempo que se dio cuenta de que las actitudes son claves en todo proceso electoral y el rearmamiento del partido, una idea que se repite durante esta entrevista. Gracias y buena suerte, Presidente.

P.¿Cómo se encuentra tras haber sido elegido presidente del Partido Socialista Obrero Español?

R.Con más compromiso y responsabilidad. Más comprometido en la defensa de la socialdemocracia, tan necesaria en estos tiempos en los que el neoliberalismo campa a sus anchas por la debilitada Europa del bienestar social. Y más responsable por presidir un partido que tiene la obligación de ofrecer a los
ciudadanos una alternativa política, económica y social, donde los mercados no sean los que dirigen y condicionan el futuro de la ciudadanía.
Soy plenamente consciente, además, de la importante herencia que recibo de manos de mi predecesor, Manuel Chaves, y del histórico Ramón Rubial. Y en este sentido me siento profundamente agradecido por la confianza que el PSOE, con su secretario general a la cabeza, ha depositado en mí.
En definitiva, y tal y como dije en el Congreso, con las pilas cargadas de energía positiva para iniciar la reconquista socialista desde Covadonga a Tarifa.

P. ¿Cómo definiría o cuál sería su conclusión tras haber asistido y haber presidido el 38º Congreso de su partido?

R. La principal conclusión es que el PSOE es un partido vivo y capaz. Vivo, porque hemos asistido a un ejercicio de democracia interna y de transparencia único en el panorama político español. Y capaz, porque hemos sido capaces de aprender de los errores -propios y ajenos-, capaces de rearmarnos ideológicamente y capaces de construir un nuevo proyecto de presente y de futuro para el socialismo español. Tenemos un liderazgo sólido, solvente, el de Alfredo Pérez Rubalcaba, dispuesto a trabajar sin descanso para que España salga de la crisis en las mejores condiciones posibles, y no a cualquier precio.
Hemos tomado nota y sabemos lo que tenemos que hacer. No existen recetas mágicas, pero sí un modelo progresista, de izquierdas, que apuesta por un modelo económico competitivo y sostenible, basado en la innovación y el conocimiento y no en salarios bajos y despidos gratuitos. Un modelo construido sobre la igualdad de oportunidades que garantizan la educación y la sanidad públicas. Un modelo cuyo eje central son las personas, por encima de la frialdad de las cifras macroeconómicas.


P- ¿Cómo de necesario veía o sentía usted que era elegir a un nuevo líder o secretario general del partido tras la derrota electoral de noviembre?

R. En mi opinión, era urgente para cerrar el periodo de interinidad tras la salida de Rodríguez Zapatero. El PSOE necesitaba una referencia clara que cohesionara al partido y lo rearmara para lo que se avecina. Y lo que se avecina es, ni más ni menos, que elecciones en Andalucía y en Asturias.

P. Efectivamente, ¿siente que se ha producido un cambio, en cuanto a equipos de trabajo, objetivos y demás aspectos internos del aparato del partido, tras la celebración del 38º Congreso?

R. Un cambio desde la experiencia, aprovechando los 130 años de historia de servicio público del PSOE. Hay un nuevo secretario general, una nueva Ejecutiva Federal, y ese cambio irá progresivamente impregnando todos los órganos territoriales del partido. Pronto se celebrará una Conferencia Política que definirá un nueva hoja de ruta de presente y de futuro.
En definitiva, en el 38 Congreso comenzó un nuevo tiempo para el PSOE, en el que tenemos que abrirnos más a la ciudadanía y, paralelamente, articular una oposición útil, pero firme, al Gobierno de España. Una oposición muy necesaria en estos momentos en los que el PP está acometiendo reformas que están suponiendo retrocesos históricos en derechos sociales y laborales.

P. ¿Cuáles son los objetivos del PSOE a partir de este momento?

R. Los objetivos estaban y están claros: la prioridad, ganar en Andalucía y en Asturias. En Andalucía, en concreto, el objetivo que nos hemos marcado es revalidar una vez más la confianza mayoritaria de los andaluces y andaluzas en el proyecto socialista.
El Gobierno andaluz ha marcado la diferencia en su respuesta a la crisis. En Andalucía se está facilitando la creación de empleo, se apoya a pymes y emprendedores, sin dar ni un paso atrás en sanidad o educación y con un endeudamiento menor a la media del conjunto de las comunidades. Espero y confío en que los andaluces sepan valorarlo el 25M.
Ya a escala nacional, el objetivo es rearmarnos ideológicamente, reencantarnos de ser socialistas y sentirnos orgullosos de pertenecer a este partido y contagiárselo a la ciudadanía. Y con respecto al Gobierno, plantear una oposición leal, útil y razonada, defendiendo nuestro modelo de progreso, no de retroceso, que es el que nos están imponiendo.

P. Centrándonos en su responsabilidad como presidente del Gobierno de  ¿cuál es el balance que hace, no sólo político, sino social o económico, al frente de la Junta de Andalucía?

R. Esta ha sido, sin duda, una legislatura muy difícil, marcada por la lucha contra la crisis, que en Andalucía emprendimos antes que en ninguna otra comunidad y con más planes y recursos que nadie. Desde principios de 2008, cuando la crisis comenzaba a dar sus primeros pasos, el Gobierno andaluz ha invertido 14.000 millones de euros, el 9% de nuestro PIB, en paliar sus negativos efectos en empresas, trabajadores y familias. Gracias a esta potente inversión se han creado o mantenido 200.000 puestos de trabajo y se han ayudado a más de 30.000 empresas y a más de 2 millones de personas.

Han sido cuatro años de intensa crisis, que ha tenido una durísimas consecuencias en el empleo, y en las expectativas vitales de muchísimas personas, en Europa, en España y en Andalucía. Ante este complicado panorama, Andalucía ha trabajado por dar una respuesta social a la crisis más justa, más equitativa. Hemos incentivado la actividad empresarial, hemos facilitado la creación de empleo, hemos ajustado nuestro presupuesto y cumplido con la reducción de la deuda pública. Pero todo ello sin dejar a nadie en la cuneta, sin renunciar a los derechos sociales que con tanto esfuerzo hemos ido construyendo en los últimos 30 años.

Conscientes de que tan importante es salir pronto de la crisis como hacerlo en las mejores condiciones, el Gobierno andaluz está apostando por un nuevo modelo económico, competitivo y sostenible, que no aspira a competir por salarios bajos o largas jornadas de trabajo, como señala la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Rajoy, sino en innovación y en calidad. Esa es la apuesta de futuro más importante que ha hecho el Gobierno andaluz durante esta legislatura.


P. Son sus primeras elecciones al Gobierno andaluz en primera línea de batalla. ¿Cómo las encara?, ¿qué espera?

R. Las encaro desde el convencimiento de que podemos ganar las elecciones. Lo he dicho antes, espero y confío que los andaluces valoren el ingente esfuerzo que el Gobierno andaluz ha desarrollado en estos duros años de crisis por apoyar sus iniciativas empresariales, por alentar sus ideas de negocio, por mantener, en definitiva, su nivel de bienestar.
Espero y confío en que los andaluces y andaluzas sepan diferenciar entre un modelo de progreso, de avance, como el que representa el PSOE, frente al modelo de retroceso social del Partido Popular.
Andalucía tiene en sus manos evitar el retroceso histórico que representa el PP, esa marcha atrás social, económica y laboral que se vislumbra ya con claridad en las primeras medidas del Gobierno de Rajoy.

P. Los medios y la oposición hablan de que usted ha dado su apoyo a Carme Chacón durante el Congreso. ¿Cree que este hecho le va a hacer perder votos el próximo 25 de marzo?

R. En ningún momento nadie me ha oído decir que yo apoyaba a uno u otro candidato. Desde el minuto uno defendí que practicaría una neutralidad activa, y he sido consecuente. Neutralidad porque no me he posicionado de ningún lado; y activa, porque denunciaría, como así he hecho, cualquier presión o maniobra por parte de los partidarios de ambos candidatos que rebasase el juego limpio. Dicho esto, en mi Gobierno ha habido compañeros y compañeras que se han manifestado por Alfredo, como los ha habido proclives a Chacón. Pero una vez hecho el recuento de votos en el Congreso, todos y todas sin excepción nos hemos puesto a trabajar para nuestro secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. Y Alfredo ha dicho por activa y por pasiva que su máxima prioridad pasa por ganar en Andalucía. Por lo tanto, contamos con el apoyo total del PSOE con vistas al 25 de marzo. Andalucía sigue siendo el corazón del PSOE y ese corazón late hoy con fuerza.

P. Algunas fuentes afirman que si usted pierde el poder de la Junta, abandonará la política. ¿Tiene pensado esa opción?

R. Créame cuando le digo que tengo centrados mis cinco sentidos en gobernar Andalucía, en resolver sus problemas, y en volver a contar con la confianza mayoritaria de los andaluces el próximo 25 de marzo. Lo único que me preocupa, y ocupa, es el presente y el futuro de los andaluces y andaluzas, el poder contener la sangría del paro, que fluya el crédito, que Europa defienda el euro frente a los mercados internacionales y, en suma, que salgamos de la crisis en las mejores condiciones posibles.
Y, créame, estamos en el buen camino. En Andalucía estamos gobernando a futuro, con fe en que Andalucía, que está capitalizada en lo humano y en lo tecnológico como nunca, despuntará en cuanto esta tempestad sea historia.
Andalucía no se merece el retrocambio que propugna el PP de Javier Arenas, un retroceso en toda regla en materia social, laboral y económica, con la crisis como coartada. No todo vale por salir de la crisis.
Hay otro modelo, hay otra salida a la crisis, y ésta es por la izquierda. Hay una salida capaz de compatibilizar el impulso económico y los servicios públicos fundamentales como la sanidad o la educación. Hay otro modelo económico de luces largas capaz de crear empleo sostenible y de calidad aprovechando la magnífica formación de nuestros jóvenes y su espíritu emprendedor. Ésa es nuestra apuesta y vamos a demostrar que es real y posible.
Con retos como éstos, ¿cómo puedo siquiera pensar en mi futuro personal? Mi futuro no importa, solo importa el de Andalucía.

“¡Gracias a vosotros!”

A los políticos se les llena la boca hablando de medidas 

El presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, estuvo este pasado domingo en Málaga. Allí movilizó a sus votantes con vistas a las próximas elecciones autonómicas del 25 de marzo. Durante su intervención, Arenas anunció diferentes medidas que pondrá en marcha si gana las elecciones. Se comprometió, entre otras medidas, a realizar una reforma del sistema financiero, a establecer un calendario de pago a proveedores, a incentivar la contratación de jóvenes con deducciones fiscales y bonificaciones y a negociar con sindicatos y patronal para fomentar el empleo.

Quiero aportar algunos datos antes de continuar escribiendo: el 19 de marzo de 2010 el Gobierno de Zapatero y su Consejo de Ministros celebrado en Sevilla aprobaron impulsar la actividad económica andaluza inundando el sur de España de ayudas públicas y subvenciones destinadas a diferentes fines: en primer lugar, el Gobierno firmó un convenio con la Junta por 10 millones de euros para financiar cualquier proyecto empresarial viable en Andalucía. Se puso en marcha el proyecto Andalucía Sostenible con el objetivo de facilitar la creación de más empresas y crear un tejido productivo andaluz. A esto hay que sumar los 30 millones de euros para financiar proyectos empresariales de PYMES andaluzas y el acuerdo entre el Gobierno andaluz y el Instituto Oficial de Crédito (ICO) para reforzar la financiación de las PYMES. Además, el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Junta acordaron una colaboración, por importe de 200 millones, para actuaciones de fomento de la innovación, a realizar entre los años 2010 y 2013.

Como colofón, Andalucía captó en agosto de 2010 más de 164 millones de euros del Fondo Tecnológico de la Unión Europea para proyectos empresariales. Tal avalancha de cifras colocó a Andalucía, con 7.546 nuevas empresas en el primer semestre de 2011, en tercera posición detrás de Madrid (9.892) y Cataluña (8.689).  A pesar de todo esto, Andalucía ha pasado de una tasa de paro del 13,99% en 2007 al 30,93% en el III trimestre de 2011 ¿Puede alguien explicármelo?

La solución puede ser la siguiente: toda aquel andaluz que se ha quedado parado, viendo que no hay manera de reincorporarse al mercado de trabajo en otra empresa, opta por invertir lo poco que tiene en una frutería, una tienda de chuches o de servicios informáticos. Sí, se crean empresas, pero en las que trabaja el autónomo y, como mucho, su pareja si también está en paro. Sí, se crean empresas, pero no se crean puestos de trabajo, y mucho menos, la red empresarial a la que aspiran.

A los políticos se les llena la boca hablando de medidas. Arenas no fue menos, y también habló de medidas, pero “medidas” es lo que llevan los socialistas planteando y aplicando durante sus 30 años de gobierno en Andalucía. Y a la vista está que no han dedicado todas sus fuerzas en buenas obras. El PP solo puede marcar la diferencia hablando de gestión y objetivos. Lo que necesita el sur es gestión eficaz: hacer una auditoría, conocer el debe y el haber, y crear el marco de medidas mirando a los empresarios, que son los que dan empleo. Don Javier y su equipo, en caso de que consigan asaltar el cortijo, deben alejarse de toda ilusión totalitaria sobre el empleo: no son los políticos ni el Estado los que crean empleo, solo crean el marco legislativo adecuado.

No estamos ya, gracias a Dios, en un Estado providencialista sino en un Estado del esfuerzo. Muy lejos quedan aquellos tiempos en que el caudillo, con su atiplada e impasible voz, enumeraba desde el balcón de la Plaza de Oriente los beneficios que había logrado para los españoles. Y la masa coreaba entusiasta: “¡gracias a ti!”, y Franco contestaba “¡gracias a vosotros!”. Tenía razón Franco y no las masas que le aclamaban: fueron los españoles de entonces los que inventaron su trabajo.

Elecciones andaluzas: El duelo final

El manejo de los tiempos

La primera cita electoral después de las elecciones generales del 20N va a desarrollarse en Andalucía. Será el 25 de marzo y en ellas el manejo de los tiempos va a ser una variable más que relevante ya que las elecciones andaluzas suponen el duelo final del PSOE frente al PP. Los resultados dirán si el hundimiento del PSOE se confirma también en su región insignia, o si hay una recuperación de este partido después de la catástrofe electoral de noviembre.

Revisando los antecedentes de la cita electoral, esta será la primera vez en 22 años que las elecciones al Parlamento andaluz se celebren sin el paraguas de una convocatoria general. Solo en dos ocasiones, los andaluces han celebrado un debate electoral sin interferencias de otros comicios: en 1982, las primeras autonómicas, y en 1990. En el resto de las ocasiones se han hecho coincidir con las europeas o con la renovación de las Cortes.

El manejo de los tiempos: la variable más relevante de una estrategia electoral


Cuando el anterior Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, decidió adelantar las elecciones generales, previstas para el año 2012, al 20 de noviembre de 2011, se planteó una disyuntiva para las elecciones en la comunidad autónoma de Andalucía, gobernada por el PSOE. Partiendo de la premisa de que las elecciones del 20N iban a ser pésimas para el partido de gobierno, ¿era conveniente hacerlas coincidir en esa misma fecha, sabiendo que lo harían en un clima de opinión pública extremadamente negativo?. O ¿las dejarían para la fecha original, arriesgando sufrir un efecto negativo adicional de arrastre, previsiblemente muy poderoso, por la inevitable victoria del PP?. La respuesta, ya la saben. Competir después de una victoria aplastante del adversario, es más difícil que competir antes de que esa victoria se haya verificado. Eso es evidente. Existen, sin embargo, varias lógicas acumuladas, y en competencia entre sí, a la hora de tratar de anticipar los resultados de una elección.

Después de las elecciones del 20N, la bomba de 5 millones de parados se encuentra en las manos de Mariano Rajoy y del PP por lo que la distancia entre el 20 de noviembre de 2011 y el 25 de marzo de 2012, es corta. Corta para que el nuevo gobierno muestre buenos resultados. Es corta también para que el PSOE, ahora desde la oposición, utilice los descontentos que puedan surgir por una frustración de expectativas.

En cualquier caso lo que es evidente, es que para el PSOE de Andalucía no va a ser fácil soportar la presión incontenible de la culpabilización por la crisis que tuvo el PSOE nacional en la campaña del 20N. En el 20N los candidatos no tuvieron prácticamente ninguna incidencia en los resultados y en el desarrollo de las campañas, tampoco.

Lo que está claro es que en la campaña de las autonómicas andaluzas va a importar mucho lo que digan y hagan los candidatos, pero va a importar más todavía cómo se hagan las campañas. El 20N, el PSOE perdió en Andalucía por nueve puntos. Un cambio importante del clima de campaña puede hacer intervenir un cambio también muy importante, paralelo, de números. ¿Qué cifras específicas? Imposible de saberlo a priori. Sin embargo, un movimiento de diez puntos, que podría hacer ganar al PSOE en Andalucía después de la catástrofe de noviembre, no es para nada imposible, a condición de que la campaña aproveche al máximo las oportunidades de esta elección.