Archivo de la etiqueta: opinion politica

El Gobierno y las violaciones

El Gobierno y las medidas antiviolación causan estupor

Las medidas para evitar violaciones

El Gobierno de Rajoy, el que tan acostumbrado está a violar derechos fundamentales y el orgullo de los ciudadanos, parece que se ha tomado en serio las violaciones físicas contra las mujeres. Cuando digo ‘parece’, quiero decir justamente eso, que lo parece. Pero nada más lejos de la realidad. Las medidas para su prevención que han colgado en la web del Ministerio del Interior no solo son una burla hacia ellas, sino que además son un burda ‘copia y pega’ de unas medidas publicadas hace ya 7 años en un medio de comunicación ecuatoriano.

Si desde el Ministerio estuvieran de verdad preocupados por este asunto lo habrían tratado con bastante más respeto y profesionalidad. Habrían contado con expertos de distintos sectores y con asociaciones de mujeres, en vez de confiarle el tema a un funcionario para que copie textualmente, palabra por palabra, medidas publicadas en otro país en 2007. De nada sirve que hayan salido ahora diciendo que esas medidas ya estaban publicadas en la web de la Guardia Civil anterior a esa fecha, ya que eso tampoco les deja en muy buen lugar.

Posiblemente, de haber contado con personas preparadas, les hubieran aconsejado en vez de comprarse un silbato, educar desde pequeños en el respeto mutuo. En la paridad entre hombres y mujeres. A buen seguro les hubieran recomendado aumentar las partidas presupuestarias relativas a políticas de igualdad. Y ese es realmente el problema: no les interesa para nada esos consejos. Ellos son más de separar las aulas por sexo, siguiendo las directrices de esos centros privados, que afirman que los chicos y las chicas ‘tienen ritmos diferentes’, o que el hombre ‘es más apto para actividades de profunda concentración’.

Los recortes del Gobierno

No quiero aburrir a nadie con cifras y porcentajes de recortes, pero tan solo daré dos datos. El presupuesto para el Instituto de la Mujer ha pasado de ser en 2011 de 20.652.300 euros a 13.603.840 euros en 2013. Por otro lado el presupuesto total de Igualdad más Violencia de Género ha bajado en el mismo período de 61,6 millones a 41,1 millones de euros. Para 2014 el presupuesto se redujo en un 1,45% adicional. Es aquí donde radica realmente el problema. En este Gobierno, ni las mujeres que forman parte de él creen en la igualdad de géneros. Esa es la única explicación de la chapuza que han cometido con esas supuestas medidas para prevenir las violaciones. Sin duda son de la opinión que, al igual que deben echar las cortinas al anochecer para no ser vistas, deberían ir con burkas para no provocar. Más pronto que tarde pondrán como sintonía para sus mítines la famosa canción de Manolo Escobar que prohibía a la mujer ponerse minifalda para ir a los toros.

Lo triste de esta situación es que siempre encuentran quien justifique sus desvaríos. El miércoles por la noche, en un programa de Telecinco, presentado precisamente por cinco mujeres, alegaban que se trataban de medidas preventivas y que no las veían tan mal.

Concretamente, lo de llevar un silbato decía una de ellas que ya le aconsejaba su madre, de jovencita. No creo que haga falta decir por dónde se pueden meter el silbato algun@s, ¿verdad?

Complot Anti-PP

“Save the Children” asegura que España es el segundo país de la Unión Europea donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil.

save the childrenSin duda tiene motivos el Partido Popular para estar preocupado. Se está orquestando una auténtica conspiración judeo-masónica por parte de todos los enemigos de la patria, que se han puesto de acuerdo y trabajan sin cesar para minimizar sus enormes logros y hacerles quedar siempre como los malos de la película. Este complot anti patriótico intenta por todos los medios ocultar las políticas sociales que viene ejerciendo el Gobierno, así como los buenísimos resultados económicos y de empleo.

Hace un par de semanas fue Cáritas Europa quien quiso tapar la luz al final del túnel que todos los ciudadanos están viendo con claridad. “España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil superado sólo por Rumanía”, decía ésta organización radical en un informe con la intención de perjudicar al Gobierno. En dicho documento afirmaban además que, aparte de la pobreza infantil, la de las personas mayores había aumentado igualmente del 7% en 2008 al 10,6% en 2012. Y por si todo esto no fuera suficiente, se atrevieron incluso a asegurar que “las medidas de austeridad han fallado a la hora de solucionar los problemas”. Como si ellos supieran algo de economía. Menos mal que salió al paso un auténtico profesional del tema, como lo es el ministro Montoro, y nos tranquilizó a todos confirmando que esos informes no se correspondían a la realidad.
Asimismo instó a esa organización extremista a “no provocar debates en ese sentido”. Por todos es sabido que sin debatir se vive mucho mejor.

“Save the Children”, otra de estas organizaciones repletas de exaltados, ratificó hace unos días el informe anterior. Aseguran que España es el segundo país de la Unión Europea, sólo por detrás de Grecia, donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil y que en esa situación se encuentran 2,8 millones de niños en nuestro país. Es decir, una tercera parte de todos nuestros menores de edad. ¿De verdad existe alguien que pueda tomarse a esta gente en serio? ¿No son capaces de ver lo bien que nos va a todos y, en especial, a los menores? ¿Acaso hay quien tenga que acudir a comedores sociales para poder
sobrevivir? ¿Están insinuando que en España se ha recortado en ayudas a Servicios Sociales? A dios gracias que desde Sanidad han cortado cualquier posible especulación sobre este asunto.

Todos hemos podido comprobar, han aclarado, que la lucha contra la pobreza infantil es una prioridad para el Ejecutivo. Las recomendaciones que hace esta organización llegan tarde, ya que “van en la línea” de lo adoptado por el Gobierno. Este año se van a dedicar 17 millones de euros a los servicios sociales de las comunidades, han adelantado. Equivale a 6,07 euros por cada uno de esos 2,8 millones de menores. Espero que ya nadie se queje más.

Otro asunto que suelen utilizar para desprestigiar al Gobierno es la tasa de desempleo. Seis millones de parados podrán certificar que como en España, aunque se esté parado y sin tener ningún tipo de ingreso, no se vive en ninguna parte. El reciente informe llegado desde Bruselas, que sitúa siete de nuestras comunidades entre las diez europeas con mayor tasa de paro, es sin duda un reflejo de su envidia. Ellos no tienen nuestro sol, ni nuestras playas. No tienen sangría ni pueden ir a los toros. ¿Tienen nuestra Semana Santa, nuestras ferias o número de bares por habitante?

Son solo tres ejemplos, pero muy descriptivos, de las falacias que ese contubernio es capaz de difundir sobre nuestro Gobierno con tal de desacreditar su gestión. ¿Acaso nos han mentido alguna vez? Pues eso.

Artículos relacionados:

La retirada del anteproyecto de Ley para la reforma del #aborto

En lucha por nuestros derechos #22M

El precio del bienestar

El manifiesto de las mujeres de la cultura frente a la ley del aborto

Paul Ryan la última estrella del partido republicano(EEUU)

Paul Ryan es la última estrella en apuntarse al carro de candidatos al puesto de aspirante a presidente por parte del partido republicano americano. Tiene la ventaja de que es muy joven, 41 años – Kennedy tenía 43 cuando accedió a la presidencia. Además, no es del sur como el resto, sino de Wisconsin, y eso le da otro aire. Y no tiene ni barriga ni muchas canas.

Obama está fatal en popularidad, pero a pesar de que ha puesto la deuda del país por las nubes y que probablemente haya empeorado la crisis, al público se le hace la boca agua con sus discursos. Y si no sabes mucho de GDP, ni manejas los trillones con fluidez en tu mente, ni conoces cómo se construye el rating de las agencias, igual piensas que la crisis pasará y que no es culpa de Obama, que tiene tan buena pinta y habla tan bien y con tanto cliché optimista.

Así que Ryan pega duro con lo que más puede hacer que destaque entre el resto de candidatos por ahora. Habla muy bien en público. Aquí tienes un discurso reciente, a ver qué te parece.

¿Qué hace muy bien? Para empezar, muestra una seguridad aplastante. No usa notas en un discurso complicado de siete minutos, y se asegura de mirar a todo el auditorio (05.02).
Su inflexión vocal es muy buena: domina todos los controles con precisión. Alterna volumen alto (00.59, 02.26), y menos alto (02.55, 03.10, 04.20 – este último tramo cuando habla de cómo va a mantener el la asistencia médica para los mayores, para que no se solivianten). También varía la velocidad, acelerando (01.53, 02.45, 03.20), y ralentizando (01.18, 02.59). Y cambia el tono para reforzar puntos clave (00.45 “have”, 01.20 “nothing”). Además, lleva un control perfecto de las pausas (01.02, 02.26).
Sus gestos remarcan lo que quiere destacar (00.54 señalando al chart sin mirarlo), moviendo los brazos con eficacia (01.12, 02.24).
Y deja claro cuál es su mensaje: es un problema de déficit, pero de déficit de liderazgo. Lo dice al principio (01.05), y al final (06.19), para que no se nos olvide.
¿Qué podría haber hecho mejor? Su expresión es algo hierática, no aparece tan simpático como Obama. Casi no sonríe, y Obama sonríe un montón.
Utiliza unos charts que despistan porque no se ven bien, igual que los candidatos en los debates en España. Una pena porque no valen para nada. Mucho mejor colocar un solo número, por ejemplo. Además, él se descoloca cuando los enseña. Agarra el micrófono (00.07, 05.20), se le va la voz (00.35, 05.10), y se cruza de brazos al mirarlo (00.40), igual porque tampoco él estaba convencido sobre si usarlos o no.
Se agarra al atril a veces (02.34, 02.45, 03.08, 04.23). Esto hace que gesticule menos, y que se oiga al golpe en el atril a través del micrófono – esto también lo hace Obama (03.27, 04.36). Fíjate en la diferencia cuando no toca el atril, sus brazos se mueven más y se expresa mejor (00.22, 03.42, 05.28, 05.44).
¿Será el próximo presidente de los Estados Unidos? Igual si consigue atraer a los más conservadores del partido, si la política económica de ahora sigue sin dar resultados, y si Obama se queda ronco en la campaña electoral, tiene alguna posibilidad. Buena suerte.

La seguridad del votante indeciso


Patricia Vidal Hurtado
Politóloga 
Valencia

Temática: Análisis político.

Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración, Universidad de Valencia. Especialidad en Evaluación de Programas y Políticas Públicas por el CSEGAE-UCM. Formación en el área de psicología social, psicología de las organizaciones y desarrollo organizacional. Experiencia en materia de análisis y evaluación de programas y políticas públicas en el campo académico y profesional. 

Las elecciones ya han llegado. En breve España asistirá al inicio de una nueva legislatura y las expectativas más inmediatas residen en la lucha de los partidos políticos por conseguir un reparto de escaños lo más favorable posible. Y como no podía ser menos, todos los españoles hemos sido invitados a participar en las más variopintas estrategias para afianzar el voto.
Pero, ¿de quiénes?

Todos los medios de comunicación se han hecho eco del debate televisivo entre los líderes de los dos principales partidos, convirtiéndose en la clave para conseguir la Confianza de los indecisos (o su homólogo, el voto) y pronosticar así el resultado de los comicios.

No hay cabida para la negación: el debate bipartidista era una buena táctica, muy bien pensada. A uno de los partidos no le hacía falta convencer a nadie; todos apuestan por él como ganador. Al otro únicamente le restaba la alternativa de afianzarse como la segunda fuerza más votada, garantizándose el apoyo de su electorado habitual. Y para ello cada uno de éstos decidió emplear la clásica táctica de campaña basada en el lenguaje de los riesgos, dosificándolos para convertirlos en objetos de gestión y, de ese modo, ofrecer las soluciones oportunas para extender la tranquilidad en la sociedad. 

Sobra todo lo demás.

Pero no caigamos tampoco en el error. Las campañas electorales sirven para movilizar y, en el mejor de los casos, reforzar las predisposiciones de voto preexistentes y sólo en contadas ocasiones contribuye a cambiarlas. Por tanto, previamente a una campaña electoral los votantes tienen prácticamente decidido su voto. Y ello es así ya que el elector vota a aquel que satisface sus expectativas preconcebidas y únicamente es alcanzable esa condición cuando a dicho individuo le convence el mensaje que confirma su manera de pensar, mensaje que suele provenir de un partido concreto con el que comparte valores, formas de pensar y sentir.

A raíz del contexto económico que acontece, esas expectativas preconcebidas de los ciudadanos con respecto a sus dirigentes se han vuelto más coincidentes y de esa forma, estamos asistiendo a un hito paradigmático al ampliarse el número de votantes que se consideran votante mediano. Y ahí es justamente donde reside la rotundidad de los sondeos de intención de voto. Al homogeneizarse las expectativas, el escenario de la derecha se ha visto beneficiado por la carencia de rivales internos y la fidelidad de su electorado, lo que le permite aglutinar con certeza un gran número de votos. Por el contrario, el escenario más convulso es el que presenta la izquierda, escindido en una amplitud de partidos que fragmenta los votos de sus potenciales electores.

Evidentemente se ha optado por una estrategia y no por otra, pero el abanico de alternativas era y sigue siendo más amplio de lo que en ocasiones exige la dinámica política. Por fortuna para unos e infortunio para otros siempre se puede aplicar las experiencias que nos rodean donde el paradigma de “la unión hace la fuerza” parece que ha vuelto a ser tendencia. 

Artículos Manuel J. Enciso

Manuel J. Enciso Ripoll
Dtor Escuela Formación Sociopolítica Juan Luis Vives
www.manuelenciso.com
Valencia

Temática: Opinión política.

DVM y DDS. Licenciado en Veterinaria y Odontología. Master en Oncología Molecular CNIO y Gestión Sanitaria UCV



Responsabilidad política
Hace poco, no sé bien en que medio, he oído o leído,  que se están empezando a ejecutar embargos contra los bienes de algunos alcaldes, que debido a su mala gestión al frente de las corporaciones locales, están dejando de pagar a proveedores.
La primera noticia del alcalde Castilleja de Guzmán, queda reflejada en este medio, el 10 de agosto de 2010 (http://www.abcdesevilla.es/20100810/sevilla/alcaldes-responderan-patrimonio-deudas-20100810.html). El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, ha abierto el melón. Si bien, los políticos han tenido impunidad para gastar “políticamente” el dinero de todos, es ahora cuando la gestión (mala gestión entiéndase) de los ayuntamientos va a tener consecuencias en los bolsillos de los gobernantes.
En Islandia, el ex primer ministro, el conservador Geeir H. Haarde está siendo juzgado por su responsabilidad en la crisis islandesa del 2008. http://www.lasprovincias.es/v/20110608/mund/islandia-juzga-primer-ministro-20110608.html (noticia de junio de 2011)
En España es la Ley 30/1992, de 26 de noviembre de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común en sus artículos 145 y 146, habla de las exigencias de responsabilidad patrimonial de las autoridades y personal al servicio de las Administraciones Públicas; y de las responsabilidades penales. Y debe ser medida suficientemente disuasoria para que los ayuntamientos, y las comunidades autónomas no superen el gasto de lo que ingresan. Debe existir un tope de gasto regulado, no sólo en el ámbito estatal, sino también a escala regional y municipal.
Es el momento de la GESTIÓN (con mayúsculas). Y por tanto, es el momento de que el gasto no supere a los ingresos. Es el momento de la contención del gasto, del ahorro, del prever los imprevistos, de invertir sabiamente.
Es el momento de profesionalidad, y de gestores. No de políticos.
Es momento de responsabilidad, y por tanto de olvidarse de los partidos a nivel local. De dejar de tensar las cuerdas autonómicas, aumentando el gasto descontroladamente.
Es momento de pensar en que todos somos vecinos y debemos arrimar el hombro para mejorar la gestión del bien común. Es momento de no dejarles a nuestros hijos nuestras deudas.
Grecia o Islandia son horizontes hacia los que no deberíamos caminar.