Archivo de la etiqueta: paro

Complot Anti-PP

“Save the Children” asegura que España es el segundo país de la Unión Europea donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil.

save the childrenSin duda tiene motivos el Partido Popular para estar preocupado. Se está orquestando una auténtica conspiración judeo-masónica por parte de todos los enemigos de la patria, que se han puesto de acuerdo y trabajan sin cesar para minimizar sus enormes logros y hacerles quedar siempre como los malos de la película. Este complot anti patriótico intenta por todos los medios ocultar las políticas sociales que viene ejerciendo el Gobierno, así como los buenísimos resultados económicos y de empleo.

Hace un par de semanas fue Cáritas Europa quien quiso tapar la luz al final del túnel que todos los ciudadanos están viendo con claridad. “España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil superado sólo por Rumanía”, decía ésta organización radical en un informe con la intención de perjudicar al Gobierno. En dicho documento afirmaban además que, aparte de la pobreza infantil, la de las personas mayores había aumentado igualmente del 7% en 2008 al 10,6% en 2012. Y por si todo esto no fuera suficiente, se atrevieron incluso a asegurar que “las medidas de austeridad han fallado a la hora de solucionar los problemas”. Como si ellos supieran algo de economía. Menos mal que salió al paso un auténtico profesional del tema, como lo es el ministro Montoro, y nos tranquilizó a todos confirmando que esos informes no se correspondían a la realidad.
Asimismo instó a esa organización extremista a “no provocar debates en ese sentido”. Por todos es sabido que sin debatir se vive mucho mejor.

“Save the Children”, otra de estas organizaciones repletas de exaltados, ratificó hace unos días el informe anterior. Aseguran que España es el segundo país de la Unión Europea, sólo por detrás de Grecia, donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil y que en esa situación se encuentran 2,8 millones de niños en nuestro país. Es decir, una tercera parte de todos nuestros menores de edad. ¿De verdad existe alguien que pueda tomarse a esta gente en serio? ¿No son capaces de ver lo bien que nos va a todos y, en especial, a los menores? ¿Acaso hay quien tenga que acudir a comedores sociales para poder
sobrevivir? ¿Están insinuando que en España se ha recortado en ayudas a Servicios Sociales? A dios gracias que desde Sanidad han cortado cualquier posible especulación sobre este asunto.

Todos hemos podido comprobar, han aclarado, que la lucha contra la pobreza infantil es una prioridad para el Ejecutivo. Las recomendaciones que hace esta organización llegan tarde, ya que “van en la línea” de lo adoptado por el Gobierno. Este año se van a dedicar 17 millones de euros a los servicios sociales de las comunidades, han adelantado. Equivale a 6,07 euros por cada uno de esos 2,8 millones de menores. Espero que ya nadie se queje más.

Otro asunto que suelen utilizar para desprestigiar al Gobierno es la tasa de desempleo. Seis millones de parados podrán certificar que como en España, aunque se esté parado y sin tener ningún tipo de ingreso, no se vive en ninguna parte. El reciente informe llegado desde Bruselas, que sitúa siete de nuestras comunidades entre las diez europeas con mayor tasa de paro, es sin duda un reflejo de su envidia. Ellos no tienen nuestro sol, ni nuestras playas. No tienen sangría ni pueden ir a los toros. ¿Tienen nuestra Semana Santa, nuestras ferias o número de bares por habitante?

Son solo tres ejemplos, pero muy descriptivos, de las falacias que ese contubernio es capaz de difundir sobre nuestro Gobierno con tal de desacreditar su gestión. ¿Acaso nos han mentido alguna vez? Pues eso.

Artículos relacionados:

La retirada del anteproyecto de Ley para la reforma del #aborto

En lucha por nuestros derechos #22M

El precio del bienestar

El manifiesto de las mujeres de la cultura frente a la ley del aborto

La luz de la competitividad

Foto: perpe.es Spain Employment Services Feb 2014.
Foto: perpe.es
Spain Employment Services Feb 2014.

El pasado día 10 de febrero se cumplieron dos años desde que se pusiera en marcha la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP y, por raro que parezca, tengo que decir que ha cumplido perfectamente su objetivo. Cuando a un leñador le proporcionas un hacha, lo pones delante de un árbol y, por si le queda alguna duda, se lo señalas, lo más lógico es que ese árbol quede por los suelos. Esa misma lógica aplastante es la que se ha dado con los resultados de esa reforma. Cuando a las empresas le ofreces la posibilidad legal de no aplicar los convenios colectivos en lo que respecta a jornada, horario, movilidad o funciones, cuando contribuyes a que estas puedan rebajar los salarios o que puedan despedir impunemente a precio de saldo y contratar a otra persona con un sueldo mínimo interprofesional congelado por segundo año en lo que llevamos de legislatura, está claro que actuarán exactamente de la misma forma que ese leñador y los derechos de los trabajadores quedarán, irremediablemente, igual que ese árbol. Por tanto, no es de extrañar que tengamos más parados y menos afiliados a la seguridad social.

 

La reforma “marcará un antes y un después en la legislación laboral de España”, vaticinó Rajoy, y vaya si acertó. Jamás un plan le salió tan redondo. Estas reformas eran necesarias, decían, para flexibilizar el mercado laboral y, por encima de todo, para poder ser competitivos. Parece ser que la única forma que tenemos para poder competir es a base de sueldos muy bajos, pero yo, que nunca fui el más listo de la clase, no llego a entender eso. En Francia, por poner un ejemplo, el salario mínimo es el doble del que tenemos aquí, sin embargo son más competitivos que nosotros, por lo que parece obvio que el salario no es el gran condicionante par ser no competitivos.

 

Hace unos días me topé con un artículo sobre una empresa burgalesa que resulta ser el primer exportador mundial de revestimientos de techos de automóviles y que da empleo a 14.000 personas, de los que casi 3.000 de ellos se dan en España. Decía el presidente del grupo en dicha publicación que se encontraba con un grave problema: en España, la sede principal del grupo, paga la electricidad un 10% más cara que la planta que tienen en Francia y, agárrense, ¡un 64% más alta que la planta de EE.UU.! Si quieren seguir siendo competitivos tendrán que bajar los sueldos o cerrar la sede española para trasladarla a otro país que tenga unos costes energéticos más baratos.

 

Las eléctricas se han embolsado, gracias a las sucesivas subidas desde que comenzó la crisis, 21.600 millones adicionales, siendo el segundo país donde más ha subido desde 2008, llegando a doblar al país europeo más barato y siendo señalados por Bruselas como el país más caro en cuanto a distribución de la electricidad se refiere. En aras de esa competitividad, ¿será capaz el Gobierno de apretar las tuercas de una vez por todas a estas todopoderosas compañías eléctricas y apostar por la innovación y las energías renovables o seguirán hurgando en el ya maltrecho bolsillo del trabajador? Se admiten apuestas.

Exportar ciudadanos

logoine2La semana pasada comencé a ver con cierta ilusión -por las expectativas creadas- un programa que se estrenaba en Antena3. Un nuevo programa de debate en la que se le daría la voz al ciudadano y en el que se contaría así mismo con expertos tertulianos en las materias a tratar, o eso pensaba yo. El primer programa estaba dedicado al desempleo, siendo uno de esos “expertos” Gonzalo Bernardos que, según veo en su propia web, es Profesor titular de Universidad del Departamento del Teoría Económica de la Universidad de Barcelona. De momento todo bien, hasta que el buen hombre abrió la boca. Quiero pensar realmente que el profesor tuvo un mal día o poco tiempo para preparar su intervención porque de lo contrario, bajo mi humilde punto de vista, dejaría mucho que desear.

Hablando de las diferencias de los datos de desempleo entre norte y sur en nuestro país comentó el Sr. Bernardos que esto es debido a que norte y sur funcionan de dos formas muy distintas. Según dijo, la administración del sur había cometido tres fallos importantes que él podía explicar de forma muy sencilla. El primer fallo era que había sido incapaz de crear industrias o reinventar las existentes. En segundo lugar señaló que el poco empleo que se crea es público, y en tercer lugar acabó con una frase lapidaria: “han sido incapaces de incentivar la emigración hacia el norte porque cuando una nación o región es incapaz de exportar bienes, tiene que exportar personas”.

Aún siendo consciente de que mi nivel académico nada tiene que ver con el del afamado profesor y que estas líneas las leerán menos del 0,01% de las personas que le oyeron, no quiero dejar pasar la ocasión para contestarle desde aquí.

Es cierto que el tejido industrial en Andalucía está muy por debajo de Madrid, Cataluña o País Vasco, pero no es menos cierto que no han sido precisamente las administraciones regionales de esas comunidades las que han invertido y fomentado esa industria. Desde tiempos inmemorables -con y sin democracia- se han inyectado desde el gobierno central ingentes cantidades de dinero en según qué regiones para tenerlas calladitas y que sus ciudadanos no reivindicaran libertad y autogobierno. Estoy convencido de que el profesor es consciente de esto, como sin duda debe ser consciente de que la industria turística andaluza es un motor económico de primer orden en España.

Por otro lado me llamó la atención la afirmación de que el empleo que se crea aquí es público.

Según datos de la EPA, tan solo cinco CCAA han crecido en funcionarios públicos durante el pasado año, a saber, Asturias, Cataluña, La Rioja, Aragón y País Vasco. Hasta donde yo estudié, ninguna de ellas pertenece a lo que podemos llamar “el sur”. Existe también un informe elaborado por Adecco, que al parecer el profesor desconoce, según el cuál Andalucía se ha situado en el pasado año 2012 como la tercera comunidad autónoma española con más oferta de empleo cualificado, alcanzando el 11,4% del total de España. Hago hincapié en “cualificado”, no me vayan a pensar que aquí solo se trabaja en el campo.

Y para finalizar me gustaría decirle al Sr. Bernardos que, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio, Andalucía es así mismo la tercera comunidad española en cuanto a volumen de exportaciones de bienes se refiere, con 1.988 millones de euros. Por tanto, sí existe una industria exportadora consolidada, pero en el hipotético caso de que esto no fuera así, los ciudadanos no somos mercancía, profesor, detrás de cada caso de emigración, detrás de cada caso de movilidad exterior -como lo llama el gobierno- o de cada exportación de personas – como lo llama usted-, se esconde un auténtico drama familiar y social. Estamos hablando de familias que se rompen cuando tienen que salir y familias que se vuelven a romper en muchos casos cuando deciden volver, al tener sus hijos o nietos arraigo en el lugar al que han emigrado. Evidentemente no vivimos en el paraíso ni el caminar diario aquí es un camino de rosas, pero la solución no es enviar a seis millones de españoles fuera para dejar la tasa de desempleo en cero. La solución no puede ser incentivar para que los andaluces vuelvan a hacer sus maletitas para emigrar a otras comunidades que puedan progresar y generar riqueza, gracias a nuestra mano de obra barata, dejando que nuestra tierra se desangre. La solución debe pasar irremediablemente por apostar por la formación, hacer que el crédito vuelva a fluir, incentivar a las empresas para originar ese tejido industrial, ofrecer ayudas a la creación de nuevas empresas y fomentar políticas activas de empleo y todo esto, profesor, compete bastante más al gobierno central que al autonómico.

Futuro secuestrado #paro #báñez

 

Aunque es la Sra. Báñez la que oficialmente ejerce y cobra como ministra de #Empleo y Seguridad Social, sin duda es el Sr. Rosell, presidente de la Confederación de Empresarios, quien de forma oficiosa y desde la sombra maneja los hilos de ese Ministerio utilizándolo como una herramienta perfecta al servicio de la patronal.

La reforma laboral aprobada por el gobierno del PP en febrero de 2012 solo ha servido para destruir empleo, gracias al abaratamiento del despido, y forzar a miles de españoles a hacer las maletas en busca de un futuro en el extranjero que aquí le niegan. Esta reforma, hecha en total connivencia con los empresarios, no solo no ha servido para crear empleo -algo que se veía venir de lejos- sino que fue recibida por la #CEOE con una cerrada ovación ya que plasmaba en un decreto ley todo aquello que venían reclamando y que tantos años de lucha costó conseguir por parte de los trabajadores. Igualmente se veía venir que el presidente de la patronal no se detendría aquí. Sabiendo de la debilidad de este gobierno y de los favores que deben a muchos empresarios, estaba claro que no soltarían la presa tan fácilmente y tan solo era cuestión de tiempo en volver a querer dar una vuelta de tuerca más.

El 19 de agosto #Rosell sugería rebajar los modelos de contrato de los 41 actuales a cuatro o cinco entre los que habrían “con y sin bonificación” a la vez que planteaba menos privilegios para los indefinidos. Hoy, tan solo 10 días después, la ministra de Empleo ha anunciado punto por punto lo que desde la patronal “sugerían” demostrando una vez más quién lleva las riendas de dicho Ministerio. Puestos a recortar y ahorrar en gastos inútiles sugiero la supresión del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para que desde la CEOE sigan haciendo exactamente lo que están haciendo hasta la fecha: decidir qué derechos adquiridos le quitan a los trabajadores.

Desde el inicio de la crisis el número de españoles que han decidido probar suerte en otros países se ha incrementado en un 41%, la mayoría de ellos jóvenes, preparados y la inmensa mayoría de ellos, universitarios. Un país con una tasa de desempleo juvenil del 56,14%, que cada paso que da es para ayudar a las empresas a contratar y despedir de forma más barata y que ha recortado de forma escandalosa en I+D, no solo no es un lugar apetecible para vivir, sino que me imagino que no volverán fácilmente para volver a ser engañados. El fomento de la emigración propiciado por las políticas de (des)empleo, eso que Fátima Báñez bautizó como “movilidad exterior”, no es más que un plan perfectamente diseñado con la idea de rebajar la tasa de desempleo a base de secuestrarles y robarles a nuestros jóvenes su futuro enviándolos al exilio. De otra forma es imposible explicar lo que está haciendo Rajoy y sus acólitos con los ciudadanos.

 

Artículos relacionados:

El Gobierno tilda de esperanzadores los datos de paro y afiliación y la oposición se muestra escéptica  Expansión
La afiliación a la Seguridad Social cae en agosto tras cinco meses al alza El País.
El paro registrado cae en 31 personas, la primera bajada en agosto desde el año 2000 RTVE
El PSOE acusa al PP de “trampear” los datos del paro de agosto Público

 

El Gobierno nos ha hypeado con los datos del paro

 

¿Ha empezado el Gobierno una nueva estrategia de marketing? Consciente o inconscientemente el Gobierno nos ha hypeado, pero ¿qué es hypear?

Hypear es una técnica que usa en el lanzamiento de productos, que traducido a palabras corrientes es crear expectación. Dicha técnica consiste en ir generando expectativas sobre un juego, una película, un producto, … para crear en el consumidor la necesidad de consumir dicho producto y el rey en esto es Apple. Cada vez que van a lanzar un nuevo iphone generan una cantidad de expectativas tal que en algunas ocasiones, como su última versión crean el efecto contrario, decepción porque se esperaba más de lo que se lanzó.

Foto: teinteresa.es
Foto: teinteresa.es

¿Y qué es lo que ha hecho el Gobierno de @MarianoRajoy? Se ha pasado una semana diciendo que los datos del paro iban a ser buenos, que se esperaba un signo de recuperación y que había que tener paciencia porque las cosas se estaban haciendo bien, el Gobierno nos hypea con las expectativas de unos buenos datos de paro pero nos oculta que en este mes de mayo y junio el dato suele ser bueno, eso sí ha sido el mejor de los últimos “mayos” y lleva 3 meses bajando.

 

Gráfico: Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Gráfico: Ministerio de Empleo y Seguridad Social

 

Decía Fátima Báñez, a la que le ha cambiado el gesto con estos últimos datos y ya hasta sonríe, en el Foro de Nueva Economía que los datos eran “buenos y esperanzadores” y que “animaban” al Gobierno a seguir trabajando. ¿Qué hace Fáñez con estas palabras? Intentar generar confianza en el ciudadano, dar apoyo a las medidas que han tomado con el refuerzo de los datos, en resumen generando expectativas.

Veamos a Fátima Báñez hypeando:

¿Habrá contratado una agencia de marketing o será solo una casualidad de la desesperación por los datos económicos?

Los mayas tenían razón

Ese mundo que garantizaba justicia, Estado de bienestar, equidad e igualdad de oportunidad para todos, ha sido fulminado por unas políticas abiertamente neoliberales que no solo tenían bien escondidas en el fondo de un cajón, sino que además negaron públicamente en infinidad de ocasiones.

Los primeros días del Año Mariano nos hicieron temer lo peor cuando anunció el presidente del gobierno que iba a verse forzado a acometer medidas que no tenía previstas al ser el déficit más alto de lo que él creía, aunque omitiendo de forma torticera el dato de que las Comunidades que más habían contribuido a esa desviación, falseando las cifras y ocultando facturas, habían sido Castilla y León, Valencia y Madrid. Casualmente CCAA gobernadas por el PP.

“El Estado de bienestar es insostenible”, decía Aznar desde su Fundación FAES y Mariano, su brazo ejecutor, se puso manos a la obra.

Hasta un mes antes de la subida del IVA, Rajoy seguía negando este hecho. “Subir el IVA es un disparate, es el sablazo del mal gobernante”, aseguraba cuando estaba en la oposición. ¿Qué pensará cuando se ve en esos mítines gritando “¡No más IVA!”? ¿Pensará algo?

¿Sentirá vergüenza recordando esa foto que una mañana de enero de 2010 se hizo ante la cola de una oficina del INEM diciendo “cuando yo gobierne se acabará el paro”? Ya vamos por 6 millones de parados, la mayor tasa de paro de toda la OCDE, consecuencia directa de su reforma laboral.

“No habrá ningún rescate a la banca española”, sentenciaba el 28 de mayo. El 9 de junio se pidió dicho rescate.

El “si hay algo que no tocaré serán las pensiones, porque el pensionista es la persona más indefensa”, lo cambió por un “lo hemos intentado, pero no ha sido posible” tan solo unos días después de celebrarse las elecciones catalanas.

Copago de medicamentos, ambulancias, prótesis, tasas judiciales, recortes en servicios sociales, Educación, Cultura, I+D+i, subida del paro, aumento de la deuda, ayudas a los grandes defraudadores, amnistías a políticos y empresarios corruptos….

Ayer, 28 de diciembre, coincidiendo con el día de los Santos Inocentes, el Sr. Rajoy tuvo a bien dar una rueda de prensa para hacer balance de su primer año de “gestión”, ese ya famoso Primer Año Mariano, y lo oído no pudo ser más decepcionante. La primera frase fue para recordar la herencia recibida (“conozco perfectamente la situación del país y no me voy a quejar de la herencia recibida”, decía poco antes de las elecciones) para, a continuación dar las gracias a los españoles por los sacrificios que estaban haciendo. Gracias a estos sacrificios, dijo, la confianza exterior hacia España había mejorado. Pues bien, como seguramente sabrán, el mejor termómetro para medir esa confianza es la prima de riesgo y en estos momentos está 100 puntos por encima de cómo se la encontró; es decir, hemos perdido 100 puntos de confianza gracias a sus recortes y nuestros sacrificios. Todo un logro.

Asimismo dijo el buen hombre que “a día de hoy” no se plantea una nueva subida de IVA, lo que significa que a buen seguro volverá a subirlo para contentar a la Sra. Merkel, y que los números de paro “han mejorado”. Se podría volver a levantar a las 7 de la mañana y contarles eso a los que estén en la cola de la misma oficina del INEM que visitó hace ahora casi tres años.

Ni este artículo, ni veinte como este, dan para enumerar todas las mentiras que nos ha ido contando Mariano durante su primer año, pero algunos, incluso sin ser maya, ya lo veíamos venir y lo avisamos.

Campeones de la Championes League del paro

Enhorabuena. Somos los campeones de Europa. La pena es que no estoy hablando de fútbol, sino de paro. Durante el último año en el conjunto de la Eurozona ha habido 1.700.000 desempleados, de los cuales 789.000 son españoles. Es decir, casi la mitad los aporta nuestro país.

 

De nada sirve lamentarse, de nada vale tirarse los trastos a la cabeza sobre si las culpas son de un partido político o de otro. Los parados no son de de nadie. Son un drama social al que todos y cada uno de nosotros tenemos que prestar especial atención.

Un país en el que no hay trabajo, es un país sin futuro. Un país en el que la población activa no tiene esperanzas de encontrar un empleo, es un Estado que tiene pocas posibilidades de salir adelante. Y en esto empezamos a rozar ya cotas preocupantes: según Randstad, cuatro de cada diez personas que tienen trabajo, tienen miedo a perderlo. Y además, los jóvenes ven con menor claridad su futuro que aquellos que ya son “seniors”.

La verdad es que no es de extrañar. Basta con mirar las cifras que ofrece Eurostat esta mañana: El 51% de los menores de 25 está en paro, frente al 22.1% de la zona Euro. Un panorama desalentador para los jóvenes, que cada vez miran con más ganas la salida al exterior como una forma de ganarse la vida.

 

En ocasiones se nos llena la boca dando lecciones sobre cómo ha cambiado o va a cambiar la manera de buscar empleo. Seremos pluriempleados, autónomos, buscaremos las sinergias para ver en qué podemos aportar cada uno. Algo que, sin duda, nos dicen los expertos, ayudará a fomentar el emprendimiento. Todo esto es cierto, pero no parece que sea suficiente.  Y si no, escuchad lo que nos dicen los estudiantes en una tertulia que hemos mantenido este miércoles en Primera Hora.

Ha llegado el momento de parar el balón. Mirar a nuestro alrededor y plantearnos qué queremos hacer con nuestro mercado laboral. No hablo ya de un diálogo social, que permita un acuerdo entre las partes para reformar la Ley. Hablo de algo más profundo: reforma laboral, políticas de empleo y educación. Contando para ello con todos los Partidos, Sindicatos, Estudiantes, Patronal, Universidades, centros de formación profesional, profesores, Institutos…

Puede parecer una ilusión. De hecho, me temo que lo es. Pero no nos queda más remedio que hacerlo con urgencia, de lo contrario, corremos el riesgo –como ya hay quien alerta- de crear una auténtica generación perdida.

La oportunidad que merece España

Publicado originalmente en la Cadena SER

Apenas quedan tres semanas para que se celebren elecciones generales en España. En un momento de grave deterioro de la economía española y de alarmante cuestionamiento de la clase política, en las próximas elecciones está en juego la recuperación de la senda de progreso y crecimiento de la que tanto han alejado nuestro país en los últimos años la ineficaz gestión del PSOE.

Los españoles tienen la responsabilidad de decidir el equipo de personas y el programa de gobierno que deberá sacar a España de esta situación de crisis; de elegir entre dos modelos diferentes.

Por una parte, el Partido Socialista que, tras dos legislaturas de calamitosos resultados por todos conocidos, acaba de desvelar su lema de campaña. Y es toda una declaración de intenciones: PELEA. El PSOE de Rubalcaba, el de la crispación como manera de gobernar, el responsable de los cinco millones de parados, de la tasa de paro juvenil más alta de la UE, de la negación de la crisis, de la congelación de las pensiones y la rebaja de los salarios, de la destrucción de las ilusiones de muchos españoles nos ofrece la “pelea” como única solución para los próximos años. Es decir, para crear empleo, disputa; para salir de la crisis, enfrentamiento; o como reconoció su todavía secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, para ganar las elecciones, tensión y dramatismo.

Frente a esto, el Partido Popular ofrece una fórmula de eficacia probada, de ideas y medidas que ya sacaron a nuestro país de la crisis e hicieron que diera un salto cuantitativo y cualitativo entre 1996 y 2004. Nada de experimentos porque se trata de lo que ya funcionó, lo que funciona legislatura tras legislatura en la Comunidad de Madrid, con Esperanza Aguirre a la cabeza, o lo que aplican otros presidentes autonómicos del Partido Popular allá donde gobiernan: confianza, austeridad y eficacia, con el ciudadano en el centro de sus políticas.

Para que España vuelva a ocupar el lugar que le corresponde en Europa, es necesario un Gobierno formado por personas sensatas, honestas y preparadas. Responsables competentes en las administraciones, como aquellos que hicieron del país la envidia de Europa, y no como quienes nos han colocado en el furgón de cola.

Yo quiero una España próspera donde los ciudadanos trabajen y paguen sus impuestos, donde los emprendedores creen empleo y dinamicen la economía. Quiero un país con gobernantes que gobiernen y no pospongan la toma de decisiones hasta lo irresponsable, en el que las gasolineras se utilicen para repostar y no para celebrar siniestras reuniones.

España merece una oportunidad para demostrar que es capaz de volver a estar a la cabeza del desarrollo económico. Por desgracia, ha sido mucho el tiempo perdido, pero ha llegado la hora de apostar por políticas eficaces. Y la experiencia nos demuestra que sólo el Partido Popular es capaz de impulsar una recuperación de la crisis que, no será fácil, pero terminará en éxito, traducido en progreso y bienestar para los españoles.