Archivo de la etiqueta: gobierno

El Neotelling, comunicación y nuevas tecnologías

Neotelling, comunicación y nuevas tecnologías

 Qué es el Neotelling?

¿Cómo ofrecer un discurso integrando las nuevas tecnologías? ¿Cómo comunicar ante un público altamente conectado? ¿Cómo gesticular en una videoconferencia? ¿Cómo ofrecer una conferencia con realidad aumentada? “Neotelling, el arte de comunicar con tecnología” explica cómo un portavoz tiene que integrar las nuevas tecnologías en su discurso y cómo éstas influyen en su comunicación verbal y no verbal (gestos, movimientos por la sala, control de la voz…).

cover-neotelling-blog

Rocío Martín López, especialista en comunicación, acaba de publicar un innovador libro en el que define una nueva forma de comunicar donde nuevas tecnologías como wearable technology, suelos táctiles, pantallas o códigos QR, entre otros, tienen mucho que decir. Este libro mejorará la comunicación de empresarios, políticos y docentes.

Además de explicar un nuevo concepto, lo hace bajo novedosas representaciones:

  1. A través de códigos QR, el libro en papel se enriquece con contenido multimedia.
  2. El libro cuenta con un concurso de discursos #neotelling.
  3. También cuenta con juegos y otros “Momentos relax”.

Según explica la autora, lo más importante en un discurso Neotelling es la actitud con la que se afronta esta comunicación ante un auditorio. “Neotelling es crear de manera diferente, contar de forma distinta y ver en lo nuevo una oportunidad de crecimiento”. Las nuevas tecnologías tienen que contribuir a clarificar el mensaje expresado e, insiste la autora, no es algo que debamos usar como moda pasajera o sentimiento cool.

Neotelling evidencia la necesidad de formarse en oratoria y alude al aprendizaje que un político, empresario o profesor debe realizar antes de volver a dirigirse a sus ciudadanos, empleados o accionistas, y alumnos –según el caso-. La manera de relacionarnos ha cambiado y la forma de comunicarse de estos tres agentes sociales no puede mantenerse inmóvil a lo largo del tiempo.

La filosofía Neotelling surge tras el análisis de los éxitos y fracasos de las integraciones tecnológicas que ya se han producido en los discursos nacionales e internacionales de políticos, empresarios o profesores.

Un discurso Neotelling no es “o”, es “y”. Es integración de tecnología y factores tradicionales, no exclusión de éstos

No se puede no comunicar, ni con tecnología, ni sin ella.

Participa en el concurso de neotelling

concurso-neotelling

Conceptos tratados en el libro

Kinésica – proxémica – paralenguaje – omnicanalidad – persuasión Neotelling – PNL o programación neurolingüística – NFC, soportes interactivos, realidad aumentada, hologramas, app. mobile, realidad virtual, geolocalización… – comunicación verbal y no verbal con nuevas tecnologías – aciertos, errores y nuevas ideas Neotelling

Lee otras reseñas de libros

Ana Mato dimite como Ministra de Sanidad

La dimisión de Ana Mato para no perjudicar al Gobierno

Foto: Ana Mato dimite Moncloa
Foto: Moncloa

Hoy se ha producido la dimisión de Ana Mato según el comunicado oficial para evitar perjudicar, con el caso que instruye el Juez Pablo Ruz, al Gobierno y manifiesta los siguientes puntos:

– “El auto en ningún caso me imputa delito ni me atribuye responsabilidad penal alguna.

 

– Señala que no he tenido conocimiento de ningún delito que se haya podido cometer .
– Se limita a comunicarme la resolución a efectos meramente civiles como consecuencia de mi situación familiar en el momento en el que supuestamente se producen los hechos.

El juez Ruz le atribuye el beneficio de las acciones cometidas por su exmarido, Jesús Sepúlveda, en la causa Gürtel al recibir el pago de la fiesta de cumpleaños, viajes y otros regalos que pudo recibir de la trama.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se hará cargo del Ministerio de Sanidad hasta que el Gobierno nombre un o una nueva Ministra, como ya ocurriera con la dimisión del Ministro de Justicia Alberto Ruíz Gallardón. Sáenz de Santamaría parece la salvadora del Gobierno cada vez que hay que “limpiar la casa”, ¿la veremos como candidata a las próximas Elecciones Generales?

Ana Mato dimisión

 

El Gobierno y las violaciones

El Gobierno y las medidas antiviolación causan estupor

Las medidas para evitar violaciones

El Gobierno de Rajoy, el que tan acostumbrado está a violar derechos fundamentales y el orgullo de los ciudadanos, parece que se ha tomado en serio las violaciones físicas contra las mujeres. Cuando digo ‘parece’, quiero decir justamente eso, que lo parece. Pero nada más lejos de la realidad. Las medidas para su prevención que han colgado en la web del Ministerio del Interior no solo son una burla hacia ellas, sino que además son un burda ‘copia y pega’ de unas medidas publicadas hace ya 7 años en un medio de comunicación ecuatoriano.

Si desde el Ministerio estuvieran de verdad preocupados por este asunto lo habrían tratado con bastante más respeto y profesionalidad. Habrían contado con expertos de distintos sectores y con asociaciones de mujeres, en vez de confiarle el tema a un funcionario para que copie textualmente, palabra por palabra, medidas publicadas en otro país en 2007. De nada sirve que hayan salido ahora diciendo que esas medidas ya estaban publicadas en la web de la Guardia Civil anterior a esa fecha, ya que eso tampoco les deja en muy buen lugar.

Posiblemente, de haber contado con personas preparadas, les hubieran aconsejado en vez de comprarse un silbato, educar desde pequeños en el respeto mutuo. En la paridad entre hombres y mujeres. A buen seguro les hubieran recomendado aumentar las partidas presupuestarias relativas a políticas de igualdad. Y ese es realmente el problema: no les interesa para nada esos consejos. Ellos son más de separar las aulas por sexo, siguiendo las directrices de esos centros privados, que afirman que los chicos y las chicas ‘tienen ritmos diferentes’, o que el hombre ‘es más apto para actividades de profunda concentración’.

Los recortes del Gobierno

No quiero aburrir a nadie con cifras y porcentajes de recortes, pero tan solo daré dos datos. El presupuesto para el Instituto de la Mujer ha pasado de ser en 2011 de 20.652.300 euros a 13.603.840 euros en 2013. Por otro lado el presupuesto total de Igualdad más Violencia de Género ha bajado en el mismo período de 61,6 millones a 41,1 millones de euros. Para 2014 el presupuesto se redujo en un 1,45% adicional. Es aquí donde radica realmente el problema. En este Gobierno, ni las mujeres que forman parte de él creen en la igualdad de géneros. Esa es la única explicación de la chapuza que han cometido con esas supuestas medidas para prevenir las violaciones. Sin duda son de la opinión que, al igual que deben echar las cortinas al anochecer para no ser vistas, deberían ir con burkas para no provocar. Más pronto que tarde pondrán como sintonía para sus mítines la famosa canción de Manolo Escobar que prohibía a la mujer ponerse minifalda para ir a los toros.

Lo triste de esta situación es que siempre encuentran quien justifique sus desvaríos. El miércoles por la noche, en un programa de Telecinco, presentado precisamente por cinco mujeres, alegaban que se trataban de medidas preventivas y que no las veían tan mal.

Concretamente, lo de llevar un silbato decía una de ellas que ya le aconsejaba su madre, de jovencita. No creo que haga falta decir por dónde se pueden meter el silbato algun@s, ¿verdad?

Privatización de la seguridad

Seguridad privada

 

 

 

 

Según el artículo 104 de la Constitución Española -esa misma constitución que, según para qué casos, es absolutamente intocable- serán las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, las que tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana. En ese sentido la  Ley Orgánica 2/1986, tras declarar, como se ha destacado, que la seguridad pública es competencia exclusiva del Estado, añade que las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales participarán en el mantenimiento de la seguridad pública en los términos establecidos. Por más que miro, no veo ningún apartado en nuestra Constitución que aluda en estos términos a la seguridad privada.

A pesar de esto se ha aprobado esta semana la Ley de Seguridad Privada con los votos a favor del PP y sus socios nacionalistas de CiU y PNV. Una ley que otorga a los vigilantes de empresas privadas una autoridad que jamás hubieran soñado, facultándoles para cachear y detener a ciudadanos en la vía pública, además de vigilar en establecimientos, bienes, lugares y eventos, tanto privados como públicos, “llevando a cabo las comprobaciones, registros y prevenciones necesarias para el cumplimiento de su misión”. Un paso más para establecer definitivamente un auténtico estado policial, como algunos venimos denunciando desde hacer ya mucho tiempo.

La primera reacción al escuchar esa noticia es, lógicamente, de estupor. ¿Realmente es necesario esto? Yo no creo que en España existan problemas de seguridad ciudadana como para que se tomen este tipo de medidas. Más bien todo lo contrario; motivos más que suficientes tenemos para hacer lo mismo que están haciendo en Ucrania o que anteriormente ya hicieran en distintos países árabes. Sin embargo estamos ahí, callados, sumisos, recibiendo un palo tras otro sin alzar la voz.

Sin embargo, cuando hurgas un poco en el asunto y se investiga un poco, el estupor desaparece para dejar paso a la comprensión más absoluta. Se trata de dinero. Nada más, ni nada menos, que dinero. Tanto el Ministro de Interior, como su número dos,  han confirmado que se busca favorecer el negocio de un sector castigado por la crisis y por el final de ETA. Nos podríamos preguntar por qué no ponen el mismo empeño en reconvertir, por poner algunos ejemplos, el sector naviero o la minería, de la que viven pueblos enteros pero, una vez más la respuesta a esa pregunta no es otra que el dinero. El dinero para los suyos, claro.

Y miren qué casualidad que Jaime Mayor Oreja, ex Ministro de Interior con Aznar, junto con sus hermanos José María y Carlos tienen importantes intereses en el sector de la seguridad privada en empresas tan importantes como EULEN, Prosesa, Prosegur, Protexa, Seguritec o Protección y Custodia, S.A.

Nada nuevo bajo el sol.

España con el paso cambiado

Foto: Web Ppopular
Foto: Web Ppopular

Al igual que esos orgullosos padres que en el famoso chiste observaban lo bien que desfilaba su hijo mientras veían a todo el regimiento con el paso cambiado, Rajoy no para de elogiar públicamente a sus ministros por cada medida y cada Ley que sacan adelante, gracias al rodillo de la mayoría absoluta, a sabiendas que no solo todos los demás partidos están en contra, sino también los colectivos afectados y la inmensa mayoría de la sociedad. No contentos con esto, lanzan frases que resultan repulsivas por irónicas. “Se trata del proyecto de Ley más consensuado y más participativo de la democracia”, no dudaron en manifestar en relación a la Reforma de la Administración Local.

Consensuado seguro que no, pero participativo sí que ha sido. Tan participativo que alcaldes, presidentes y consejeros autonómicos de su propio partido, así como el Consejo de Estado han participado para criticar abiertamente la reforma. El presidente popular de la Comunidad de Madrid ha manifestado recientemente que tendrá un problema de financiación si tuviera que asumir las competencias de los municipios de su comunidad porque, esa es otra, desde el gobierno de Rajoy siguen insistiendo que para las CCAA no habrá ni un duro más. Otra voz crítica dentro de su partido proviene de la Junta de Castilla y León, donde la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha denunciado que esta ley no solo no evitará duplicidades, como nos quieren vender, sino que tendrá un sobrecoste que ella mismo ha situado en 200 millones de euros para su Comunidad. Sin embargo, los principales perjudicados serán los propios ciudadanos, según Marcos, ya que los servicios sociales perderían al personal de proximidad, esenciales en estos casos, a la vez que se pregunta cómo va a sumir ella 10.000 plazas geriátricas de golpe que ahora pertenecen a residencias municipales.

Desde la Federación Gallega de Municipios y Provincias, presidida por un alcalde del PP, también han alzado la voz ante este auténtico golpe de estado en los ayuntamientos de toda España. La medida evidentemente no es económica: algo más de 2.000 millones al año, por mucho dinero que parezca, no es un ahorro -en el supuesto que haya ahorro- como para montar todo este jaleo. La idea que hay detrás es simple y llanamente alejar a los ciudadanos de sus políticos más cercanos, al esfumarse muchos servicios municipales, por no hablar del elevado número de ayuntamientos que desaparecerán directamente.

Actualmente el 75% de las Diputaciones están bajo el control del PP, por lo que no hay que ser muy avispado para intuir que esta norma no persigue otro fin que dotarles de más presupuesto y poder, en detrimento de los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, que suponen el 87% de los 8.117 que hay en España. La idea es ignorar la voluntad del pueblo, que ha votado por unos políticos concretos para regir sus destinos, y dejarlos en manos de políticos profesionales nombrados a dedo en esas Diputaciones provinciales.

Imposición de brotes verdes

 

Siguen una y otra vez desde el Gobierno empeñados en hacernos ver unos brotes verdes que los ciudadanos no percibimos por ningún lado. Siguen afanados en mostrarnos una recuperación económica que, salvo ellos, nadie más es capaz de ver. Lo hacen además de forma machacona, tortuosamente continua, como si no fuésemos capaces de interpretar la cruda realidad de nuestra particular economía diaria.

Cualquier ocasión es buena para resaltar el buen hacer de este gobierno que nos ha tocado en suerte. Si en agosto bajó el número de desempleados en 31 personas fue sin duda gracias a las medidas que han adoptado, pero si en septiembre vuelve a subir en 25.572 personas nos venden que esto es un claro síntoma de recuperación, ya que es el mejor dato desde que se inició esta crisis programada, y eso, por supuesto, también es fruto de sus políticas de austeridad. En Cádiz son 4.043 los ciudadanos que durante este mes de septiembre se han visto forzados a incrementar las colas ante las puertas del INEM y yo, por mucho que pregunto, no observo en ellos esa felicidad que nuestro presidente demuestra por este particular.

La presentación de los presupuestos para el próximo 2014 ha sido otro motivo que han encontrado para mostrar su felicidad y jolgorio. “Los presupuestos de la recuperación”, lo han bautizado mientras mostraban su mejor sonrisa. Si lo pensamos fríamente tienen motivo para estar contentos y sentirse recuperados, ya que esos presupuestos incluyen un incremento del gasto para partidos políticos del 27,9%. Tampoco es cuestión de ponernos demasiado quisquillosos y quejarnos porque las partidas destinadas a Sanidad, Educación y Dependencia -las que más directamente nos afectan- bajen un 10%. Especialmente contentos deben estar los pensionistas que percibirán un aumento del 0,25%; el hecho de que el IPC vaya a subir como mínimo un 1%, y que por tanto perderán poder adquisitivo, tampoco debe ser algo a tener en cuenta por ellos. Todo esto sin tener en cuenta que a finales de ese año la deuda pública alcanzará una cifra récord de más de un billón de euros (12 ceros lleva esa cifra) que no se daba desde 1909. Todo un logro, sin duda.

En su obsesión por aparecer como el gurú de la economía mundial, a Rajoy no le tembló el pulso a la hora de hacerse suyo el triunfo de Merkel en Alemania sentenciando que esto confirma el aval de los ciudadanos hacia las políticas (su política) de austeridad. Pero el súmmum de estos dislates lo ha protagonizado sin duda hoy en Fukushima afirmando -a pesar de que la Compañía Eléctrica de Tokio ha informado hoy mismo sobre otro punto de fuga- que el temor sobre la zona es “infundado” y que “confía en que su visita ayude a disiparlo”.

Cuentan las malas lenguas que los diputados del Parlamento de Japón que estuvieron en el Congreso de los Diputados hace tres semanas, y que comprobaron que caía más agua dentro que fuera del Hemiciclo, al escuchar las palabras del nuevo mesías huyeron despavoridos del país. ¿Sera cierto eso?

¡Gana la banca!

Desde cualquier persona que haya jugado alguna vez un simple cartoncito de bingo casero hasta las que se dejan fortunas en los casinos más famosos del mundo habrán escuchado en infinidad de ocasiones aquello de que la banca siempre gana. Los juegos de azar están más que estudiados matemáticamente para que así ocurra, por lo que nadie se sorprende ante ello. En el caso de casinos y bingos son los propios establecimientos los que deben hacer todo lo posible para que la banca siempre gane, pero aquí, en nuestro peculiar país, resulta que tenemos un gobierno que se ocupa y preocupa por ello incluso si esto significa ir en contra de los intereses económicos de los ciudadanos.

Nuestro gobierno se aplica así mismo para que si en algún caso ‘salta la banca’, en contraposición del significado original de la frase, lo haga siempre de alegría. Existe además otra diferencia sustancial con lo comentado anteriormente: el que se dispone a participar en algún tipo de juego de azar lo hace por decisión propia, por lo que no tiene argumentos para culpar a otros en caso de pérdidas económicas, mientras que aquí nos han obligado a ser partícipes de un juego que ni hemos pedido ni en el que teníamos absolutamente nada que ganar.

Cuando se inyectaron 52.000 millones en la banca española para sanearla, se afanó el presidente del gobierno en explicar una y otra vez que nuestro caso no tenía nada que ver con el rescate de otros países; nos repetía hasta la saciedad que ni tan siquiera consideraba contabilizar esa ayuda como déficit público ya que en el caso español el dinero aportado sería devuelto íntegramente por la propia banca.

Ahora, un año después, nos cuentan la realidad de las cosas que no es otra que el Estado ya da por perdida la enorme mayoría de ayudas a la banca. El tiempo, ese juez imparcial e implacable, aunque a veces tarde demasiado, volvió a poner en su sitio a Rajoy. De momento son 36.000 millones los que se han perdido por el camino lo que significará que el déficit público se disparará aún más de lo que ya está. Un déficit que, por cierto, sin contabilizar ese importe, a estas alturas del año ya ha alcanzado el 3,8% que estaba previsto para todo el 2013.

A nadie se le escapa que estas nuevas pérdidas deberán ser sufragadas en su totalidad por los ciudadanos, pero ¿con qué autoridad moral explicará el Sr. Rajoy que los tremendos recortes que hemos sufrido en materia de Sanidad y Educación irán destinados directamente a tapar este enorme socavón que la banca ha causado en la economía española? ¿De qué forma justificará que cuando un ciudadano no paga al banco éste lo echa a la calle pero que cuando es el banco el que tiene problemas tendrá que ser el mismo ciudadano el que ayude al banco?

¿Cómo argumentará que en España, cuando la banca pierde, pagamos todos?

Cinco medidas: sin verdad no hay democracia II

Transcurridas apenas unas horas desde que compareció el presidente del Gobierno en el Senado, ha llegado el momento de dar un paso más en la exigencia de responsabilidad política. En tanto los medios de comunicación internacionales no comiencen a pedirle a Rajoy que dimita para no tener que fotografiar a sus dirigentes nacionales sentados en […]

Cinco medidas para que el control al Gobierno sea reforzado: sin verdad no hay democracia (II)

Artículo de Rosa Díez, publicado en El Mundo de 4 de Agosto de 2013 Transcurridas apenas unas horas desde que compareció el presidente del Gobierno en el Senado, ha llegado el momento de dar un paso más en la exigencia de responsabilidad política. En tanto los medios de comunicación internacionales no comiencen a pedirle a […]

Al estilo Juan Palomo

El Juan Palomo Style tiene todos los visos de convertirse en el auténtico bombazo de este verano, y la verdad es que no puedo decir que no sea por méritos propios, ya que al igual que este personaje que él se lo guisaba y él se lo comía, nuestro Gobierno ha copado el mayor poder de la democracia haciendo de la separación de poderes del Estado una auténtica pantomima. Cierto es que nuestras leyes dan plenas facultades al partido que ostente el poder en cada momento para hacer de nuestra país su cortijo particular, pero el uso que está haciendo de ello nuestro actual Gobierno no tiene parangón en la historia moderna de España.

Y aquí me asaltan ciertas dudas. ¿Sabemos los ciudadanos que cuando votamos a algún candidato para unas elecciones municipales le estamos dando carta blanca al partido que votamos para que puedan elegir a dedo a sus candidatos para ser diputado provincial? ¿Somos conscientes de que cuando votamos a un candidato para ser presidente del gobierno a la vez le estamos concediendo patente de corso para hacer y deshacer a su gusto en las más altas esferas del panorama jurídico nacional?

Es más…¿Es lícito llegar a un gobierno con un programa que propugnaba todo lo contrario de lo que después han llevado a cabo? Ese programa, esa hoja de ruta, ¿No debería estar depositado bajo notario? ¿No tenemos los ciudadanos derecho a saber qué votamos realmente? ¿Es legal llegar al poder gracias a una campaña financiada con un dinero que, presuntamente, ha sido depositado en sus cuentas por varios empresarios y que no se ha contabilizado oficialmente?

Desde Soledad Becerril (exdiputada del PP para más señas), que lidera la institución del Defensor del Pueblo y que tuvo la desfachatez de anunciar hace un mes que “no percibo ningún descontento ciudadano con nuestra democracia”, pasando por el Tribual Supremo que hace pocos días rebajó la pena a Jaume Matas de seis años de prisión a nueve meses, hasta llegar al Tribunal Constitucional cuyo Presidente ha reconocido su afiliación al PP, hay toda una retahíla de personas y personajes haciendo a la vez de juez y parte en nuestra supuesta democracia.

Ahora se entiende que el TC inhabilitara a Garzón por atreverse a investigar la trama Gürtel y a Bárcenas. Ahora se comprende que al juez Silva el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) lo haya suspendido en el ejercicio de sus funciones por haber tenido la osadía de encarcelar al banquero de Aznar. La permanencia del juez Ruz al frente del ‘caso Gürtel’ depende de un solo voto; voto que emitirá un juez puesto a dedo por el PP, ¿Alguna persona que tenga duda sobre la resolución? El presidente del TC, que según los estatutos de su partido debe cumplir las directrices del PP, tiene el cometido de resolver 11 recursos del PSOE contra leyes de Rajoy.

¿Hay alguien que crea en su imparcialidad?

Encarcelar o inhabilitar a los oponentes y absolver o indultar a sus acólitos es algo que recuerda peligrosamente a tiempos pasados. Lo que está ocurriendo es algo que, como dice alguien que conozco bien y aprecio mucho, empieza a dar mucho miedo.