Archivo de la etiqueta: Enrique Peña Nieto

México: Automóvil, sector estratégico (Grupo Andrade y otros)

El automóvil sector estratégico en México

Las cifras e inversiones del sector del automóvil

El sector del automóvil se ha convertido en los últimos años en un sector estratégico para la economía mexicana llegando a tener crecimientos del 20% en la venta de autos.

venta_autos_grupo_andradeMéxico es por si solo una gran fábrica de autos que se exportan a toda Latinoamérica, EEUU principalmente con cuotas de crecimiento que no se habían visto hasta ahora. El mercado interior no es menos como indican las ventas entre enero y mayo de este año, más de 500.000 autos ligeros salieron de las fábricas con nuevo propietario, según los datos que aporta AMIA y AMDA. Si hablamos por marcas, Nissan fue la marca más vendida en este tiempo, a la que siguió General Motors y Volkswagen, marcas lideres en otros mercados como el americano y europeo.

Las exportaciones a EEUU subieron un 15.2% interanual en el primer trimestre del año y un sector que está en alza han atraido millones de dólares en inversiones de fábricas que dan y darán trabajo a miles de mexicanos en breve tiempo. En los últimos meses marcas como Ford, Toyota, Nissan, Audi y BMW han anunciado inversiones superiores a los 6.000 millones de dólares con fábricas en estados tan importantes como Coahuila para General Motors o Nissan en Jalisco, esta última con una inversión de 150 millones de pesos.

En los primeros meses del año la clasificación de la venta por marcas se distribuyó de la siguiente forma: Nissan el 26.3%, General Motors el 18.8%, Volkswagen el 16.8%, Fiat llegó a los 7.7% y Ford se situó en el 6.8% de las ventas totales, el resto de marcas que se venden en el país se situó por debajo del 6%.

El Grupo Andrade y otros, los mayores compradores

Además de estos datos aportados sobre la venta de coches hay que tener en cuenta el alto volumen de compra destinado al alquiler y la reventa en concesionarios, empresas como el Grupo Andrade , liderada por Angel Mieres Zimmermann, formada por diferentes marcas como: Ford, Hyundi, Suzuki, Seat, Peugot, Fiat, Chrysler, Chevrolet o Volkswagen entre otras hacen que las ventas de coches se hayan convertido en México en un sector estratégico tanto a nivel interno como en cifras de exportación.

El Grupo Andrade vende más de 22.000 unidades al año en todas las marcas que representa en México de los que 3.000 son camiones y autobuses, por lo que han llegado a representar un 12% de la carga y el pasaje nacional en 2014, además controla 23 distribuidoras-concesionarios en el país lo que le permite ser uno de los mayores compradores de vehículos de México a las armadoras.

Ficha Grupo Andrade

Web Grupo Andrade

Facebook Grupo Andrade

Twitter Grupo Andrade

Aboutme Grupo Andrade

Tercer Informe de Gobierno EPN: edulcorando la realidad

Tercer Informe de Gobierno: edulcorando la realidad.

El presidente Enrique Peña Nieto ofreció un mensaje con motivo de su tercer informe de gobierno, lo que se traduce en una evaluación de la mitad de su camino recorrido durante su administración. El mandatario reconoció hechos como la desaparición de los normalistas, y la fuga de Joaquín Guzmán Loera(“El Chapo” Guzmán), aspectos que han generado un clima de desconfianza interna y escepticismo al exterior.

tercer-informe-de-gobierno-epnEnrique Peña Nieto inició su tercer informe de gobierno con un pequeño toque de autocrítica, sin embargo, su discurso fue marcado principalmente por palabras triunfalistas que enunciaron las grandes líneas de su gobierno. Fue un mensaje basado en sus fortalezas como la planeación, negociación en las cámaras, programas planeados, y las diez medidas que anunció. Asimismo, no dejó a un lado el tema electoral, pues de alguna forma dio pie a una discusión que estará dando de qué hablar en los próximos meses al pronunciarse en contra de los discursos populistas y demagogos.

Los primeros meses en el tercer informe de Gobierno

Los primeros seis meses del gobierno del presidente fueron caracterizados por la gran capacidad de acción que demostró para propiciar la concertación política, la cual generó una positiva opinión pública. Un cúmulo de buenos deseos, y el incremento de gobiernos que recetaran soluciones mágicas no se hicieron esperar. La consecuencia fue que lejos de encaminar a la sociedad hacia mejores oportunidades y condiciones de vida, se abrió la posibilidad del rencor al dejar de lado el raciocinio en el discurso. Al desplazar la realidad, se desplazó a la ciudadanía.

Ante lo anterior, el presidente destacó estar haciendo ajustes y prometió cambios que no alteren su rumbo pero sí que lo modifiquen. Considero que el problema de fondo, no es el camino que el gobierno ha tomado, sino la deficiencia en el trayecto. Desde el inicio del sexenio se definió una agenda llena de acciones y propuestas, y se vislumbró con claridad por donde pretendía dirigirse. Se elaboró el pacto por México, y con ello, se hicieron reformas estructurales como; la reforma energética, educativa, hacendaria, financiera, económica, telecomunicaciones, etc., mismas se pusieron en la constitución, y en las leyes correspondientes. La cuestión es que al día de hoy no se ha podido ver un avance claro en su objetivo.

EL acciones de futuro en el tercer informe de Gobierno

Los planes no han hecho faltan, se ha notado el repertorio de proyectos para los mexicanos. Lo que más bien ha dejado mucho que desear es la ejecución hacia los mismos. El presidente ha apostado por los siguientes tres años de su gobierno para resarcir las fallas y fortalecer lo iniciado, pero el mismo admite que habrá desconfianza. Efectivamente la habrá ya que las promesas que la administración federal hizo en sus inicios, no ha logrado resolver los problemas más urgentes de la nación; el escaso crecimiento económico, la corrupción, el combate a la delincuencia y a la pobreza. Estos son temas que deben ocupar la agenda pública pues son lo que peor evaluados se encuentran.

Las reformas propuestas no han brindado los beneficios que se esperaban. La reforma energética no ha atraído la inversión extranjera; la hacendaria ha afectado a los de ingresos medios pues para estos hogares el peso de los intereses hipotecarios ha representado una carga mayor que para un hogar con ingresos más altos, por tanto, afecta a contribuyentes ya cautivos; la reforma de telecomunicaciones solo redujo los costos de algunos servicios como las llamadas internacionales, y finalmente la reforma educativa no ha demostrado haber mejorado la educación ni calidad ni en cobertura. Aunado a lo anterior, se ha desencadenado una crisis de seguridad; la violencia ha incrementado en varios Estados de México, y la pobreza ha incrementado de 2012 a 2014 en dos millones de personas según cifras del CONEVAL.

Actualmente la desaprobación federal es más grande que la aprobación. En la mayoría de las encuestas realizadas por diferentes firmas se coincide en que más de la mitad de los mexicanos desaprueba la forma en la que el Presidente de la República está realizando su trabajo. La generación de expectativas y la falta de resultados, han llevado a la ciudadanía al descontento, ya que es alta la cantidad de personas que consideran que durante los tres años de gobierno el Presidente Enrique Peña Nieto ha hecho menos de los que se esperaba.

Peña Nieto reconoce en su tercer informe de gobierno que México no se está “moviendo” como debería, lo que atribuye a circunstancias como la inestabilidad de la economía internacional y la corrupción que persiste en el país. El presidente apuesta a los resultados de sus siguientes tres años de gobierno, por eso es oportuna la pregunta que el presidente nos arrojó al inicio de su informe: ¿Qué modelo queremos para el futuro del país? Responderse dependerá de escuchar el verdadero malestar ciudadano; esto será el impulso y no el obstáculo para sí mismo.


Sitios relacionados con Tercer Informe de Gobierno:

Tercer Informe de Gobierno

Tercer Informe de Gobierno resumen ejecutivo

Tercer Informe de Gobierno completo

El cambio moderado y la continuidad imposible (México #elecciones2012)

Foto: World Economic Forum

México ha entrado en una nueva etapa. Para una nación tan grande y con tan larga historia, parece mentira que sea en 2012 cuando se esté consolidando la alternabilidad democrática, a pesar de que las elecciones libres se realizan ahí desde hace casi un siglo.

Muchos críticos del antiguo régimen del PRI (Partido Revolucionario Institucional, que gobernó 70 años consecutivos en el país con poquísima resistencia) temen que el triunfo de Enrique Peña Nieto signifique un regreso al pasado, pero a la distancia, lo que pareciera  haber es más bien una evolución institucional.

Ese PRI que llegó a ganar una elección presidencial sin rivales (López Portillo en 1976 venció con 100% de los votos) tendrá ahora que gobernar con menos del 40% de los apoyos, un Senado con una corta mayoría y un Congreso en donde necesitará alianzas para sacar adelante cualquier proyecto. En definitiva, será un gobierno regulado, que no podrá actuar autoritariamente y que tendrá a los medios de comunicación de todo el mundo y las redes sociales encima. Al PRI le tocará, quiera o no, gobernar de manera limitada y democráticamente.

Su regreso al poder ha sido construido en base a la madurez y a la disciplina partidista que le faltó al PAN (Partido de Acción Nacional) para continuar al mando del país. Si Pena Nieto se mostró como una cara distinta y renovada de su partido, un cambio del presente y cambio en relación al pasado, la aspirante oficialista tuvo siempre una debilidad interna que la acompañó hasta quedarse con 25% de las preferencias.

Josefina Vásquez Mota no era la preferida del presidente Felipe Calderón en las elecciones internas de su partido, y nunca recibió su apoyo expreso. Al mismo tiempo, a la abanderada del gobierno le costó mucho defender las políticas de su predecesor, por lo que no pudo ser ni la defensora de la continuidad, ni la imagen del cambio.

Así pues fue creciendo Andrés Manuel López Obrador. Olvidado por algunos momentos en este período de seis anos entre una elección y otra, el ‘excéntrico’ candidato de los partidos de izquierda terminó siendo el protagonista de darle emoción a unas elecciones que hace meses daban como ganador al PRI.

El ascenso de AMLO al segundo lugar fue una mezcla de la debacle del PAN, con el rechazo al volver al pasado con el PRI. Estos factores produjeron el surgimiento del movimiento juvenil #YoSoy132 que si bien no se identificó abiertamente con ningún candidato, fue la clara expresión de un país molesto con su presente y cansado de su pasado.

Cabe preguntarse si el PRD (partido postulante de López Obrador) habría obtenido mejores resultados con otro candidato. Si bien el abanderado de la izquierda queda como uno de los grandes ganadores de la jornada, vale recalcar que perdió algunos puntos porcentuales con relación a las elecciones en 2006, y que quizás un dirigente más moderado hubiera convencido al número suficiente de personas para rechazar al México de hoy y al México de ayer.

En definitiva muchos votantes habrán preferido el presunto cambio moderado del PRI hacia un partido moderno y verdaderamente democrático, que un salto al vacío con quien se autoproclamó presidente legítimo en una céntrica plaza hace seis años, y hoy vuelve a retar a las autoridades electorales, dejando la aceptación de su derrota para más tarde.