Archivo de la etiqueta: montoro

Profesión: Falseador de cuentas #Gowex

El control en las cuentas privadas y públicas

Foto: Web Gowex
Foto: Web Gowex

Lo ocurrido hace unos días con la sociedad Gowex ha suscitado muchas críticas en cuanto a la falta de control y fiscalización de las empresas. En un principio puede chocar escuchar a su presidente decir que llevaba cuatro años falseando las cuentas de la empresa, pero en realidad, si lo pensamos fríamente, no es más que una práctica que nuestros dirigentes políticos llevan a cabo sin mostrar el más mínimo rubor. Políticos que, por cierto, agasajaban sin parar a la citada Gowex con premios, subvenciones y créditos blandos, además de pasear a su presidente por EEUU, como un ejemplo del nuevo empresario español.

Los falseadores de cuentas han existido siempre, al igual que los falsificadores de obras de arte. Pero sin duda la profesión ha adquirido una especial relevancia, y un esplendor sin igual, con la llegada al poder de Rajoy. Ya en octubre de 2011, con el actual presidente esperando para asaltar la poltrona, la Xunta de Galicia cerró su ejercicio contable casi dos meses antes de la media de la última década. Pretendían de esta forma evitar una debacle económica y quedar retratados como la Comunidad más endeudada de España. Ese galardón, finalmente, se lo lleva otra región del mismo signo: Valencia.

Una vez con Rajoy en lo más alto, anunciaron que debían hacer recortes que en principio no tenían previstos, ya que la deuda recibida era mucho mayor de lo que esperaban. Y, en efecto,tenían razón, aunque olvidaron señalar que esto fue debido a que tres de sus CCAA, a saber Madrid, Valencia y Castilla y León mintieron sobre sus deudas. Este engaño, además de un ridículo mayúsculo ante Europa, supuso un recorte adicional de 4.000 millones.

Eurostat y Rajoy

En 2013, Eurostat volvió a corregir a Rajoy situando a España como el país con el déficit más alto de toda la UE durante el año anterior. Esta vez el descuido de nuestro gurú falsificador fue olvidar que las ayudas a la banca con fondos públicos se pagan con dinero de todos los españoles y, por tanto, computan como déficit. Esto es algo que el Gobierno sabía con creces, sin embargo nos mintieron a todos en rueda de prensa afirmando que esto no sería así.

Hace tan solo unos días, la CE emitió una nota de prensa en la que se afirmaba que se iniciaba una investigación formal “por la posible manipulación de estadísticas en la Comunidad Valenciana. Se examinará si la declaración errónea, de forma deliberada o por negligencia grave, de los gastos realizados en esa comunidad autónoma tergiversó los datos nacionales de déficit y de deuda de España a lo largo de varios años”. Más de lo mismo. Una Comunidad perteneciente al PP que miente durante años sobre sus deudas para rebajar de forma ficticia su déficit y, de paso, el del conjunto de la nación. La multa, en caso de confirmarse, podría alcanzar los 2.000 millones que, por supuesto, pagaríamos entre todos.

La profesión de falsificador de cuentas sea, posiblemente, la que mayor salida tenga en estos momentos. Se buscan a magos de las estadísticas que sean capaces de subir el PIB en 4,5 puntos por habérsele ocurrido meter las drogas y la prostitución en el cómputo. Se realizan castings de prestidigitadores del cálculo para rebajar la población activa y aparentar de esta forma tener menos desempleados. Pero que no se le olvide ni al gurú ni a sus discípulos: la manipulación de las cifras del paro no harán disminuir las colas ante las oficinas del INEM, al igual que subir la riqueza de forma irreal no hará que la gente deje de buscar alimentos en los contenedores. Esa, señores falsificadores, es la triste realidad.

 

Otros artículos relacionados:

Campeones de la Championes League del paro

Complot Anti-PP

“Save the Children” asegura que España es el segundo país de la Unión Europea donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil.

save the childrenSin duda tiene motivos el Partido Popular para estar preocupado. Se está orquestando una auténtica conspiración judeo-masónica por parte de todos los enemigos de la patria, que se han puesto de acuerdo y trabajan sin cesar para minimizar sus enormes logros y hacerles quedar siempre como los malos de la película. Este complot anti patriótico intenta por todos los medios ocultar las políticas sociales que viene ejerciendo el Gobierno, así como los buenísimos resultados económicos y de empleo.

Hace un par de semanas fue Cáritas Europa quien quiso tapar la luz al final del túnel que todos los ciudadanos están viendo con claridad. “España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil superado sólo por Rumanía”, decía ésta organización radical en un informe con la intención de perjudicar al Gobierno. En dicho documento afirmaban además que, aparte de la pobreza infantil, la de las personas mayores había aumentado igualmente del 7% en 2008 al 10,6% en 2012. Y por si todo esto no fuera suficiente, se atrevieron incluso a asegurar que “las medidas de austeridad han fallado a la hora de solucionar los problemas”. Como si ellos supieran algo de economía. Menos mal que salió al paso un auténtico profesional del tema, como lo es el ministro Montoro, y nos tranquilizó a todos confirmando que esos informes no se correspondían a la realidad.
Asimismo instó a esa organización extremista a “no provocar debates en ese sentido”. Por todos es sabido que sin debatir se vive mucho mejor.

“Save the Children”, otra de estas organizaciones repletas de exaltados, ratificó hace unos días el informe anterior. Aseguran que España es el segundo país de la Unión Europea, sólo por detrás de Grecia, donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil y que en esa situación se encuentran 2,8 millones de niños en nuestro país. Es decir, una tercera parte de todos nuestros menores de edad. ¿De verdad existe alguien que pueda tomarse a esta gente en serio? ¿No son capaces de ver lo bien que nos va a todos y, en especial, a los menores? ¿Acaso hay quien tenga que acudir a comedores sociales para poder
sobrevivir? ¿Están insinuando que en España se ha recortado en ayudas a Servicios Sociales? A dios gracias que desde Sanidad han cortado cualquier posible especulación sobre este asunto.

Todos hemos podido comprobar, han aclarado, que la lucha contra la pobreza infantil es una prioridad para el Ejecutivo. Las recomendaciones que hace esta organización llegan tarde, ya que “van en la línea” de lo adoptado por el Gobierno. Este año se van a dedicar 17 millones de euros a los servicios sociales de las comunidades, han adelantado. Equivale a 6,07 euros por cada uno de esos 2,8 millones de menores. Espero que ya nadie se queje más.

Otro asunto que suelen utilizar para desprestigiar al Gobierno es la tasa de desempleo. Seis millones de parados podrán certificar que como en España, aunque se esté parado y sin tener ningún tipo de ingreso, no se vive en ninguna parte. El reciente informe llegado desde Bruselas, que sitúa siete de nuestras comunidades entre las diez europeas con mayor tasa de paro, es sin duda un reflejo de su envidia. Ellos no tienen nuestro sol, ni nuestras playas. No tienen sangría ni pueden ir a los toros. ¿Tienen nuestra Semana Santa, nuestras ferias o número de bares por habitante?

Son solo tres ejemplos, pero muy descriptivos, de las falacias que ese contubernio es capaz de difundir sobre nuestro Gobierno con tal de desacreditar su gestión. ¿Acaso nos han mentido alguna vez? Pues eso.

Artículos relacionados:

La retirada del anteproyecto de Ley para la reforma del #aborto

En lucha por nuestros derechos #22M

El precio del bienestar

El manifiesto de las mujeres de la cultura frente a la ley del aborto

La veritat sobre el FLA

Aquests dies sovint es parla sobre com de bé el govern de l’Estat tracta Catalunya. Tant bé que des del PP s’acostuma a dir que, com que som els més beneficiats del famós FLA -Fons de Liquiditat Autonòmica-, Catalunya ja hauria fet fallida sense el PP. Be, parlem-ne!
D’entrada, és bo recordar que l’Estat pot acudir […]

Balances fiscals

Arran de la convenció que el PP va fer a Barcelona, fa una mica més d’una setmana, el ministre Montoro va anunciar que no publicarien les balances fiscals en contra del que havia anunciat el propi president Rajoy. Si aquest anunci és tan greu com sorprenent, les explicacions que va donar el titular de la […]

España con el paso cambiado

Foto: Web Ppopular
Foto: Web Ppopular

Al igual que esos orgullosos padres que en el famoso chiste observaban lo bien que desfilaba su hijo mientras veían a todo el regimiento con el paso cambiado, Rajoy no para de elogiar públicamente a sus ministros por cada medida y cada Ley que sacan adelante, gracias al rodillo de la mayoría absoluta, a sabiendas que no solo todos los demás partidos están en contra, sino también los colectivos afectados y la inmensa mayoría de la sociedad. No contentos con esto, lanzan frases que resultan repulsivas por irónicas. “Se trata del proyecto de Ley más consensuado y más participativo de la democracia”, no dudaron en manifestar en relación a la Reforma de la Administración Local.

Consensuado seguro que no, pero participativo sí que ha sido. Tan participativo que alcaldes, presidentes y consejeros autonómicos de su propio partido, así como el Consejo de Estado han participado para criticar abiertamente la reforma. El presidente popular de la Comunidad de Madrid ha manifestado recientemente que tendrá un problema de financiación si tuviera que asumir las competencias de los municipios de su comunidad porque, esa es otra, desde el gobierno de Rajoy siguen insistiendo que para las CCAA no habrá ni un duro más. Otra voz crítica dentro de su partido proviene de la Junta de Castilla y León, donde la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha denunciado que esta ley no solo no evitará duplicidades, como nos quieren vender, sino que tendrá un sobrecoste que ella mismo ha situado en 200 millones de euros para su Comunidad. Sin embargo, los principales perjudicados serán los propios ciudadanos, según Marcos, ya que los servicios sociales perderían al personal de proximidad, esenciales en estos casos, a la vez que se pregunta cómo va a sumir ella 10.000 plazas geriátricas de golpe que ahora pertenecen a residencias municipales.

Desde la Federación Gallega de Municipios y Provincias, presidida por un alcalde del PP, también han alzado la voz ante este auténtico golpe de estado en los ayuntamientos de toda España. La medida evidentemente no es económica: algo más de 2.000 millones al año, por mucho dinero que parezca, no es un ahorro -en el supuesto que haya ahorro- como para montar todo este jaleo. La idea que hay detrás es simple y llanamente alejar a los ciudadanos de sus políticos más cercanos, al esfumarse muchos servicios municipales, por no hablar del elevado número de ayuntamientos que desaparecerán directamente.

Actualmente el 75% de las Diputaciones están bajo el control del PP, por lo que no hay que ser muy avispado para intuir que esta norma no persigue otro fin que dotarles de más presupuesto y poder, en detrimento de los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, que suponen el 87% de los 8.117 que hay en España. La idea es ignorar la voluntad del pueblo, que ha votado por unos políticos concretos para regir sus destinos, y dejarlos en manos de políticos profesionales nombrados a dedo en esas Diputaciones provinciales.

Tribunal estatal

Los sucesivos gobiernos que hemos sufrido han convertido al Estado en una especie de tribunal judicial paralelo, a la que pueden acudir todo tipo de delincuentes para conseguir un indulto parcial o total sobre condenas en firme.

Esta potestad, que data del 18 de junio de 1870, debería ser algo excepcional y puntual, sin embargo vemos día tras día cómo se está convirtiendo peligrosamente en norma para, sobre todo, personas allegadas al gobierno de turno que han encontrado en esta medida de gracia la forma de eludir las responsabilidades penales impuestas por los tribunales de justicia.

Si es cierto, como dije anteriormente, que es algo inherente a todos los gobiernos, los fríos datos demuestran que los del PP han abusado y abusan con especial alegría de esta medida. Aznar ya fue plusmarquista nacional con sus 5.916 indultos, por los 3.226 firmados por Zapatero. También el antiguo ministro de justicia del PP, Ángel Acebes, tiene en su haber el record absoluto de indultos firmados en un solo día (1.443) a finales del año 2.000 alegando el inminente cambio de milenio. Entre ellos se encontraba el juez allegado a su partido, Javier Gómez de Liaño, condenado por un delito continuado de prevaricación.

Lo más incomprensible de este proceso y su resolución es que el ministro de turno no necesita argumentar ni fundamentar absolutamente nada. Basta su magnánima firma para que un contrabandista, un político corrupto a un multimillonario defraudador condenado se convierta por arte de magia en un ciudadano libre, aunque más de 200 jueces firmen un manifiesto en contra de alguno de de esos indultos en concreto, como ocurrió hace tan solo una semana.

Otra forma de impartir justicia a la carta son los “indultos” a través de la amnistía fiscal para los grandes defraudadores de la Hacienda Pública de nuestro país. El ministro Montoro, que estando en la oposición criticó duramente una posible amnistía fiscal planteada por parte del PSOE, se vanagloria ahora de haber conseguido 1.200 millones –menos de la mitad de lo que dijo- aplicando medidas de gracia a esos defraudadores profesionales que en algunos casos han pagado un pírrico 10%, pero que en otros muchos no han pasado del 1%. Esta vez ha sido el Director de los Inspectores de Hacienda de España el que ha reconocido públicamente esta amnistía como injusta, al considerarla un agravio comparativo para con los millones de contribuyentes que sí contribuyen de forma religiosa a mantener las arcas públicas. Este señor ha manifestado incluso que debería ser delito que se ayude a cometer fraude fiscal refiriéndose a las asesorías, y yo estoy de acuerdo, pero ampliaría el círculo a aquellos gobernantes que fomenten, justifiquen o premien dicho fraude. Mientras no se haga esto, podremos seguir presumiendo de ser el país de la Comunidad Europea que más billetes de 500 euros amasa: 1 de cada 4 está aquí.

Justicia para ricos y justicia para pobres. Tanto tienes, tanto vales.

Mientras tanto, en Sanlúcar, cuando toca votar una moción en el ayuntamiento pidiendo la supresión de las tasas judiciales para poder garantizar el acceso a la justicia de forma equitativa a todos los ciudadanos, vemos cómo los representantes del PP mantienen sus manos abajo, sus cabezas gachas y la dignidad por los suelos, a la vez que no se sonrojan al cuestionar la independencia de otras formaciones.

En Sanlúcar, al menos en Sanlúcar, están bien donde están.

La sensibilidad comunicativa del Gobierno de Rajoy, a flor de piel

Foto: Agencia EFE

“Montoro dice que no hay dinero y se descojona….” leía en Twitter antes de empezar a escribir este artículo. Por la mañana, había hablado con Gema Vázquez, mi prima hermana y sobre todo, amiga. Abogada de profesión, hacía constar un sentimiento generalizado: “La política y sobre todo, los políticos han dejado de ser utilles”. Ayudo a políticos, a esas personas que hacen política, y creo que es necesario reflexionar siempre pero mucho más en este momento. Rajoy del que ya decíamos que su discurso no convence, ha tomado estas dos últimas semanas varios giros y han sido inesperados.

Cómo comunica su gobierno es un debate, un debate complejo sí, pero necesario. Y cómo se ha comunicado las últimas medidas de recorte, es interesante. El Gobierno está desarrollando una estrategia de comunicación de sus decisiones más importantes, y asimismo, las más duras en repercusión social, basada en la ambigüedad o en restar importancia a los propios anuncios. Un buen ejemplo de ello es la confusión que  generó Luis de Guindos al comunicar la subida del #IVA que se produciría en 2013. Hasta tal punto, que no pronunció la palabra ‘IVA’ y que los periodistas tuvieron que preguntarle después para confirmar si lo que habían escuchado correspondía a un aumento de este impuesto.

Cada vez resulta más evidente que gobernar es, ante todo, comunicar, de ahí que el gobierno se caracterice en la actualidad más por ser un vínculo y enlace que una entidad ejecutiva; de operador, el gobierno está comenzando a ser rector y facilitador.

La palabra empatía tiene como uno de sus significados; Sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra.

Foto: Agencia EFE

Y ¿es necesaria la empatía en política?. Mucho. Es trabajo de todos y cada uno de los ministros pero especialmente parece no haberlo entendido, Cristóbal Montoro.  Es el que tiene que hablar con las comunidades autónomas y convocar un Consejo de Política Fiscal para forzarles a reducir su déficit. El guión dice que tendrá que convencerlas de que eliminen organismos, hagan despidos de empleados públicos y corten todo tipo de inversiones, lo que deprimirá aún más la economía.

El partido del Gobierno ha enfrentado al corazón de su electorado: la clase media que cotiza en el IRPF o los que tienen rentas del capital. Además, el recorte profundizará la recesión. Entonces, ¿dónde está la luz al final del túnel?. La herencia recibida es un argumento que tiene poco recorrido y Rajoy ya ha empezado a quemarse. O mejor, dado que él no ha salido, a quemar a sus ministros económicos. Y esto es sólo el primer paso de una larga travesía de malas noticias. Las mismas que no quiso dar en la campaña electoral. Ni en el debate de investidura. Pero siempre llega la hora de la verdad.

13 ministr@s sin piedad

Se ha desvelado el misterio. Se han conocido los nombres de quienes, junto a Mariano Rajoy, tienen la misión de sacar de este país de una crisis profunda. ¿Lo conseguirán? Me entran dudas, sinceramente. No porque no sean personas competentes sino porque la misión es casi imposible. Dicen que las primeras impresiones son las que quedan y la de este gobierno no está mal. No se puede decir lo mismo de quien les ha escogido, que ha hecho un feo a los 46 millones de españoles no aceptando ni una sola pregunta de los periodistas Mal ejemplo, mal primer día y malas formas en la primera comparecencia (que NO rueda de prensa) del Presidente Rajoy. Aunque no le guste, aunque no nos guste a muchos, es el presidente de todos y debe someterse al control del pueblo, a las preguntas de esos representantes indirectos que son los miembros del llamado 4º poder y que deberíamos hoy protestar en masa por ese mal gesto. Sinceramente, me ha decepcionado mucho. No sorprendido, porque lleva haciéndolo años, pero sí decepcionado por su corta altura de miras. En fin, nada nuevo.

También es importante destacar quien se ha quedado fuera de las quinielas (muchos, ya que sonaron unos 30 nombres) entre los que destaca Esteban González Pons, que gracias a una incómoda portada de El Mundo deberá conformarse con la Secretaría General del partido, según se ha comentado en Hora 25 esta tarde. Otra consecuencia, sin duda destacable en la capital, es la nueva alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que con la marcha de Gallardón tiene todos los números de convertirse en la cabeza del nuevo ayuntamiento. Mis amigos aquí en Madrid están encantados, como os podéis imaginar.

Pero cambiando de tema, por si os interesa saber quien es quien, os dejo una lista de enlaces de los ministros.

– Vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno y ministra de presidencia – Soraya Sáenz de Santamaría
– Ministro de Economía y Competitividad – Luis de Guindos
– Ministro de Defensa – Pedro Morenés
– Ministro de Educación, Cultura y Deporte – José Ignacio Wert
– Ministro de Defensa – Pedro Morenés

13 ministr@s sin piedad

Se ha desvelado el misterio. Se han conocido los nombres de quienes, junto a Mariano Rajoy, tienen la misión de sacar de este país de una crisis profunda. ¿Lo conseguirán? Me entran dudas, sinceramente. No porque no sean personas competentes sino porque la misión es casi imposible. Dicen que las primeras impresiones son las que quedan y la de este gobierno no está mal. No se puede decir lo mismo de quien les ha escogido, que ha hecho un feo a los 46 millones de españoles no aceptando ni una sola pregunta de los periodistas Mal ejemplo, mal primer día y malas formas en la primera comparecencia (que NO rueda de prensa) del Presidente Rajoy. Aunque no le guste, aunque no nos guste a muchos, es el presidente de todos y debe someterse al control del pueblo, a las preguntas de esos representantes indirectos que son los miembros del llamado 4º poder y que deberíamos hoy protestar en masa por ese mal gesto. Sinceramente, me ha decepcionado mucho. No sorprendido, porque lleva haciéndolo años, pero sí decepcionado por su corta altura de miras. En fin, nada nuevo.

También es importante destacar quien se ha quedado fuera de las quinielas (muchos, ya que sonaron unos 30 nombres) entre los que destaca Esteban González Pons, que gracias a una incómoda portada de El Mundo deberá conformarse con la Secretaría General del partido, según se ha comentado en Hora 25 esta tarde. Otra consecuencia, sin duda destacable en la capital, es la nueva alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que con la marcha de Gallardón tiene todos los números de convertirse en la cabeza del nuevo ayuntamiento. Mis amigos aquí en Madrid están encantados, como os podéis imaginar.

Pero cambiando de tema, por si os interesa saber quien es quien, os dejo una lista de enlaces de los ministros.

– Vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno y ministra de presidencia – Soraya Sáenz de Santamaría
– Ministro de Economía y Competitividad – Luis de Guindos
– Ministro de Defensa – Pedro Morenés
– Ministro de Educación, Cultura y Deporte – José Ignacio Wert
– Ministro de Defensa – Pedro Morenés

La batalla electoral de oratoria: Montoro vs Almunia

Cristóbal Montoro es el coordinador del área de Economía del PP, y ya ha sido ministro de Hacienda, así que es probable que fuera el ministro de Hacienda en un posible gobierno del PP tras las elecciones. Joaquín Almunia es Vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario Europeo de Competencia, y su nombre ha sonado para el cargo en un posible gobierno del PSOE. Aunque nunca se sabe lo que se cuece por dentro en los partidos, vamos a suponer que los dos son los candidatos para el puesto por cada uno de los dos partidos.


Cristóbal Montoro transmite confianza. Convence con su aspecto serio de profesor, con gafas rectangulares y poca expresión en la cara, sin cabida para dispersiones sobre el tema ni para sonrisas. Va al grano, y su lenguaje es didáctico. Su discurso es estructurado y claro. Si no sabes de economía, da gusto escuchar al menos el contenido.

Pero falla en muchas áreas de estilo. Por ejemplo, dice “eeeh” sin parar. En la intervención 1 en 00.11, 00.26, 00.33, 00.37, 00.45, 00.50, 01.03, etc. En la intervención 2 en 00.29, 00.33, 00.51, 00.58, etc. No pasan 15 segundos sin que incluya un relleno vocal. El efecto es que transmite mucho menos poder del que tiene. Si eres capaz de permanecer en silencio ese segundo en el que metes el relleno, no despistas a la audiencia y consigues involucrarla más en el contenido.

Cristóbal Montoro 1

En la intervención 1 mira a derecha e izquierda continuamente, sin fijar la mirada en nadie. Probablemente no se sintiera cómodo durante esa presentación, porque en la intervención 2 sí que fija la mirada en parte de la audiencia. Sin embargo, desdeña a su parte derecha en favor de la izquierda.

Cristóbal Montoro 2

Las manos agarran el atril, lo que restringe su capacidad de expresión aún más. Puedes ver la diferencia frente a los momentos en los que las usa (intervención 1: 00.29, 00.34, 00.55, 01.10, 01.20; intervención 2: 00.12, 00.18, 0038, 00.57) Aparece mucho más comunicativo cuando suelta el atril.

Su tono es monótono, no como el de un oremus pero muy lejos de un locutor vendiendo de madrugada en la teletienda. Su voz es profunda y convincente, y con algo de modulación mejoraría muchas millas. Va algo rápido e introduce pocas pausas, contribuyendo a la sensación de ducha de información que consigue con los rellenos vocales.

Joaquín Almunia tiene una capacidad asombrosa de mantener la sonrisa. Es un gesto algo torcido de abajo arriba de derecha a izquierda. Se nota mucho más en la intervención 1. Está hablando de la crisis griega, pero parece que habla de su verano en el chiringuito de la playa con los amigos. Consigue caerte simpático, aunque después de reflexionar sobre su charla probablemente tengas ganas de haberle preguntado de qué se sonreía. En dos ocasiones casi se ríe (01.00, 01.20) su mensaje es optimista (todos podemos arreglar el problema juntos), así que asumo que no es un tic y que si estuviera muy triste no sonreiría. La expresión de la cara es muy buena, mira como habla con la frente y los ojos en 01.09.

Joaquín Almunia 1

Las variaciones de tono, volumen y velocidad añaden interés al discurso (tono: 00.19, 00.28; velocidad: 00.53, aunque a veces no vocaliza bien; volumen: 00.15, 00.25, 00.44, 01.10, 01.39) casi no utiliza las manos para expresarse. En 00.30 por ejemplo usa una y se nota claramente la diferencia.

La intervención 2 es leída, menos al final de la grabación. No hay casi nadie en la sala, así que probablemente no estuviera muy motivado para hacerlo sin leer. Se atora en 01.27 y 01.38, igual quiso matar a algún ayudante escritor después del discurso. Hace pausas continuamente, y mira al público levantando la vista del papel. La verdad es que lee muy bien. Después brilla cuando le hacen preguntas (03.30), cuando muestra el mismo desparpajo que en la intervención 1, respondiendo despacio y con su sonrisa transversal.

Joaquín Almunia 2

Este duelo lo gana claramente Joaquín Almunia. Pero Cristóbal Montoro tiene un potencial enorme: lo que hay que corregir de su oratoria tiene que ver con el estilo, que es lo más sencillo de conseguir. Lo difícil es saber de economía…