Archivo de la etiqueta: políticos

Paraíso de aforados

Es mucho lo que se ha hablado estos días sobre la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial por la cual se incluyen como nuevo aforados ante el Tribunal Supremo a la Reina y a los Príncipes de Asturias. Al igual que ocurre con los indultos, es difícil explicar en una sociedad moderna y en una democracia que se supone transparente e igualitaria, este tipo de privilegios que algunos disfrutan. Estas situaciones siempre nos llevan irremediablemente a formularnos la misma pregunta: ¿Cuántos son en realidad?

Lamentablemente, como pasa cuando tratamos de averiguar cuántos políticos o funcionarios existen realmente, nos topamos con cifras muy dispares. Parece imposible saber el número de personas que gozan de esta concesión gratuita y eso, de por sí, es otra muestra más de la opacidad que sufrimos en esta supuesta democracia. No logro entender por qué, si este privilegio está amparado por la Constitución y los diferentes Estatutos de Autonomía, no podemos saber exactamente de qué cantidad de personas estamos hablando. El abanico que se abre al intentar llegar a esa cifra es enorme. El número que más se repite es el de 10.000, aunque si incluimos a los Miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que también disfrutan de una consideración especial, el dato se elevaría hasta los 250.000.

Lo que sí sabemos con exactitud, y sin temor a equivocarnos, es el número de aforados en otros países. En esa línea es Francia la que sin duda se lleva la palma con la friolera de diez aforados (Presidente de la República, el Primer Ministro y sus Ministros). En Portugal e Italia esa cifra se reduce a un solo aforado, el Presidente de la República. En Alemania, como pasa en el Reino Unido o en los EEUU, esta figura no existe. El número de aforados es cero. Es decir, en estos países, a excepción de los poquísimos aforados, son todos juzgados como cualquier otro ciudadano. Quizá eso explique que en los demás países los políticos sí dimiten.
Si el aforamiento fuese disciplina olímpica, sin duda no habría forma de robarnos la medalla de oro. Miembros del Gobierno, senadores, diputados, altos cargos, además del Rey y los tres miembros de la realeza incluidos recientemente son algunos ejemplos de aforados que tenemos en España. Por otro lado también tenemos casos más curiosos como los vocales del Poder Judicial, los magistrados del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional, los Presidentes de los TSJ, los Fiscales de Sala del TS y de la Audiencia Nacional, por no hablar del Defensor del Pueblo -incluidos sus adjuntos-, de los Consejeros del Tribunal de Cuentas, de los del Consejo de Estado, los Generales del Ejército, los Almirantes, el Fiscal Togado, los Defensores del Pueblo autonómicos…. y los miembros de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y hasta la Policía Local. Unos aforados al TS, otros a los TSJ y otros a las AP, pero todos con idéntico privilegio. Existe, además, otro asunto por el que se ha pasado de
puntillas pero de una vital importancia: con la nueva reforma el aforamiento será un derecho vitalicio. O dicho de otra manera, el aforamiento continuará cuando dejen el cargo si el delito se cometió durante su ejercicio.

Si, según el artículo 114 de la Constitución, todos los españoles somos iguales ante la Ley, alguien debería explicar por qué una serie de personas tienen el privilegio de ser juzgados por los jueces que ellos mismos han elegido a dedo y a poder declarar desde sus propios despachos y por escrito. Porque, que a nadie se le olvide, no son más que nuestros representantes en las instituciones. En cierta medida los podemos considerar nuestros empleados, y una cosa es que paguemos muy bien a nuestros trabajadores, y otra cosa muy distinta es que gocen de unos privilegios procesales-penales que van en contra de la propia esencia de la Constitución y de las más elementales reglas democráticas.

Comentando el artículo: De solución al problema | Política | EL PAÍS

Foto: FCastellanos

Os dejo un comentario del vicepresidente de Metroscopia publicado en el País. En este articulo interpreta de las encuestas lo que la gente quiere para el país (hablo del Estado español, o para el Reino de Españ

a…). Sus tres conclusiones son nuevos liderazgos, un gobierno de concentración nacional y mantener la actual democracia.

Sinceramente, creo que este articulo interpretativo, tiene cifras interesantes, pero le faltan las preguntas correctas.

Básicamente qué opinamos sobre las listas cerradas de los partidos políticos? Yo opino que eso no es DEMOCRACIA.

Qué opinamos sobre el cupo fiscal vasco y navarro? Pues que eso no es DEMOCRACIA. Pues no somos todos iguales ante la ley si no pagamos los mismos impuestos. Pero nadie se queja, y eso no sale en las encuestas de Metroscopia? O es que sencillamente no lo preguntan?

Qué opinamos sobre las autonomías? La mayoría pensamos que son redundantes, costosas, mal gestionadas, y que ya va siendo hora de que el gobierno central recupere competencias. Sobre todo para centralizar compras (vacunas, medicamentos), establecer justicia sin variabilidades geográficas (eliminando los tribunales superiores de justicia de cada comunidad que pretenden cuestionar al TSJ), y estableciendo un modelo EDUCATIVO ÚNICO para todos (basta ya de educar a distintas velocidades y en idiomas no útiles para el futuro y presente de nuestros ciudadanos. Todo los españoles con tres idiomas español, ingles y alemán. Nuestro futuro sería muy distinto).

Qué opinamos sobre la ley electoral? Esta es de las que más me gustan. Todo el mundo quiere reformarla menos los dos que se benefician de ella, PP y PSOE. Rosa Díez con los mas votos que Amaiur en las pasadas elecciones, tiene menos diputados. Olé y olé… Me encanta. Un niño en el colegio preguntaría qué matemáticas son esas? Y explicarlo cuesta. Sencillamente propongo que un partido político que no saque representación en 3 o 4 comunidades autónomas (mientras existan) no pueda representar a nadie en el congreso de los diputados. Si quieren regionalismos que se vayan al Senado.

Que opinamos sobre el Senado? Me encantaría saber qué opinan los senadores. Pero en su fuero interno sabemos que es un lugar donde se premian las gestas políticas realizadas a lo largo de la vida. Un cementerio de elefantes con ninguna función.

Qué opinamos sobre la educación? Pues que no debería haber una facultad por municipio. Que deberíamos subir el nivel de las universidades. Que deberíamos aparecer en los rankings mundiales (en los que no hay ninguna universidad española entre las 100 primeras del mundo). Que deberíamos fomentar la investigación con la creación de patentes, pues ese es el resultado final de la investigación, mejorar la sociedad. Que la empresa privada debe participar para dirigir los estudios que se realizan en la universidad hacia sus necesidades. Y así mejoraríamos nuestro nivel. Modelo americano de investigación y aplicación directa de lo investigado.

Y me dejo lo mejor para el final. Qué opinamos sobre la RESPONSABILIDAD DE NUESTROS POLÍTICOS?

Buff esta es la buena. Son responsables de algo de lo que nos ocurre? Están preparados para asumir las responsabilidades. Pues como todo en la vida, depende.

Si son responsables. Y si un político, por ganar unas elecciones, miente a los españoles sobre el déficit de su país o de su comunidad autónoma, eso debe tener consecuencias. Políticas y penales. Las primeras son no cobrar las pensiones previstas para su retiro (seguro que se piensan mejor lo que dicen o hacen) y las segundas para mi imprescindibles. El que juega con fuego debe quemarse y DEBEMOS EJEMPLARIZAR, para que los que vengan detrás sepan lo que les puede ocurrir.

Los políticos según Sócrates (Platón, La República) deben tener mas de 50 años. La vida solucionada, experiencia… Vamos deben tener un prestigio de años, tras haber pasado por mil experiencias antes de decidir sobre el futuro de los demás. Esa experiencia en la vida privada podrá después aplicarla a la vida publica.

Pero los políticos deben estar formados. Es increíble que a estas alturas no tengamos un presidente de gobierno que por lo menos hable ingles. Qué ejemplo para el resto de jóvenes! Pero lo peor no es eso, hay políticos de menos de 35 años en el congreso o en el Senado, sin ninguna experiencia laboral. Hay políticos de todas las edades sin estudios universitarios. Y hay montones de universitarios con experiencia laboral en la calle. Esos que los partidos políticos no promocionan. Esos que los partidos políticos consideran peligrosos, porque pueden pensar, incluso distinto a lo que opina el líder. Madre mía, pensar es ir contracorriente.

Pero después de cuatro años organizando una Escuela de Formación Sociopolitica en la Comunidad Valenciana, yo sigo pensando. Tengo estudios universitarios, hablo idiomas, tengo experiencia. Y sigo pensando que hay gente mejor que yo para decidir sobre los destinos de nuestros compatriotas.  Solo hay que buscarles, alentarles, financiarles. Y desde luego salir de los entornos establecidos, los partidos políticos viciados, las patronales arcaicas y los sindicatos comprados y extorsionadores.

Esas son mis conclusiones al articulo que abajo os adjunto. No es malo, pero sus conclusiones son escasas, intencionadas, y las preguntas que realiza y que luego contesta seguramente insuficientes.

Existe un futuro, que debemos construirlo nosotros y hacerlo sobre nuevos cimientos.

(os ruego disculpéis la ortografía y los signos, he escrito todo esto con el movil).

 

Extracto del artículo referido

De solución a problemaLa opinión pública española constituye un eficiente sensor para calibrar el estado global de la situación económica. Así, desde 1997 y hasta finales de 2007 —el mayor ciclo expansivo de la democracia—, eran más los españoles que evaluaban positivamente la situación de la economía que quienes hacían lo contrario. Esta tendencia se quebró en noviembre de 2007, justo cuando la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos comenzaba a extenderse por todo el mundo. Desde entonces, las evaluaciones negativas han ido en aumento: no solo superaron a las positivas, sino que han llegado a suponer la práctica unanimidad: un 97%, según el último dato disponible. Continuar leyendo el artículo en @el_pais